La provisión sobrenatural de Dios

0
3677
La provisión sobrenatural de Dios

La provisión sobrenatural de Dios

La provisión sobrenatural de Dios y la administración de la misma es muy importante, las malas interpretaciones de la finanza dentro de la iglesia son innumerables hoy en día, gracias a Dios que su palabra no hace silencio en este tema.

Por el contrario, la palabra de Dios es muy clara y precisa de cómo ser recibiente de las bendiciones sobrenaturales que Dios ha destinado para su pueblo.

El diablo siempre ha intentado tergiversar e infundir una mala actitud en nosotros cuando se trata del tema del dinero.

En temas como la fe, la alabanza, el cielo, entre otras, y la iglesia acepta y se regocija, cuando se habla del recibir muchos quieren oír más y más del tema.

Pero al hablar de dar a Dios de lo que él nos da, muchas veces hay quienes toman una actitud apática y cambian

Analógicamente hablando, es como derramar un balde de agua fría en una espalda caliente de alguien.

Definitivamente esto no debe ser así, por el contrario, uno de los momentos más esperado en un servicio aparte de oír la palabra de Dios, es invertir al reino de Dios aquí en a tierra, es y debe ser un momento especial.

También te puede interesar: Cómo interpretar la Biblia

Cuando el creyente entiende la bendición que hay en el dar de lo que Dios le da, no espera que el pastor pida la ofrenda, sino que antes de llegar, viene con gozo para ofrecer a Dios el fruto de su labor.

La bendición está en reconocer que Dios es el que nos da la fuerza para dar o para hacer las riquezas y que todo proviene de él.

“Pues todo es tuyo, y de lo recibido de tu mano te damos” 1 Crónicas 29:14.

Cuando reconocemos que todo es de él, y que lo que tenemos fue dado por él, no tenemos problema en darle con gozo y alegría de corazón.

Aunque el enemigo no tiene autoridad en la vida de los verdaderos creyentes.

Si puede provocar una mala actitud en los creyentes sobre los preceptos que Dios tiene establecidos aquí en la tierra.

El enemigo sabe que la forma de detener la obra de Dios es mantener a los hijos de Dios pobres o limitados financieramente.

Por lo tanto, la táctica que usa es la de cuestionar con preguntas como:

  • ¿Por qué tanto dinero?
  • ¿Para qué tanto dinero?
  • ¿A dónde se va tanto dinero?

Eso de cuestionar mucho el dinero en la obra de Dios lo construye el enemigo en la mente del creyente para que vez de que las ventanas de los cielos se abran, estas se cierren.

Usted debe decidir qué voz oirá, si la del Espíritu de Dios en su palabra o la voz del enemigo que lo va a influir a que las ventanas de los cielos se cierren.

Ese espíritu de cuestionar el apoyo financiero para la obra de Dios, siempre ha estado presente, incluso en la congregación que Jesús aquí en la tierra pastoreaba.

Jesús se encontraba en la casa de Simón el leproso, y una mujer vino a ungir al Señor con un perfume de gran valor, y los discípulos se enojaron diciendo: ¿Para qué este desperdicio?

Notemos la reacción de aquellos que Jesús lo llamó para ser sus discípulos, por supuesto esto pasó antes del pentecostés.

También te puede interesar: Viviendo bajo el fuego de pentecostés

Porque aún su mentalidad era carnal y no espiritual, era una mentalidad incapaz de percibir la importancia del acto de ungir al Señor con un ungüento de mucho precio.

Lo que para ellos fue desperdicio, para el señor fue un acto tan relevante que dijo:

“De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella” Marcos 14:9.

Esta mujer al ver a Jesús decidió en su corazón dar lo mejor de su posesión, no dio lo último o lo que le sobraba.

Y sin saber crearía un memorial y sería recordada siempre por ese acto; ella decidió abonar a la provisión sobrenatural de Dios.

Cuando el creyente recibe esta revelación de que la bendición cosiste en dar, inmediatamente se conecta con la fuente de bendición celestial.

Porque entiende que no solo está dando, sino que está edificando memoriales que duren para siempre.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Dios anda buscando creyentes para convertirlos en canales de bendiciones para su obra, Dios quiere usarnos como conducto de bendición.

Entendamos que siempre habrá crítica a causa del dar, pero debemos ser de quienes decidan obedecer y apoyar la obra de Dios con lo que él nos da.

Cada vez que se trata o se hace algo para engrandecer el reino de Dios aquí en la tierra.

Algunos creyentes permiten que el enemigo inyecte duda en sus mentes, haciéndoles creer que es un desperdicio.

Hay algo especial cuando el creyente saca de sus bienes la mejor parte, lo primero, es especial cuando el creyente recibe la revelación del dar.

Que lindo es vivir en esa dimensión donde Dios derrama bendiciones inagotables, porque nuestra actitud abrió la ventana de los cielos.

Dios es inagotable, y cuando esa fuente fluye non solo es financieramente.

Sino que da paz, hay calma en nuestras vidas y aumenta nuestra fe, la provisión sobrenatural de Dios es inagotable.

También te puede interesar: El amor de Dios es sobrenatural

Dios siempre ha querido bendecir a su pueblo, a todas las familias de su iglesia.

Dios siempre ha querido darnos lo mejor a nosotros sus hijos, en nuestro trabajo, en nuestro negocio.

Su palabra dice:

“Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro; desde el desierto hasta el Líbano, desde el río Éufrates hasta el mar occidental será vuestro territorio” Deuteronomio 11:24.

El pueblo de Dios debe ser el más prosperado y feliz, Dios nos dice, te pondré por cabeza y no por cola.

Es momento de salir del asiento de atrás y pasar adelante, muchos creyentes han vividos limitados por mucho tiempo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Esa no es la voluntad de Dios, porque ha puesto frente a nosotros bendiciones hasta que sobre abunden, debemos creer esta palabra porque nuestro Dios no puede mentir.

La táctica de la duda el enemigo la ha venido usando desde hace mucho tiempo, la usó con Adán y Eva y veamos las consecuencias.

No prestes tu mente al enemigo con la duda, Cree a Dios, cree en sus bendiciones y recíbelas por la fe.

También te puede interesar: El hombre en el huerto del Edén

El enemigo al mismos Señor Jesús luego de salir de ayunar por muchos días, le dijo:

“Si eres el Hijo de Dios, tírate abajo. Porque escrito está: Ordenará que sus ángeles te sostengan en sus manos, para que no tropieces con piedra alguna”.

Claramente el enemigo sabio que Jesús era el unigénito de Dios, pero su táctica siempre ha sido, sembrar duda en la mente.

Hoy este pueblo debe despojarse de todas esas dudas, Adán y Eva dejaron que la duda causara el efecto, pero Gracias a Dios, la tentación en Jesús no dio resultado.

Jesús aplastó al enemigo y lo puso bajo sus pies, por eso debemos resistir todas esas dudas que quieren hacer un efecto negativo en todos los aspectos de nuestra vida.

Tenemos victoria en el nombre de Jesucristo sobre el enemigo.

Sobre la duda, sobre la incredulidad, sobre todo lo que no venga de Dios, tenemos victoria por él.

La provisión sobrenatural de Dios es una fuente divina, de la que podemos echar mano, siendo dadores obedientes con fe y amor.

¿Quieres tu recibir de la provisión sobrenatural de Dios?

Pastor: Elías Limones

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.