Descansar en Dios

0
1284
Descansar en Dios

Descansar en Dios

Jesús mismo dijo: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.” Mateo11:28. Que importante es que aprendamos a descansar en Dios.

Los que hemos entregado nuestra vida a Jesús, sabemos que desde ese maravilloso día sentimos descanso, es como estar en un desierto y encontrar un gran árbol para que nos dé sombra.

Sentimos que las cargas y distintas cosas que nos acribillaban, fueron quitadas de nuestros hombros, y desde ese día sentimos paz.

Esperamos que los hermanos y amigos que leen estas líneas, y que no han experimentado ese descanso, lo vivan, porque en el Señor se puede descansar.

Para que tengamos esta experiencia debemos aceptar la oferta del Señor Jesús, pero también cambiar nuestra actitud.

Todos somos seres humanos vulnerables y en cualquier momento nos puede venir un problema que nos quite la tranquilad, y nos haga sentir un gran peso, nadie está exento de esto; ninguno es un súper hombre para esquivar los problemas.

Es muy importante descansar en Dios, aunque hay escollos en nuestras vidas que pueden causar sufrimientos él nos dice:

“Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” Mateo 11:29. Aceptemos esta oferta que Jesús nos hace, con fe.

Estar siempre gozoso esta fuera de lo humanamente concebible, pero se logra comprender solo dentro de una dimensión espiritual, puede ser difícil entender.

También te puede interesar: Tú tranquilo

¿Quién puede vivir siempre gozoso si en este mundo tenemos aflicciones?, esta puede ser una de las preguntas que surjan ante lo que hoy mencionamos; y la respuesta es que nadie, porque este es un lenguaje espiritual.

“Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos!” Filipenses 4:4.

Los hombres y mujeres espirituales si entienden el lenguaje del Espíritu, Dios siempre tiene la razón, aunque no veamos lógica o no entendamos, él es un Dios de verdad.

La persona espiritual ve la vida más allá de la muerte, la muerte no es para ella un abismo oscuro y sin fondo, por el contrario, quien es espiritual ve con los ojos del alma.

“Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” Filipenses 4:6.

Este verso para la época en que estamos viviendo es un gran reto, sabemos que en este modernismo todos andamos de afán.

Todos corremos, mirando la hora, tenemos citas y compromisos, no entendemos muchas veces este verso. Debemos pedirle al Señor que nos ayude a entenderle y que nos permita ver las cosas como el las ve.

Si aprendemos a confiar totalmente en Dios descansaríamos de muchos sufrimientos, tanto físicos como psicológicos; debemos depender absolutamente de él, cuando hacemos eso, hasta nuestra salud física se beneficia.

El único que puede hacer descansar al hombre en este mundo lleno de dificultades y afanes es Dios.

Cuando se entiende el evangelio, se recibe ese gozo, esa paz, porque Dios cambia hasta nuestra manera de pensar, es fundamental descansar en Dios.

“Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado” Hebreos 4:15.

Dios nos entiende, él sabe como somos y lo que padecemos, pero podemos acercarnos al trono de la gracia para tener un oportuno socorro. En él está ese socorro y en nada mas lo tenemos.

Por muy correctos que intentemos ser, por nuestra humanidad siempre tendremos imperfecciones, pero si algo hiciste mal, no guardes esa pena moral para siempre, supérate, levántate, acepta el perdón de Dios y perdónate a ti mismo.

Vea también: Perdonar aunque nos cueste

En Cristo hay libertad, la palabra de Dios rompe ataduras y cadenas.

Muchas veces recalcamos los errores del pasado aun sabiendo que Dios ya no los tiene presente, no nos perdonamos muchas veces, y debemos hacerlo para que encontremos ese descanso que Dios ha prometido tener en él.

Si en algunas ocasiones no tenemos los resultados que esperamos, debemos aprender a aceptar que nuestra vida esta bajo la voluntad de Dios y no podemos desesperarnos por eso, de esta manera traeríamos afán a nuestras almas.

Invocando el nombre del Señor Jesús, cuando algo nos está pasando es lo que dará resultado, y debemos seguir adelante.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Los que conocemos a Dios levantamos nuestras manos y derramamos el alma en su presencia, y allí sentimos alivio ante cualquier adversidad que estemos pasando; ésta la fórmula para descansar en Dios.

Disfrutemos lo que Dios nos da, todo lo que él nos pone adelante es bendición.

La intención de estas líneas, es ayudar a alguien que se sienta cansado o desesperado, Dios puede obrar, tú necesitas descansar en Dios.

Cuando el Señor Jesús nos limpió y lavó con su sangre, retiró todo pecado e inmundicia de nuestras vidas, no sigas creyendo que tu pecado está vigente.

A libertad nos llamó nuestro rey, nos acostumbramos muchas veces a cargar con problemas nuestros y de los demás en nuestros hombros, pero debemos orar aun por los problemas de nuestros familiares y conocidos, sin dejar que esto nos desgasten.

Algo que como humanos comúnmente hacemos es imaginar el futuro, y nos preocuparnos por cosas que no han pasado, y aun peor creemos que sucederá lo malo.

Vea también: Cuando la dificultad nos llega

Puede que dichas situaciones que están en nuestra cabeza, jamás vayan suceder, y si suceden, recordemos que todo lo que Dios permite es necesario; pensamos tanto en el futuro y nos preocupamos en el presente.

Debemos descansar en Dios porque él tiene el control de todos y de todo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Disfruta cada momento, cada regalo de Dios, cada día disfrútalo con tu familia, pareja, amigos, hermanos en la fe, vive cada momento y hazlo como el Señor quiere que lo hagas.

Si en verdad sientes que Dios te ayudó, te salvó, te ha dado tantas bendiciones, se agradecido y disfruta cada una de ellas, recuerda el privilegio que tienes de ser su hijo y de haber conocido de él y su palabra.

Vea también: Diferencia entre gracia y misericordia

Siéntete afortunado de ser su hijo, Dios tiene para darnos mas de lo que nosotros tenemos para pedirle.

“Jehová es la porción de mi herencia y de mi copa; tú sustentas mi suerte.” Salmos 16:5.

No creas que tienes buena o mala suerte, siéntete simplemente bendecido ante la tristeza y la alegría.

Hoy dimensiona toda las bondades y misericordias que ha mostrado Dios en tu vida, se feliz y deléitate en él, porque no hay nada mas hermoso que descansar en Dios.

Pastor: Clodomiro Lobo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.