El resultado de la sabiduría en el hogar

0
995
El resultado de la sabiduría en el hogar

El resultado de la sabiduría en el hogar

Qué bueno es que en el hogar haya profundidad espiritual en Dios ¿Qué tan maduros somos al manejar nuestro hogar espiritualmente?, hoy desarrollaremos el tema: “El resultado de la sabiduría en el hogar.

Si nosotros añadimos a nuestra vida, todas esas cosas que hemos oído y que aún usted sabe.

Pero en lo espiritual no andamos bien, nos podemos quedar muy superficial y hay cosas profundas y grandes que descubrir en Dios como pareja.

Podemos ver en el libro de los Salmos, que quien escribe el Salmo 84, empieza hablando de un reconocimiento y comienza como admirando.

Como apreciando lo que es para él la morada de Dios, el lugar donde Dios hace acto de presencia.

Hablando de ella, él dice que su alma anhela ardientemente y desea los atrios de Jehová y mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.

Se detuvo a pensar todo lo que se puede hallar en la presencia de Dios.

Hay cosas que las necesitamos en el hogar que no las vamos a conseguir en el trabajo, en la pensión, en la buena relación que llevemos como pareja, sino que se tiene que conseguir única y exclusivamente en Dios.

Es importante que el hogar sepa ¿Qué podemos hallar en Dios?

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Este hombre haciendo un análisis de eso, resaltando el beneficio de estar en la presencia de Dios, no solo por saber que Dios me conoce.

Sino como profundizando y valorando lo que es sentir la presencia de Dios en nuestras vidas.

Cuando usted entra en la presencia del Señor, comienza a sentir una fragancia exquisita y siente una sensación agradable.

Un abrazo diferente al de la esposa o esposo porque es el abrazo de Dios, una caricia diferente.

Y este hombre empieza a decir: “Oh Jehová, cuan amables son tus moradas, anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de Jehová; mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo”.

Pero estando considerando esto, parece que el hombre se salió de sí, ahora sale hablando del gorrión y de la golondrina, parece que se desenfocó, pero resulta que estas aves son parecidas.

La golondrina es más pequeña que el gorrión, pero ambos tienen características similares.

Son de rápido vuelo, se desaparecen con rapidez en el aire y eso tiene una razón de ser.

Porque la golondrina es perseguida por unas aves a las cuales les gusta comérselas y ella vuela rápido para despistar a quienes la persiguen.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

El resultado de la sabiduría en el hogar.

Vea también: Las águilas calvas y sus nidos

Este hombre sabiendo la historia de estas aves al ponerse a contemplar el atrio, la morada de Dios, donde Dios había dicho:

“Allí estará mi nombre, cualquiera que llegare angustiado, atribulado y llegare a este lugar, llorare y buscare mi rostro, yo le responderé desde los cielos”.

Entonces entendí que este hombre no estaba desubicado, sino que dice una gran verdad, él se puso a mirar y vio como había gorriones y golondrinas ahí cerca de los alteares tenían sus nidos y dijo:

Señor, este lugar es tan seguro que hasta, “El gorrión y la golondrina halla nido donde poner sus polluelos”.

Es tan seguro el lugar que hasta las aves que son consideradas errantes, encontraron un lugar seguro, este hombre se inspira porque él entiende.

Había considerado que el gorrión y la golondrina hacen sus nidos, ponen sus polluelos y se van a buscar alimento, dejando a sus polluelos y cuando regresaban el nido estaba vacío, porque las otras aves habían devorado a sus polluelos.

Vea también: Los polluelos del águila dorada

Pero un día una de ellas atacada por un ave que quería alcanzarla y devorarla, de pronto vio una ventana y apurada se metió en el templo que estaba allá en aquel entonces.

Y consideró que era un lugar seguro para vivir, comenzó a hacer su nido, a cuidarlo y cuando de pronto el altar estaba lleno de gorriones y golondrinas y nunca más vieron sus nidos vacíos.

Cuando llegaste a la iglesia de pronto llegaste atacado por la misma muerte, con angustias que te querían derribar, enfermedades y tu hogar estaba a punto de hundirse y acabarse.

Pero de pronto encontraste una puerta abierta, te metiste, llegaste, empezaste a oír unas canciones y a sentir una presencia y pensaste que era un lugar tan agradable.

Dios nos abrió una puerta cuando más estábamos atacados y el manto de la justicia de Dios nos atrapó y “El que habita al abrigo del altísimo morara bajo la sombra del omnipotente”.

Tal vez si no hubieses sido víctima afuera de algo, quizás no estarías adentro porque te ha protegido el salvador de la gloria ¿Cuántos hijos estuvieran muertos allá fuera?, quizás ya tu hogar ni existiera.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El resultado de la sabiduría en el hogar.

Atacados estábamos, pero hay resultados de la sabiduría, cuando usamos la sabiduría encontramos un lugar seguro, vemos cómo Dios se glorifica en la vida de las personas.

Esta ave colocó por primera vez sus huevos en aquel nido que hizo en aquellos atrios, se fue a volar, regresó y notó una diferencia, sus huevos estaban allí, cosa que antes no pasaba porque allá afuera hay inseguridad.

Tu hogar allá afuera está en peligro, tus hijos están en peligro, pero el gorrión y la golondrina no pueden ser más sabios que tú y si eres sabio.

Te darás cuenta que allá afuera solo hay vicios, drogas, alcoholismo, prostitución, todas aquellas cosas que atacan a tu vida.

Pero hay un lugar donde puedes acabar con el peligro, donde puedes tomar una decisión, quedarte o irte.

¿Qué está atacando tu hogar? Jesús dijo: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” “yo soy la puerta”.

Cuando nosotros llegamos al lugar que Dios ha escogido o entramos en su presencia, puedes estar muy cargado, puedes estar a punto de hundirte.

Pero tú vas sintiendo que algo invade tu vida porque ese Dios se va metiendo allí.

Cuántas veces con los ojos llorosos le hemos dicho ¡no me quiero ir! Y hacemos como Pedro, Juan y decimos:

“Permítenos hacer una enramada aquí para seguirte contemplando porque ahora te veo más hermoso”.

Tu hogar es cristiano, que dicha tienes, tú hijo cristiano, tienes un gran privilegio, tienes la mejor seguridad del mundo, al Dios más fiel de todos los tiempos, tu familia tiene un lugar muy seguro y ese lugar es Cristo.

Este es el resultado de la sabiduría en el hogar.

Por: Rudecindo Garcés

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.