Dios sabe lo que tú necesitas

0
77
Dios sabe lo que tú necesitas

Dios sabe lo que tú necesitas

Tanto los que han recibido como los que no, aun los amigos pueden sentir el poder del Espíritu Santo porque el Espíritu Santo se recibe es por fe. Hablaremos del tema: “Dios sabe lo que tú necesitas”.

Los que somos cristianos necesitamos clamar a Dios.

En la Biblia vamos a encontrar la convocatoria de los hombres de Dios al pueblo a clamar a Dios, a gemir a Dios.

Porque la situación que estaba viviendo era delicada, se convocó al pueblo a ayuno y oración.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Así que esto de convocar a la iglesia a ayuno y oración no es de ahora, eso es muy antiguo y es la forma de clamar a Dios.

Y más en este tiempo que necesitamos de Dios.

Nosotros somos los que necesitamos de Dios, no Dios de nosotros porque él auto existente, existe por sí mismo.

Vea también: Cómo empezar de nuevo en Dios

Si en la tierra o hubiera un solo ser humano, Dios sigue siendo Dios.

Nosotros queremos que Dios nos bendiga, que bendiga la iglesia, que crezca, que avance, que las almas se entreguen, que Dios sane y salve.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Dios sabe lo que tú necesitas.

Hay que recorrer las sendas apostólicas, hay que clamar a Dios, si no clamamos a Dios no hay respuesta.

Todo el que clama es porque está pidiendo algo.

Nosotros debemos gemir a Dios, porque la situación lo amerita, necesitamos llenarnos más de Dios, necesitamos que él nos toque, nos mueva y sé que Dios lo hará, solo tenemos que clamar.

También puedes leer: Deja actuar a Dios en tu vida

Como clamaba el pueblo hebreo, como los profetas del pueblo de Dios, y para clamar hay que sacar el tiempo, hacerse el propósito.

¿Qué es lo que quieres de Dios? Dios sí sabe lo que tú necesitas, lo que tienes es que clamar de corazón.

Hay que clamar a Dios hoy más que nunca “clama a Dios y te responderá”.

“Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan” Salmos 37:25.

Por: Arnulfo Sierra

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.