Endeudados eternamente con Cristo

Endeudados eternamente con Cristo

Endeudados eternamente con Cristo

Como seres humanos debes tener presente y claro, que estamos endeudados eternamente con Cristo, más nosotros a quienes se nos ha revelado esta maravilla de la salvación.

Aquí la deuda se sigue aumentando; Colombia tiene una deuda externa y nosotros la tenemos eterna, Colombia algún día de pronto la pague, pero nosotros no tenemos cómo pagar.

Menos mal que él nos presta para pagarle a él mismo, David dijo: “De lo recibido de tu mano, te damos”.

Hay proyectos que son gigantescos, hay proyectos que le llaman megaproyectos, macro proyectos, son proyecciones gigantescas, ambiciosas para muchos salidos de lo común.

Para otro es propio que se proyecte algo grande, y lo bueno es que el que tiene los mejores y más grandes, fructíferos.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Y eficaces proyectos que se puedan llevar a cabo en esta tierra o en el universo, es el Dios nuestro.

Es preciso, eficaz y certero cuando se traza algo.

Hagamos el cargo que nosotros estamos después de Isaías, que todavía esto no se había cumplido y vayámonos que solo tenemos la profecía sin el cumplimiento.

Hay proyectos que puede trazar el Gobierno Nacional, por ejemplo: dentro de dos años todos los colombianos gozarán de casa propia.

Tendrán su carro propio y derecho a estudiar la carrera que cada uno quiera.

Añadámosle a eso que cada colombiano tendrá derecho a acceder a los préstamos de cualquier entidad crediticia.

Que mensualmente recibirá un millón de pesos y podrá ir a cualquier centro comercial y pedir lo que necesite.

En cuanto a la salud nadie deberá pagar nada, ni el 10% y la droga sería gratuita con derecho a especialista.

Vea también: Los gastos pequeños dañan la economía del hogar

Todo esto suena bueno, pero sería un macro proyecto gigantesco.

Bendito sea Dios que no es de ninguno de los gobiernos de la tierra, él tenía un macro proyecto que vislumbraba a lo lejos y los que leían Isaías 35 decían:

“¿Cuándo será que se va alegrar y florecerá como una rosa y cantará con júbilo el desierto?”.

Un proyecto de canto de alegría y alabanza, ese proyecto traía todo incluido.

Quiere decir que el día que se ejecutara ese proyecto la tristeza, la melancolía y todo aquello que tuviera que ver con lo negativo no iba a aparecer por ahí.

Y los que leían esta profecía decían: “¿Cuándo irá acontecer esto?, eso es como un sueño”.

Pero no se olvide que Dios muchos sueños los hace realidad.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

“Florecerá profusamente, y también se alegrará y cantará con júbilo; la gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de Jehová, la hermosura del Dios nuestro”.

Es que cuando se vea la gloria de Jehová habrá alegría, habrá alabanza, habrá aplausos cuando se vea su gloria.

Entonces como todo esto va a ser así de bueno, hay un anuncio y le mandamos al pueblo algo que es profecía.

El anuncio es que necesitamos que el pueblo se esfuerce y espere para que vea todo esto.

“Lo cual le digo ahora que fortalezcan las manos que estén caídas y no solo eso, sino que también se fortalezcan o se afinquen las rodillas que estén endebles y también díganle a los de corazón apocado esforzaos”.

“Porque vuestro Dios viene y enjugará toda lágrima, no habrá llanto, no habrá tristeza ni dolor”.

“He aquí, un poquito más y el que ha de venir vendrá y no tardará”.

Y entonces cantará la lengua del mudo, alguien que no lo podía alabar entonces lo alabará, cuando él venga decía el profeta.

Los ojos del ciego se destaparan y se dará cuenta que hay un solo Dios hacedor de todas las cosas.

Que los cielos se abrieron y ahora sí que nos digan ¡Jesús solos!, con Jesús nos sobra y nos basta.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Endeudados eternamente con Cristo.

El oído del sordo se abrirá, ese que decía que no le hablaran del evangelio, ese que perseguía a los evangélicos, como Saulo de Tarso, ese que no quería oír lo encontraremos diciendo: “Ya no vivo yo, más vive Cristo en mi”.

El cojo saltará como el siervo, cuando Cristo llegó esta profecía se recogió y el Dios nuestro vino en persona, aunque muchos no lo crean y no lo acepten.

La Biblia dice: “Y de los cuales según la carne vino Cristo el cual es Dios sobre todas las cosas, porque un día toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que Jesucristo es el Señor para gloria de Dios padre”.

Vea también: Debemos ser muy amado por Dios

“Porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad”, tu vida y la mía era un desierto, seco, antes éramos guaridas, campamentos de espíritus inmundos, de demonios y de satanás.

Pero Jesucristo dijo: “El que cree en mí como dice la escritura, de su interior correrán ríos de agua viva”.

Y el desierto no puede producir, pero ahora la tierra fue fertilizada, ahora no solo hay flores.

También hay frutos hay amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y templanza para la gloria de Dios.

El hombre se engrandece cuando cae a los pies de Cristo, pase lo que pase, suceda lo que suceda no se deje quitar este Cristo.

Por: Adriano Mier

 

Total Page Visits: 329 - Today Page Visits: 3