Es necesario dar un paso de fe

0
737
Es necesario dar un paso de fe

Es necesario dar un paso de fe

Hablar de fe entre nosotros es algo muy conocido, la fe es vital, fundamental e indispensable; sin embargo, no está de más recordar que: Te es necesario dar un paso de fe.

Si no hubiéramos recibido la fe por la palabra de Dios como está escrito, perderíamos el tiempo: “La fe viene por el oír y el oír la palabra de Dios”.

A veces nos cuesta y con el transcurrir del tiempo hemos de alguna medida reemplazado o dejado de lado ese principio vital y fundamental, que no podemos cambiar como es la fe.

La palabra “necesario” significa que es todo lo que ha de acontecer precisa, forzosa e inevitablemente.

De manera que algo que es necesario tiene que suceder para poder lograr lo que nos proponemos o lo que queremos alcanzar.

En este tiempo se hace tan necesario voltear los ojos para ver qué es lo que Dios quiere que hagamos o de qué manera podemos alcanzar los objetivos trazados.

Las promesas de Dios o los beneficios que Dios tiene para nosotros.

Para esto hay algo que es indispensable y es la fe, la Biblia dice:

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan”.

Si no hay fe, no podemos lograr nada en Dios, no se puede tener nada, las cosas que queremos se quedarán en mero querer porque la fe es la que nos abre las puertas para que Dios en su inmenso poder nos de lo que queramos.

Vea también: La fe y la lógica

Aquel hombre ciego de Siloé quería ver, pero no podía porque tenía solo unos cuencos en donde decía que tenía los ojos, llegó a Jesús y le dijo que él quería ver.

Entonces Jesús que es Dios soberano, que puede hacer lo que quiera, de la manera que él quiera sin que nadie se lo impida.

Siempre ha querido que los hombres le reconozcan a él, que él es soberano, que él es el Señor.

Que lo que él dice es verdad, que el hombre atienda y lo que él diga y lo crea, lo acepte como un hecho real, la fe se basa en eso porque:

“Es pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”.

De manera que el que llega a Cristo debe estar seguro de que es, aunque todavía no lo haya recibido.

Aunque no lo haya visto, debe estar plenamente seguro de que así es.

El Señor siempre ha hecho cosas extraordinarias, pero siempre ha pedido del hombre tomar decisión frente a lo que él le dice y ojalá pudiéramos meditar en eso.

Siempre Dios le ha ofrecido todo al hombre, pero es necesario que el hombre se atreva a dar un paso para obtener lo que Dios le ofrece.

Aquel hombre deseaba ver y Jesús hecha saliva en el suelo, hace lodo, le pone en los ojos y le dice: “Ve al estanque de Siloé y lávate”.

Un ciego que viene a recibir un beneficio y lo mandan a lavarse los ojos, este sale corriendo con los ojos llenos de lodo, creyendo en el que le dijo que se lavara.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Se fue por el camino dando pasos de fe, la fe es la que hace que los imposibles desaparezcan.

Que los abismos se allanen y que la gloria de Dios se pueda ver en los momentos más difíciles.

El hombre que tiene fe se mueve y actúa como loco a veces, porque el que no tiene fe es una persona lógica, te lleva a las cosas que se dan por orden natural.

Pero en la fe las cosas no se dan por la lógica.

Esto es del cielo, es por encima de cualquier cosa natural, es celestial.

El que tiene fe habla como quien ya tiene todo, se atreve a expresar y hacer cosas sabiendo que lo va a recibir, aunque otros hablen y le digan que no.

Aquel hombre que se fue al estanque, se lavó los ojos y dice la Biblia que cuando regresó, ya podía ver.

Vea también: La fe y el amor

Pero ¿Qué le costó? le costó caminar e irse a Siloé, si él no hubiese ido, ciego se hubiera quedado.

Eso es uno de los problemas que nos está aquejando a nosotros hoy, tenemos la Biblia llena de promesas, llena de bendiciones, llena de soluciones.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Dios está con las manos llenas para darnos a nosotros lo que queramos de él.

Pero el problema está en que nadie quiere dar el paso.

Cuando hablamos del Señor Jesús, nosotros no podemos desconocer que es el todopoderoso y que puede hacer todo cuando quiere.

Para él no hay imposibles, pero no hará nada al hombre si este no reconoce que él lo puede hacer.

Además, que nada se le escapa de sus manos.

Dios no hará nada si el hombre no acepta que él es real y si el hombre no se atreve a dar el paso que le toca.

Jesús amaba a Lázaro, mucho, lo amaba tanto que la Biblia dice que lloró junto a las hermanas de Lázaro, estuvo allí con él.

Pero llegó el día en que Jesús iba a mostrar su gloria, volver a Lázaro y cuando llegó al lugar había luto y tristeza.

Como muchos lo están, agobiados, con dificultades, problemas en el hogar, el hijo que se le está perdiendo.

Enfermedades por doquier y hay personas que ya se han echado al sufrimiento.

Han caído en la desesperanza y piensan que jamás puede pasar nada.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Martha creía que todo había terminado, cuando apareció Jesús por aquellos contornos con sus discípulos, ella dijo a Jesús: 

“Si hubieras estado aquí, mi hermano no hubiera muerto y él dijo: Martha, yo soy la resurrección y la vida”.

“Si tu creyeres puedes ver la gloria de Dios”, lo único que hace que un hombre vea la gloria de Dios es creer en Jesucristo.

Por eso hay gente que todo el tiempo habla de Cristo y otros se quedan viéndolo, es que él cree.

Vea también: La fe

Jesús mandó a quitar la piedra y llamó: “Lázaro, ven fuera”, Lázaro salió de la tumba y dijo: “Desátenlo y déjenlo ir”, es que cuando él habla suceden cosas extraordinarias.

“Porque él no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta”, cuando él dice, sucede.

Es necesario dar un paso de fe, el Señor ha hecho tantas cosas, pero hay que creer, reconocerle.

Cuando un hombre o una mujer se atreven a dar ese paso de fe, el Señor hará lo que le pides, solo te es necesario dar un paso de fe.

Por: Víctor Vergara

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.