Deja actuar a Dios en tu vida

0
370
Deja actuar a Dios en tu vida

Deja actuar a Dios en tu vida

El Salmo 118 es uno muy conocido, donde encontramos al salmista haciendo una reflexión profunda acerca de la gratitud. Hablaremos sobre el tema: “Deja actuar a Dios en tu vida”.

Porque Dios ha obrado maravillas en su vida, pues en situaciones críticas ha experimentado su poder.

Observamos que el salmista estaba rodeado por enemigos y en otra ocasión ellos le empujaron con tanta violencia porque querían acabar con él.

Pero es allí donde comienza su reflexión, exaltando la grandeza y el poderío de su Dios.

“Me empujaste con violencia para que cayese, Pero me ayudó Jehová. Mi fortaleza y mi cántico es JAH, Y él me ha sido por salvación” Salmos 118:13-14.

Actitud de gratitud y reconocimiento del poder de Dios.

El salmista sigue diciendo más adelante: “no moriré sino que viviré y contaré las obras de Jehová”. Qué maravilloso es contar las obras que Dios ha hecho.

Si el escritor de este Salmo habla acerca de las maravillas de Dios, nosotros también nos unimos.

Porque ese es nuestro Dios, no ha cambiado sigue teniendo el mismo poder para obrar mayores maravillas en nosotros.

Vea también: Ungidos para testificar las maravillas de Dios

Cuando el Señor hace un milagro en nosotros nos llenamos de gozo, porque ver obrar al Señor es lo más glorioso que le pueda pasar a un hombre o una mujer.

Habacuc, en su tiempo mirando la situación de decadencia del pueblo, cuestionando en cierto sentido a Dios.

Preguntándole por qué el impío prevalecía contra el justo, llega un momento en que Dios le revela y le da a conocer su plan.

Entonces Habacuc hace una oración a Dios: “aviva tu obra en medio de los tiempos y en medio de los tiempos hazla conocer”

Esta generación necesita ver las proezas de Dios.

El día en que Dios obra, en el que nos encontramos con él, jamás se nos olvida, pues es imposible olvidar lo que Dios hace.

La Biblia nos enseña, que hay varios días en el que Dios ha actuado y ha cambiado el curso de una nación, de un pueblo, de un hombre o de una mujer.

Para Moisés, era natural ver la zarza ardiendo, pero era sobrenatural ver que no se consumía y era mucho más extraordinario el oír por primera vez la voz de Dios:

“Moisés, Moisés quita tu calzado, porque el lugar que pisas santo es”.  

Él no había escuchado nunca la voz de Dios, se da cuenta que el Dios de sus padres habla, se da cuenta que el Dios todopoderoso le está llamando por su nombre.

Dios conoce tu nombre y te llama exactamente por el.

También puedes leer: El todopoderoso

Ese día la vida de Moisés cambió, fue entonces llamado para cumplir una misión específica.

Puede que hayas llegado hasta aquí por simple curiosidad, pero hoy puedes tener un encuentro con Dios y recibir una misión.

Era natural que el mar Rojo obstaculizara el paso del pueblo de Israel y detrás de ellos, el ejercito egipcio, pero en el desespero de Israel, Dios da la orden a Moisés de marchar hacia adelante.

Lo natural era retroceder y dejarse vencer por el miedo, pero la orden sobrenatural de Dios es seguir adelante.

No habían barcos ni planchones en esa época, pero el Señor había decidido glorificarse y mostrar su poder.

Así que Moisés extiende su vara y un viento fuerte divide el mar Rojo en dos, en contra de todas las leyes de la naturaleza.

Pues el creador de la misma naturaleza había dado la orden para que Israel pudiese cruzar al otro lado.

Haz memoria de todas aquellas veces que el Señor ha tenido que abrirte camino en tu problema, en tu dificultad, en tu situación para que puedas cruzar y estar aquí en pie.

Tu día es hoy no lo dejes pasar, verás a Dios obrar una vez más.

En otra parte de la Biblia, encontramos a un hombre llamado Josué; era muy normal que dos ejércitos se enfrentaran y que uno de los dos perdiera la batalla.

Pero no era normal ver un hombre de pie en medio del campo de batalla, levantando su voz al cielo.

También te puede interesar: Un Dios lleno de misericordia

Los amorreos querían destruir al pueblo de Israel, pero Josué sabía que no podía liberar al pueblo con su espada.

Él fue un líder que aprendió a depender de la misericordia, de la bondad y del poder de Dios.

Por eso, en medio de la batalla, en vez de empuñar su espada, lo que hace es abrir sus labios y clamar a Dios.

Cuántas batallas nos ha tocado librar como iglesia, batallas aparentemente perdidas pero que de rodillas hemos conquistado.

La iglesia del Señor es testimonio vivo de su poder, somos el pueblo de Dios, él es nuestro capitán.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Deja actuar a Dios en tu vida.

No hay lugar para el temor, qué bueno es entender que somos limitados pero que con las fuerzas de Dios, todo es posible.

Dios oyó la oración de Josué y el sol se detuvo. Dios hace cosas sobrenaturales, para Josué ese día es el día especial.

Y en la Biblia encontramos muchos otros días, pero ninguno como el que describe Zacarías en el capitulo 3.

Donde profetiza que en un solo día, el pecado del mundo sería quitado, y ese es el día en que Jesús fue levantado en un madero.

Vea también: Cómo borrar el pecado de nuestras vidas

Cuando él fue levantado entre el cielo y la tierra, Juan el bautista había dicho: “he aquí el cordero de Dios que quita el pecado del mundo”.

Se necesitaba un día, se necesitaba una actuación sobrenatural.

David dijo: “mi pecado siempre está delante de mí” aunque él quería ser libre del pecado, no podía.

Pero cuando Jesucristo fue levantado entre el cielo y la tierra, derramando su santa sangre, ese día tus pecados y los míos fueron perdonados.

Ese día llegó la libertad, ese día la redención vino, cuando grita: “consumado es”. Ese es nuestro día.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Deja actuar a Dios en tu vida.

El día cuando madrugaban las mujeres a ungirle en el sepulcro, se encontraron con la grata sorpresa que la tumba no había podido retenerlo.

Porque predicar el evangelio sobre la crucifixión y quedarse allí es sublimar el dolor.

El evangelio no es completo si no hablamos de lo que sucedió el tercer día, la Biblia dice, que al tercer día, Jesucristo se levantó victorioso y ahora vive por los siglos de los siglos.

Por eso, nos reunimos a cantarle, hay lenguas aquí, hay renovación y sanidad, porque Dios está vivo, este es el día en que Dios actuó.

También puedes leer: La renovación en la vida del hombre

Ese mismo Dios que obró en la historia, puede obrar ahora, ese que hizo maravillas y proezas en la historia.

Quiere decirle, que la historia no pudo retenerle, pues él está en medio de su pueblo.

Esta es la generación deseosa de ver obrar a Dios, así como lo hizo en tus padres, en tus abuelos, aun mayores cosas Dios puede hacer contigo, porque tu día es hoy, no lo dejes pasar.

Deja tus miedos, dudas atrás y permite que Jesús marque tu corazón, hoy es el día que hizo el Señor para ti.

Si lo dejas actuar, dividirá la historia de tu vida en dos y verás la gloria de Dios manifestada en tu ser.

Por: Exel Copete

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.