Es tiempo de trazarnos metas

0
273
Es tiempo de trazarnos metas

Es tiempo de trazarnos metas

La familia es para siempre, esta es una frase que debemos tener presente siempre. Hablaremos sobre: “Es tiempo de trazarnos metas”.

A nivel empresarial y general, periódicamente se realiza un balance de lo realizado durante un tiempo y dentro de nuestra iglesia no es la excepción, pues los comités aun presentan un balance realizado durante su gestión.

Hoy lo realizaremos a nivel familiar ¿Qué ha sucedido entorno a nuestro hogar?

La familia es lo fundamental en la iglesia, la iglesia está formada por familias y si la familia está bien, la iglesia está bien, pero es necesario que hagamos un balance.

¿Para qué se hace un balance?

Realmente se hace para saber cómo van las cosas, si hay pérdidas, si hay ganancias. En definitiva, para saber qué se debe mejorar con el único objetivo de seguir creciendo.

También te puede interesar: La familia es un tesoro valioso

Le invito a que hoy comience a mirar su familia ¿Qué ha pasado?

Hay unos aspectos que hay que evaluar:

  • ¿Estamos los que somos?

Si no es así, comencemos el proceso de ese duelo.

Tenemos que entender que al paso de los años algunos se han ido, hace falta mamá, hace falta papá, hace falta un hijo que queríamos, hace falta un hermano y tenemos que mirar: ¿Dónde estábamos? ¿Aprovechamos ese tiempo? ¿Qué paso?

Y si no es así, comencemos a procesar ese duelo porque no nos podemos quedar ahí.

Si has perdido un ser querido, hoy Dios nos tiene que ayudar a procesar ese duelo, no nos podemos quedar sepultados ahí, es duro, no podemos negar que la pérdida de un ser querido nos produce dolor.

Pero no podemos quedarnos arraigados ahí, Dios tiene un propósito con nosotros, tenemos que evolucionar, darle gracias a Dios.

Algunos han pasado por momentos difíciles, pero Dios nos ha preservado la vida y eso es para darle la Gloria a Dios; mientras hoy hay una familia enlutada, nosotros podemos decir: “Señor, tú has sido nuestro refugio y estamos completicos”.

¡Gloria a Dios! puedo ver a mis hijos, puedo ver a mi esposa y aún estamos en victoria.

Tenemos que darle gracias a Dios en esa evaluación, es cierto que a algunos la vida les ha quitado sus seres queridos, algunos han tenido que enterrar a sus hijos y que cosa tan dura que una madre, un padre tenga que enterrar a sus hijos.

Porque lo natural es que los hijos entierren a sus padres.

Hay otros que Dios nos ha dado la victoria y estamos completos, querido padre de familia tu que peleas a veces con tus hijos, hijo tu que peleas con tus padres, hoy tenemos que darle gracias a Dios porque tenemos con quién pelear.

Vea también: Fortaleciendo nuestras familias

Tenemos que darle gracias a Dios por ese viejo querido que se vuelve cansón, que a veces nos castiga, hay motivos para darle gracias a Dios por nuestros muchachos, están vivos, están llenos de energía.

A veces rebeldes, pero hay que darle gracias a Dios porque estamos juntos.

Dele gracias a Dios por su mamá y por su papá, disfrutémoslos ahora que los tenemos, que rico sentir un abrazo, una corrección, hoy es día de darle gracias a Dios por los viejos.

Después de mirar el más fundamental de todos y saber que estamos los que somos y los que hemos quedados, miremos otros aspectos.

  • No nos quedemos llorando por lo que no logramos

Pero si es necesario mirar esos aspectos.

¿Qué hemos logrado?, algunas cosas no las hemos logrado y tenemos que reconocer que algunas no las vamos a lograr, pero no nos podemos quedar ahí.

Algunos tienen a unos hijos perdidos en el mundo y es cierto, la Biblia dice: “Jesús lloró”, pero Jesús no se quedó llorando toda la vida él actuó.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Y cuando lo ven que está llorando reacciona y dice: “No me puedo quedar llorando, Lázaro ven fuera” y dice que Lázaro se levantó.

No hemos logrado algunos sueños económicos, algunos han querido estudiar en la universidad, pero no han podido, sin embargo, no nos podemos quedar ahí.

Querida esposa, querías lograr algunos sueños, pero no has podido, entonces no te puedes quedar ahí, no te puedes quedar llorando, tenemos que actuar.

Nos hemos olvidado que tenemos un Dios que hace realidad nuestro sueño, volvámonos a Dios, reaccionemos y digamos: “Jehová cumplirá su propósito en mí, pues tú me amas”.

También te puede interesar: Vivir en familia pero vivir bien

  • Gratitud a Dios y a la familia por lo que hemos logrado

Una miradita a esos logros.

Tenemos también que aceptar que hemos logrado muchos sueños y ahí viene una panorámica amplia, debemos darle gracias a Dios por esos aspectos económicos, Dios nos dio un alimento, tenemos una camita, Dios nos ha bendecido.

Así sea plátano con queso y arroz con fideo, pero Dios nos ha dado, tienes un carro, moto, algunos tienen casa, tienen lote y eso no es otra cosa más que bendición de Dios.

Tenemos a nuestros hijos estudiando, algunos en colegios privados y a veces uno mejor dice: “Señor multiplica la plata”.

Hay un Dios maravilloso, un Dios que nos ha bendecido económicamente, Dios nos ha bendecido en la salud, de ¿Cuántas cosas te ha librado Dios?

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Es tiempo de trazarnos metas.

Quizás deberías estar en una clínica o en el cementerio, pero hoy puede levantar sus manos y decir: “gloria a Dios, me ha dado salud”.

¿A cuántos atracan hoy en día? ¿A cuántos le quitan la vida por un celular? Dios te ha guardado y tú no te has dado cuenta, hay muchas razones por las que debemos darle gracias a Dios.

¿Cuántos sueños hemos logrado? ¿Cuántos exponen su título?, y es bonito, es un sueño hecho realidad, Dios nos ha permitido estudiar lo queríamos y aun lo que no queríamos, pero él nos ha dado todo.

¿A cuántos obligaron a ir a la escuela o al colegio?, pero luego se enamoraron, soñaron y Dios nos dio la victoria.

También te puede interesar: El mal genio en las familias

Hoy algunos tienen su buen carro, su buena casa, gracias a esa profesión, Dios nos ha bendecido, tenemos una profesión para el sustento de nuestra familia y nuestros hijos se sienten orgullosos, eso se lo debemos a Dios.

Es tiempo de trazarnos metas, Dios está con nosotros, claro que hay dificultades, pero Dios tiene la salida.

Contamos con unas herramientas que Dios nos ha dado a nuestra mano, que bueno que si tenemos dificultades nos metamos en Dios, Dios nos quiere dar la victoria para que vivamos en gratitud con él.

¡La familia es para siempre!

Por: German Barragán

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.