Construyendo puentes o barreras

Construyendo puentes o barreras

Construyendo puentes o barreras

Ningún padre estudió para hacerlo, pero como padres debemos darlo todo por nuestros hijos y en nuestro hogar, luchar por ellos y aportarles comunicación, testimonio, afecto, tiempo y lo más importante aportarles a Jesucristo. Hablaremos sobre el tema: “Construyendo puentes o barreras”.

El mejor terreno para sembrar es la familia, ya que en todo tiempo se puede sembrar, uno mira la parte de los cultivos y no en todo tiempo se puede sembrar.

Es cierto que en todo terreno no se puede sembrar toda clase de semilla, pero si hay algo que estamos seguros.

Es que en ese terreno llamado familia se puede sembrar en todo tiempo y cualquier momento.

¿Estamos construyendo puentes o barreras?

Tenemos que hacer una autoevaluación, si estamos construyendo cosas que nos unan o barreras que nos separen.

Elementos que sirven para la construcción:

  • La comunicación

Todos sabemos que hay comunicación escrita o verbal.

Pero la comunicación es un elemento que nos une o que nos separa, si no la sabemos aplicar.

¿Cuántas veces fue creada la tecnología para unir? pero muchas veces esto nos está separando.

Ya cada uno está metido en eso y si todos tienen celular, comen con el celular ahí y a veces se mandan mensajes entre ellos mismos en la mesa.

Parece que esto de la comunicación en vez de acercar está alejando, no es que sea malo.

Hay que pensar en cómo nos estamos comunicando con nuestra familia, si estamos aplicando una comunicación asertiva.

Qué lenguaje estamos utilizando con nuestra familia, sería bueno que volviéramos a mirarnos a los ojos.

Decir un te quiero sin abrir los ojos, volvamos a reconstruir este puente, charlemos con nuestra familia.

  • El testimonio

A veces manejamos hasta 3 y 4 personalidades, cuando nosotros somos nueva criatura.

Nosotros tenemos que ser de un solo nivel, un solo testimonio, o somos de Cristo o no somos.

O testificamos que somos de Cristo o no testificamos, en la iglesia dicen palabras angelicales y en la casa dicen palabras infernales, en la iglesia son tan amables, pero en casa nadie las conoce.

Vea también: Cómo ser un buen padre de familia

Tenemos que aprender a manejar un solo testimonio y es el testimonio de Cristo.

Lo que somos en la iglesia lo debemos ser en la casa, los únicos que saben quiénes son sus papás, son los hijos.

La Biblia dice, que si no proveemos con lo del hogar negamos la fe.

Tenemos que tener un testimonio ejemplar, lo mejor es nuestra familia, que bueno cuando uno se siente orgulloso de lo que se tiene en casa.

Primero los suyos, tu testimonio debe ser ejemplar en tu casa primero y luego los demás.

De lo contrario, estamos creando barreras.

  • El afecto

No solo en la etapa de la niñez, muchos adolescentes están necesitando afecto, hay que entender que ya no piensa igual que el niño.

Él no quiere que lo siente al lado suyo, pero él si espera que esté con él, que mamá esté con él.

Y aun cuando crecemos nos gusta el afecto de nuestros viejos, es un abrazo tan diferente a los demás abrazos, dediquémosle tiempo a nuestros hijos.

Cuánto hace que no abrazamos a nuestros hijos, cuántos se casan y se van y uno quisiera que volvieran a casa.

Pero ya no van a volver, es un ciclo de la vida, pero no los aprovechaste cuando debías aprovecharlos y no es que no quieran afecto.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Nosotros dejamos de vivir cosas lindas por miles de prejuicios, nosotros ya no vamos casi a un parque, salimos corriendo de un salón para el otro.

No nos decimos un te quiero y algunos ya se les ha olvidado hasta decir un te amo.

A veces nos perdemos momentos como estos, somos buenos cristianos.

Leemos la Biblia pero nos olvidaos de vivir en familia, nos toca salvar nuestra familia de nuevo.

  • El tiempo

Ya no hay tiempo, todos vivimos de carrera, saquemos tiempo para ir a un parque a recrearnos en familia, pasar tiempo en familia.

No se trata de prohibir porque lo prohibido es lo más deseado.

Explique con argumentos no con prohibiciones, ya no estamos para andar con prohibiciones, estamos para enseñar, sensibilizar y que tomen conciencia.

No se trata de que vamos a tener conducta de creyentes, es que sean, necesitamos es sentir a Cristo, no tener comportamientos cristianos simplemente.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Cuando uno se enamora y siente a Cristo uno deja las otras cosas como resultado.

Entonces no se trata de prohibiciones, pero si él lo aprende como persona eso, nada lo cambiará.

Vea también: Vivir en familia pero vivir bien

Dios no vino a que aprendiéramos hacer comportamientos sino sentirlo y cuando lo sentimos a él, viene otro resultado que es hacer las cosas.

Dediquémosle tiempo a nuestros hijos al paso de los niños dice la Biblia.

  • Jesucristo

Es el punto central del puente, si nosotros fuéramos borrachos le enseñaríamos a beber a nuestros hijos.

Nosotros somos hijos de Dios y como tal debemos enseñarles que el autor y consumador de toda nuestra vida tiene un nombre propio.

Se llama Jesucristo, él es nuestro guía, principio, salvación, nuestra comida, nuestro sustento, es todo.

Jesucristo es el mejor puente, hay cosas que se nos salen de las manos, tenemos que decir ¡Jesucristo ayúdanos!

Tenemos que doblar rodillas, levantar el altar familiar, nos toca sacar un tiempo en familia para invitar a Jesucristo.

Lo que hace Dios no lo quita nadie, perdura para siempre, Dios se mete y ahí queda metido, invitemos a Jesucristo, si Dios edifica permanece.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Construyendo puentes o barreras.

Hay que orar, porque eso es lo que sabemos hacer, el único que puede ayudarnos a sacar nuestra familia adelante se llama Jesucristo.

Elementos que sirven como barreras en la construcción:

  • La indiferencia

A veces los padres somos indiferentes a nuestros hijos, nos preguntan y no escuchamos.

  • Cada uno por su lado

A veces también entre parejas cada uno anda por su lado y esto es un puente que destruye las relaciones.

  • La soledad

Casados y están solos esposos y esposas. Esto esta acabando matrimonios, hay que volver a dormir juntos porque muchas cosas en la soledad se pierdan.

  • El abandono

Muchos hijos se están criando por otros, Dios nos ayude porque necesitamos una economía, pero a veces “Es mejor un bocado seco en paz, que un poco de comida que se está perdiendo porque nadie se la come”.

Vea también: Mi familia una empresa divina

Hay funciones que no se pueden delegar, sus hijos los tiene que criar usted, cuidado con quien están criando a sus hijos, usted tiene que velar por ellos, es su responsabilidad.

Encerrémonos en el Señor que pasará todo y llegará la victoria, ser padres es como elevar una cometa y se necesita el mejor viento, ese mejor viento nosotros lo tenemos que es Jesucristo, la mejor brisa que es la iglesia.

Elevemos esa cometa que es nuestros hijos y cuando se ponga loquita volvamos el equilibrio, pero se necesita que tú la eleves, no que otro la eleve.

Si son destruidos los fundamentos, que bueno que hoy podamos construir un puente en Cristo Jesús, que nos una.

Por: German Barragán

Total Page Visits: 130 - Today Page Visits: 1