La misericordia de Dios sobrenatural

0
1592
La misericordia de Dios sobrenatural

La misericordia de Dios sobrenatural

Hoy de hablaremos de: “La misericordia de Dios sobrenatural”; esto es algo que gozamos todos los seremos humanos y qué bueno sería darle el valor que merece.

Los hijos de Efraín, arqueros armados, volvieron las espaldas el día de la batalla, no guardaron el pacto de Dios, ni quisieron andar en su ley.

Hay algunos estudiosos que han ubicado la interpretación de este texto en otras circunstancias.

Pero hay otros intérpretes que cuando hablan de los hijos de Efraín, explican que armados volvieron las espaldas el día de la batalla.

Se refiere en aquella época cuando los israelitas perdieron el arca del pacto frente a los filisteos.

Efraín es el segundo hijo de José, recibe una bendición mayor de su abuelo Israel en el momento en que José trae a sus hijos sabiendo que Israel iba a morir.

Le trae a Efraín y Manases, entonces cuando Israel va a transmitir la bendición a los hijos de José.

Él pone su mano derecha sobre el menor, y su mano izquierda sobre el mayor.

Se había creído que donde pusiere su mano derecha y, bendijera iba a ser prosperado poderosamente.

Parece ser que Israel cruzó sus manos, entonces en el libro de Génesis uno encuentra que José.

Como que se indignó y trató de quitar las manos y ubicarlas la mano derecha en el mayor y la mano izquierda en el menor.

Entonces le dice: “Padre, lo que pasa es que es invertido, como has puesto tus manos” e Israel le dice:

“Tranquilo hijo mío yo sé, pero es que Dios ha querido bendecir en gran manera al menor”.

Y Efraín es incluido en las tribus de Israel y Manases también, cada uno recibió una porción de tierra como las demás tribus y fueron asignadas.

Pero Efraín recibió una grande porción de la tierra prometida, se cree que tenía alrededor de 55 millas de largo y 30 millas de ancho.

Cuando se posesionaron sobre la tierra prometida, el arca del pacto y el tabernáculo que habían traído en el desierto lo ubicaron en las tierras de Efraín, de tal manera que Efraín había recibido esa bendición.

El trabajo de Efraín por cuestiones geográficas  era cuidar el tabernáculo, el arca del pacto y lo que tenía que ver con la gloria de Dios.

El Arca del pacto era un pequeño mobiliario, estaba en el lugar más santo del tabernáculo y se le llamaba el lugar santísimo.

Después de que el templo de Salomón fue construido, el arca del pacto la metieron donde estaba el trono de misericordia.

Allí descendía la gloria de Dios en forma de nube y la presencia de Dios estaba con su pueblo.

Dentro del arca del pacto estaba el maná, con el cual Dios alimentó a Israel por largos años en el desierto.

En el arca del pacto estaba la vara de Aarón que reverdeció, determinaba y demostraba la autoridad sacerdotal.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

La tercera cosa que estaba el arca del pacto eran los 10 mandamientos que representa la palabra de Dios.

Este pequeño mueble era el más importante que había en todo Israel, porque allí estaba la gloria de Dios.

Cuando los israelitas iban a las batallas siempre llevaban el arca del pacto.

A la tribu de Leví se les dio la bendición de administrar todo lo sagrado.

Pero dentro de las familias de Leví había una familia que se llamaba coatitas los hijos de Coat.

Vea también: Un Dios lleno de misericordia

Ellos estaban encargados única y exclusivamente de cargar el arca, había otras familias levíticas, pero se encargaban de las cortinas, de los otros muebles.

Los coatitas estaban encargados de meter unas varas sobre unas argollas que tenía alrededor el arca, metían estas varas, alzaban el arca y la llevaban sobre sus hombros.

Ellos no podían tocar el arca, no podían ver lo que había dentro del arca, porque morían, pero tenían el privilegio de llevar la gloria de Dios en sus hombros.

El arca del pacto era el mueble más importante que había en todo Israel, cada vez que los judíos o los israelitas iban a las batallas, allá iban los coatitas con el arca sobre sus hombros.

Cuando fueron a cruzar el Jordán lo primero que iba adelante era el arca.

Cuando destruyeron los muros de Jericó y cuando dieron las 13 vueltas, antes de cualquier cosa lo primero que iba era el arca.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La misericordia de Dios sobrenatural.

La fama del arca se difundió sobre toda la tierra de Canaán, los filisteos supieron que algo sucedía cuando el arca llegaba a las guerras.

La Biblia habla que en los tiempos de Elí estaban ahí en la batalla y ellos no habían podido derrotar a los filisteos.

Pero cuando llegó el arca hasta la guerra, los israelitas dieron un grito de victoria que hicieron temblar la tierra.

Y los filisteos se llenaron de temor y les dijeron: es que trajeron el arca del pacto y ¿Qué hay en el arca? Está la presencia del Dios de los israelitas y decían ¡Ay de nosotros!

El arca representaba más que un mueble, representaba el poder, los milagros, lo sobrenatural de Dios.

Porque ellos humanamente no podían hacer nada, pero Dios hacía cosas grandes en medio de ellos.

La tribu de Efraín tenía la responsabilidad de cuidar el arca, pero cuando Dios más los necesitó.

Se regresaron y los filisteos capturaron el arca, ellos se cansaron de depender del Espíritu y comenzaron a depender de la carne.

Cuando dejamos de depender del Espíritu de Dios, lo que viene es miseria, derrota, ruina, dolor y fracaso.

Pero cuando seguimos dependiendo del Espíritu de Dios hay grito de victoria, de alabanza.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La misericordia de Dios sobrenatural.

Porque no es por nuestra fuerza es por el Espíritu de Dios que está dentro de la iglesia.

Estamos en la dispensación del Espíritu Santo, la unción no es opcional, el Espíritu Santo no es opcional es algo obligatorio, no vamos a existir si Dios no se mueve en nuestras vidas.

“No es con espada, ni con fuerza sino con mi Espíritu ha dicho Jehová de los ejércitos”.

Vea también: El amor de Dios es sobrenatural

Yo estoy de acuerdo en los cambios en los cultos juveniles para llamar la atención de nuestros jóvenes, pero algunos han ido al extremo y han comenzado a hacer solo obras teatrales para que los jóvenes se sientan bien.

Otros empiezan hacer conciertos con humito y con luces prende y apaga.

Nada va a cautivar nuestra generación si no viene el poder de lo alto, si el Espíritu de Dios no los toca, nada los va a cambiar. Démosle importancia al bautismo del Espíritu Santo, sí existe.

Nadie puede hacer nada por el hombre, sino el que lo creó y el que lo creó está con nosotros. Dependamos de la misericordia de Dios sobrenatural.

Por: Carlos Arciniega

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.