Una oración sin adoración no sirve para nada

0
342
Una oración sin adoración no sirve para nada

Una oración sin adoración no sirve para nada

Estar desubicado es algo terrible, se siente fuera de lugar, que no encuentra nada; alguno seguramente se ha sentido perdido, que no encuentra el lugar que está buscando. Hablaremos sobre: “Una oración sin adoración no sirve para nada”.

Dios a sus hijos les ha dado muchas bendiciones, les ha dado la oportunidad para que vivan felices, nos ha dado la oportunidad para que disfrutemos de su presencia.

Para que disfrutemos del gozo de su salvación y sobre todo de la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas.

Dios ha hecho tantas cosas en nosotros, que fácilmente podemos hacer memoria de todo lo bueno, lo grande, poderoso, amoroso y misericordioso que ha sido el Señor con cada uno de nosotros. ¡Ubícate!

Necesitamos estar ubicados realmente donde Dios quiere.

Porque aquel que está bien ubicado en la adoración es aquel que conoce delante de quién está, reconoce lo que Dios ha hecho por él.

También te puede interesar: El Espíritu Santo no es un lujo

Él está esperando que usted le dé la adoración que él merece, no la que usted cree que debe darle.

Sino como él realmente se siente agradado, una adoración en espíritu y en verdad.

Ubícate porque Dios está buscando adoradores que adoren realmente y no solo realmente, que le adoren espiritualmente.

No puede haber una adoración en la carne, no puede haber una adoración normal y cotidiana.

La adoración no está basada en el conocimiento que yo tenga de un instrumento, en el conocimiento que yo tenga de los versículos de la Biblia.

La adoración a Dios viene de un corazón humilde, sincero, necesitado y dependiente de Dios.

El Señor Jesús habló de la adoración con la persona que uno menos se esperaría que debería hablar de la adoración.

Según mi pensamiento, él debió haber hablado con una persona como Nicodemo.

Por ejemplo, con los conocedores, los escribas, los fariseos, con hombres que conocían.

Porque seguramente ellos también estaban equivocados y el Señor con su argumento pudo haberlos convencido, pero Dios le habló a la persona que uno menos creería.

Pero aquí hay algo importante porque dice Pablo: “No somos muchos los sabios, no somos muchos los inteligentes, no somos muchos los que tenemos grandes argumentos”.

Pero, “De lo vil y lo menospreciado escogió Dios para avergonzar a los sabios”.

También te puede interesar: Nadie hace lo que quiere así viva solo

Hay gente dispuesta no por el conocimiento, no por lo que tiene de experiencia, sino porque ha vivido en Dios.

Jesús llegó a Sicar y Sicar significa hombro, parece que el Señor Jesús llegó a Sicar a tocarle el hombro a la mujer samaritana, ubícate mujer.

La adoración a Dios es en el espíritu, no puede haber un adorador carnal, no puede haber alguien así.

Necesitamos despertar en nuestra vida el temor a Dios, el respeto a su presencia.

Hoy los cultos se han convertido para muchos en cultos donde vienen a compartir ideas de whatsApp.

Otros mirando Facebook y luego encontramos gente diciendo: “oiga, que culto tan bonito”, y el otro diciendo: “este culto no me gustó”.

Encontramos mucha gente que se queja, que tanto coro viejo, que por qué no cantan coros nuevos, algunos están así, quejándose todo el tiempo.

Pero quiero decirte una cosa, ubícate porque la adoración a Dios no es como a ti te agrada sino como él quiere, como a él le agrada.

El Señor le dice a la mujer samaritana: “¿Qué agua vienes a beber aquí?” estás llenándote de agua que te da sed otra vez, “El que beba de esta agua no volverá a tener sed”.

No son los coros elegantes, no es la congregación, estamos en iglesias llenas de aplausos y todo se nos volvió aplausos, pero iglesia ubícate.

“El que beba el agua que yo le daré no tendrá sed jamás”, deja que el Espíritu Santo te tome, eso es lo que necesita la iglesia del Señor.

También te puede interesar: La verdadera humildad

Lo que evita la bendición son las enemistades, los recelos, la envidia a veces confundimos el versículo de Pablo donde dice:

“El hombre carnal no puede entender las cosas que son del espíritu porque para él son locura, en cambio el espiritual juzga todas las cosas”.

Cuando dice que “El espiritual juzga todas las cosas”, es que el hombre o la mujer de Dios que anda en el espíritu.

Son capaces de discernir lo que le conviene y lo que no, ¡ubícate, sé espiritual!

Tenemos gente hablando mal del hermano y donde se necesita la mejor comunión es en el hogar, y tu llegas a tu casa a hablar mal de fulano y de fulana.

Ubícate, porque el culto no es solo en el templo, cada vez que te levantas en la mañana Dios espera que le hagas culto a él.

Cada vez que te vas acostar en la noche Dios espera que le hagas culto a él.

Cada vez que te sientas a comer que tú digas: “gracias Señor por esta comida” y que tú le rindas culto a él en todo momento.

Necesitamos presentarnos a él todo el tiempo como sacrificio vivo, santo y agradable a él, que es nuestro culto racional, culto de gente que sabe dónde está parada, ubícate en la presencia de Dios.

Ya llegó el momento de parar de estar tomando agua en otra parte, llegó el momento de tomar del agua que viene del cielo, el agua del Espíritu Santo.

La samaritana estaba totalmente desubicada, ella adoraba, tenía fe y tenía una esperanza, ella esperaba al Mesías.

Ella tenía un lugar de adoración y él le dice: “Mujer tú adoras lo que no sabes”.

El único que habló de adoración como a Dios le agrada fue Jesús porque él es Dios.

El único que relató cómo debe ser la adoración fue San Juan, es el único que describe exactamente cómo debe ser la adoración del creyente.

Y San Juan relata que Jesús le dijo a la samaritana: “Ustedes adoran lo que no saben, nosotros adoramos lo que sabemos, porque la salvación viene de los judíos”.

Pero Jesús cambió todo, porque no se trata de el que sabe, no es por los años que tengas de ser evangélico, no es por ser pastor, ni tampoco porque no sepas.

“Pero la hora viene y ahora es cuando los verdaderos adoradores adoraran al Padre en espíritu y en verdad”.

Lo que el mundo no valora, lo que la gente no aprecia de ti, Dios lo está esperando, él quiere encontrase contigo.

Si hay alguien a quien no le ha ido bien en su vida cristiana, que ha venido sufriendo, que ha querido levantarse de su situación espiritual.

Tiene que sacar la duda de su cabeza, la incredulidad y se tiene que empezar a llenar de confianza en el Señor.

Estamos desarrollando el tema: “Una oración sin adoración no sirve para nada”, pero también te puede interesar: Huye del peligro o tu salvación se perderá

La Biblia muestra que solo se ungía a 3 clases de personas:

  • Los sacerdotes: porque ellos se iban a encargar de llevar el culto a Dios.
  • Los reyes: porque estaban comprometidos a guardar la ley de Dios y a que gobernaran al pueblo bajo la ley de Dios.
  • Los profetas: porque proclamaban la grandeza de Dios, ellos llevaban el mensaje de Dios.

Por eso es que necesitamos gente ungida, gente que tenga sobre su cabeza la unción del Espíritu Santo.

Una oración sin adoración no sirve para nada, necesitas meterte en el ambiente del Espíritu Santo, ubícate en Dios.

Se necesitan servidores, predicadores ungidos para que haya el respaldo y la aprobación de Dios, pero algunos están desubicados.

Dios quiere que tú seas verdadero para él, que seas espiritual para él, que tengas una vida dedicada a él porque él es único que dirige esta iglesia.

Es el único que puede dirigir la adoración como se debe, es él que tiene clara la ley de la adoración porque es el Rey de reyes y Señor de señores.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Una oración sin adoración no sirve para nada.

Dios quiere que dejemos de lado nuestros propios pensamientos carnales y que desarrollemos una vida espiritual, una vida con una mayor capacidad de adoración.

“No vivan según el modelo de este mundo, mejor dejen que Dios transforme sus vidas con una nueva manera de pensar, así podrán entender lo que Dios quiere para ustedes y también lo que es bueno, perfecto y agradable a él”.

Pero hoy queremos es agradarnos a nosotros mismos, no nos preguntamos si la ropa que usamos agrada a Dios, se ven hermanos en Facebook descamisados.

Mujeres que tienen una manera de vestir que indudablemente no tienen en cuenta el pensamiento de Dios, se ha perdido el pudor.

Necesitamos gente que renueve el pudor, ubícate porque no vales lo que tú crees, vales mucho más.

Vea también: Si ser cristiano te avergüenza pierdes el tiempo en la iglesia

Hubo alguien que te compró y pagó por ti ¿Por qué sigues echando malas palabras?

¿Por qué sigues diciendo cosas de doble sentido? ¿Por qué sigues compartiendo cosas terribles de violencia y maltrato en Facebook?

¿Por qué te sigues gozando con la tristeza del otro?

“Glorificad a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu los cuales son de Dios, ya no somos de nosotros”, somos del que pagó por nosotros en la cruz del calvario.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Una oración sin adoración no sirve para nada.

Hay 4 componentes básicos para una vida cristiana agradable a Dios:

  • Su gracia

Sin esa gracia no estuviéramos aquí, es más ni siquiera le buscásemos a él “Fui hallado de los que no me buscaban, me manifesté a los que no preguntaban por mí”.

  • Apto para entrar en el reino

Te limpia de todos tus pecados y te da un vestido, que es el bautismo en el nombre de Jesús.

  • El Espíritu Santo

Juan dice que el Espíritu Santo nos guiará a toda verdad, nos recodará todas las cosas, nos enseñará todas las cosas y nos va a convencer de pecado de justicia.

También de juicio, por eso es que necesitamos el Espíritu Santo.

También te puede interesar: 10 veces mejores para Dios

  • El apóstol Pablo dice:

“En cuanto a la pasada manera de vivir despójense” y pasas y lloras y pasa una semana y sigues peor, porque eso no te la va a quitar ni el Espíritu Santo, ni el bautismo.

Tienes que quitártelo tú: “Puestos los ojos en Jesús el autor y consumador de la fe”.

Un cristiano bien ubicado es aquel guiado por Cristo, está dispuesto a añadirle a la fe virtud y la virtud dominio propio, llegó la hora de que te ubiques en la adoración a Dios.

Por: Michael Secaira

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.