El brazo del Señor Jesucristo

0
1066
El brazo del Señor

El brazo del Señor

Cuando la Biblia se refiere al brazo del Señor se está refiriendo a su poder, a Jesucristo mismo y está hablándonos del poder del Señor.

“Pero a pesar de que había hecho tantas señales delante de ellos, no creían en él; para que se cumpliese la palabra del profeta Isaías, que dijo: Señor, ¿quién ha creído a nuestro anuncio? ¿Y a quién se ha revelado el brazo del Señor?”. Juan: 18:36-37.

Nosotros debemos de tener la experiencia, el evangelio de Jesucristo es la revelación más grande que nos ha podido ocurrir.

El evangelio no es una simpleza es algo extraordinario y cuando el hombre y la mujer tienen ese encuentro con Dios.

Cuando Dios se revela, la persona no puede hablar mal de lo que es el evangelio porque el evangelio es Cristo mismo.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

La Biblia dice, que es poder de Dios y sabiduría de Dios por eso Dios en su misericordia se manifestó en forma de hombre y se nos reveló a nosotros.

Vea también: Por qué Dios es omnipotente

Y cuando él estuvo en este mundo, estuvo haciendo bienes, sanando y liberando.

Cuando Jesús dio comienzo a su ministerio él dijo; el tiempo se ha cumplido, el reino de Dios se ha acercado, arrepentíos y creed en el evangelio y también dijo el Señor:

“El Espíritu del Señor está sobre mí por cuanto me ha ungido, me ha enviado, para dar buenas nuevas a los pobres, para abrir las cárceles, para vendar las heridas, para fortalecer a los débiles, para cambiar el silicio en alegría”.

Así que Jesucristo cuando el hombre y la mujer tienen ese encuentro con él esa revelación.

No puede hablar mal de él porque el poder de Dios es un poder extraordinario.

La iglesia de Señor debe de entender que Jesucristo no ha cambiado, que el reino de Dios no es palabra sino poder.

Juan, consigna en su evangelio lo que ya habían dicho los profetas acerca de Jesucristo y Juan toma la cita de Isaías.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Y nos habla de una manera extraordinaria después de ver y experimentar los hechos extraordinarios del Señor pero que a pesar de todo lo que Jesús hizo muchos no creían en él.

Nosotros no podemos olvidarnos que esta es una iglesia de poder y que Dios le dio poder y autoridad y Dios se nos reveló a nosotros.

A pesar de lo que Jesús había hecho no creían en él, Jesucristo es el brazo de Dios, Jesucristo es poder de Dios.

Vea también: El poder de Dios cambia vidas

La iglesia tiene que seguir creyendo que el mismo Cristo, que sanó ayer sana hoy, que el poder de Dios tiene que seguir moviéndose en medio nuestro.

Lo que la Biblia dice, no es mentiras, es verdad, Cristo cuando vino, vino con propósitos definidos, vino a retroceder al diablo que tenía sometida a la humanidad.

Cristo es Dios manifestado en carne y Dios en su sabiduría se vistió de hombre porque el diablo se había enseñoreado de la humanidad.

Si hoy predicamos libertad es porque hubo alguien que nos libertó pero el diablo era amo y señor de este mundo.

Hacía lo que quería porque se le había dado el título de propiedad porque se lo había raptado al hombre con engaño y Adán y Eva.

Se llenaron de temor y le vendieron toda la humanidad al enemigo pero Dios le había dicho a esa serpiente, que un día se iban a ver las caras.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El brazo del Señor.

Porque Dios no iba a admitir que la creación que él había hecho fuese pisoteada por la serpiente, sabía que un día iba a venir  a poner esto en orden.

Y un día cualquiera brilló la luz de la esperanza para la humanidad, cuando allá en Belén de Judá unos ángeles cantador y dijeron:

Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz para con los hombres, eh aquí yo doy nuevas de gran gozo que será para todo el pueblo, que os ha nacido hoy en la ciudad de David un salvador que es Cristo el Señor“.

Las cosas iban a cambiar porque él es el verdadero Señor y llegó el dueño y empezó hacer su trabajo, Jesús no vino aparentar.

Las enfermedades se habían apoderado de los hombres y se aquejaban de las enfermedades pero llegó a Jesús y sanó a la suegra de Pedro porque Jesús vino a poner las cosas en orden.

Parece que hoy algunos no le creemos casi a lo que Dios puede hacer.

“Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades”, es decir, que sobre el cuerpo de Jesús que es Dios manifestado en carne.

Dios en su secreto tomó forma de hombre para cargar nuestras cargas sobre él, esto es maravilloso, es glorioso, ese es el brazo de Dios.

Y no solamente lo que se muestra en la Biblia, a nosotros también se nos ha revelado el brazo de Dios porque Dios nos ha dado autoridad, poder y hemos visto obrar el poder de Dios en su iglesia.

Enfermos han sido sanados, paralíticos se han levantado, muertos han resucitado, la iglesia tiene que seguir creyendo que Jesucristo sigue haciendo maravillas.

Es tiempo que la iglesia tome las armas de la milicia y se dé cuenta que Cristo todavía sigue siendo el mismo, Dios necesita hombres y mujeres que nos revistamos de su gloria.

Vea también: La gloria de Dios

Necesitamos que se cierren las puertas del infierno y se abran las puertas del cielo para los pecadores.

Ya basta de tanta mediocridad, ya no seas ese joven que a cada rato tienen que estar dándole respiración boca a boca porque está agonizando.

Levántate con la autoridad del cielo y habla muy serio con Dios.

Por: David Alomia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.