¿Estás oprimido por el diablo?

0
12601
Estás oprimido por el diablo

¿Estás oprimido por el diablo?

El enemigo no debe ver nuestra debilidad, sino la fuerza de Dios que tenemos en nosotros. Si estás oprimido por el Diablo, estas cortas lineas te servirán.

Nosotros tenemos que llegar al punto, que el diablo ya no nos vea a nosotros, sino que vea a Jesucristo en nosotros, porque él es la cabeza de la iglesia.

Hay hermanos que el diablo los tiene totalmente oprimidos y nerviosos y dicen “¿Si viene el Señor será que me quedo?”, y les hace creer que su alma se perderá, pero nosotros debemos estar seguros de nuestra salvación.

No vivamos arrinconados por las deudas y los compromisos, tenemos un Dios que es dueño de todo el universo, él sabe lo que necesitamos y nos sustentará siempre.

Hay algunos que le creen más a la voz de diablo, que a la voz de Dios.

No creas si el diablo te dice “Tú no eres nadie, no podrás salir adelante” pero Jesucristo dice que somos príncipes, sacerdotes y que nos ha hecho sentar en lugares celestiales.

También te puede interesar: Solo somos humanos

Si te acusa permanentemente por los errores que haz cometido, dile que Jesucristo es el que restaura y hace vidas nuevas.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Tal vez el diablo tiene la razón al decir que no somos nadie, porque lo que nosotros tenemos no lo merecemos, pero la verdad es que Jesucristo quiso tener misericordia de nosotros y nos dio libertad.

Hay hermanos que renuncian al cargo porque no pueden más, porque el diablo los tiene acosados, pero la verdad es que Dios nos llamó y nos escogió él mismo.

Te recomendamos leer: El servidor y el Espíritu Santo

¿Qué le pasó a Job?

El diablo lo pidió para ser zarandeado y el Señor le dio permiso, pero Job lo dejó callado.

Hay quienes hablan de Dios, pero hay otros quienes Dios habla de ellos, y Dios le dijo a satanás “vaya, tranquilo quítele los bienes, hágale lo que quiera, eso sí, cuidado con la vida, esa si es mía”.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Y se fue satanás frotándose las manos “ahora van a ver” y le quitó todo los bienes, los hijos, todo lo que Job más quería, y hasta la misma mujer le dijo “Maldice a Jehová y muérete” y Job le dijo “Jehová dio, Jehová quitó, sea el nombre de Jehová bendito”.

El diablo salió avergonzado de ahí, pero lo más tremendo es que el diablo vuelve donde Jehová y le dice “Déjeme tocarle su cuerpo, herirlo” y fue y lo hirió con una enfermedad.

Job con esa enfermedad que tenía abre su boca y dice: “Aunque Jehová me matare, yo sigo esperando en él” salió el diablo calladito, con el rabo entre las piernas (si es que tiene rabo).

No andemos pensando que el diablo se va a enojar, luchemos por mantener contento a Dios.

Cuando el diablo venga ha hacerte creer cosas, invócale a Jesucristo, que a ese si le tiene miedo.

La invitación hoy es que si estás oprimido por el diablo, ¡sacúdete!, porque él es un mentiroso, te esta haciendo creer lo que no es.

En la parte inferior, dejaremos una enseñanza, sabremos que será de mucha bendición para tu vida.

Pastor: Juan Carlos Soto

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.