La alabanza como reconocimiento a Dios

La alabanza

La alabanza

“Este pueblo he creado para mí, mis alabanzas publicará”, hoy hablaremos de “La alabanza”.

Aquí el Señor dice, que ha creado un pueblo para él con un objetivo y es que ese pueblo publique sus alabanzas.

La alabanza es más que un canto, hay gente que canta mucho, pero no alaba a Dios, la alabanza va más allá de lo que es simplemente un canto.

La alabanza es el acto de reconocimiento mediante el cual expresamos a Dios agradecimientos por los beneficios recibidos y todas las obras que él ha hecho.

Dios ha escogido un pueblo con el propósito de que él publique lo que él ha hecho, que lo glorifique.

Lo exalte reconociendo su poder, su majestad, su autoridad, su gloria y todo lo bueno que él es, Rey de reyes y es el Señor de señores.

No solo se alaba a Dios con decir gloria a Dios, con decir alabanzas; alabanzas son las que se dan a él, por eso el salmista escribiendo de una manera tan especial dice en la palabra de Dios:

“Alabad a Jehová porque es bueno, cantar alabanzas a nuestro Dios porque suave y hermoso es la alabanza, Jehová edifica a Jerusalén a los desterrados de Israel recogerá”.

“Él sana a los quebrantados de corazón y venda sus heridas, él cuenta el número de las estrellas y a todas ellas llama por su nombre, grande es el Señor nuestro y de mucho poder y su entendimiento es infinito”

“Jehová exalta a los humildes y humilla a los impíos hasta la tierra, cantad a Jehová con alabanza, cantad con arpa a nuestro Dios, él es quien cubre de nubes los cielos y el que prepara la lluvia para la tierra”.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Al canto hay que ponerle alabanza y David cuando cantaba eso era lo que hacía, de pronto usted no está cantando, está escuchando.

Pero que bueno que aparte de la melodía y de esas grandes voces.

Pudiera darse cuenta que el corazón de esos cantos es un reconocimiento al Señor de gloria y que en esa canción se le pone alabanza para que el Dios del cielo sea reconocido y que usted pueda decirle a él, eso es verdad.

Que pueda adorarlo y glorificarlo porque él es digno de suprema alabanza.

Usted se va de pronto a cansar y va decir: “es que han cantado tanto”, pero ojalá nos diéramos a la tarea de oír a esas personas que han venido a publicar alabanzas a decir que él es bueno, santo, que él sana, que es el Dios todo poderoso.

Si entendiéramos eso nuestras manos no pararían de aplaudirlo, de exaltarlo porque él es grande, soberano y él nos compró para publicar alabanzas.

Que maravilloso es que nosotros no clasificáramos las canciones, sino que digamos: “Realmente tenemos un Dios grande, es maravilloso”.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

El Salmista en alguna ocasión pensando o escribiendo se quedó mirando y dice:

“Bendice alma mía a Jehová”, esa palabra “bendice” se traduce como “Alaba alma mía a Jehová”.

Y ¿Por qué voy alabarlo? Dice: porque él te ha hecho muchas cosas buenas y le dice a su alma:

“Y no olvides ninguno de sus beneficios” ¿Cuál beneficio? “Él es quien perdona todas tus iniquidades”.

“Él es que sacia de bien tu boca, el que te ha sanado cuando has estado al borde de la muerte, es el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias de modo que te rejuvenezcas como el águila”.

Por eso no puedes olvidar los beneficios, por eso tienes que bendecirlo, alabarlo, qué bueno que descubrieras al Dios que envuelve esas notas.

Que descubrieras lo grande que es porque los hermanos no están solo por cantar.

Si fuera por cantar lo haríamos en otra parte, pero nos sentamos es a escuchar personas que usan sus dedos con la unción del Espíritu Santo.

Para hacer que un instrumento inerte le dé a ese Dios una nota de alabanza.

Vea también: La alabanza y la adoración sólo es para Dios

Todo eso unido a unas súper voces y a un grupo de personas que se han unido en sus mentes y en el sentir para decirle al Señor:

Señor, yo sé que vives, yo sé que reinas”.

Y tú sabes que ese Dios te ha sanado muchas veces, te sacó del pozo de la desesperación, de los vicios y de todas clases de males.

Él te sacó de allá y te ha traído con un propósito central y es que lo reconozcas.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

“Este pueblo he creado para mí, mis alabanzas publicara”.

Y dice Isaías: “Todos los llamados de mi nombre para gloria mía los crie, los forme y los hice”.

La razón de ser de nosotros es alabar a nuestro Dios, es reconocerlo a él porque él ha sido bueno con nosotros.

El Salmista dice: “Venid, aclamemos alegremente Jehová, cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación lleguemos ante su presencia con alabanza”.

Vea también: La alabanza hoy

“Alabadles con canticos”

¿Por qué? “Porque Jehová es Dios grande y Rey grande sobre todos los dioses, porque en su mano están las profundidades de la tierra y las alturas de los cielos de los montes son suyas”.

“Suyo también el mar pues él lo hizo, sus manos formaron la tierra seca” y luego en un acto de reconocimiento dice:

“Venid y adoremos y no solo eso, postrémonos y arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor porque él es nuestro Dios y nosotros el pueblo de su prado y ovejas de su mano”.

Si oyeres hoy su voz, alábalo, glorifícalo, es tan grande él que no bastan las palabras, hay que tener acciones.

El Salmista dijo:

“Reconoced que Jehová es Dios, él nos hizo y no nosotros a nosotros mismos, pueblo suyo somos y ovejas de su prado”.

Y cuando él declara eso dice: “Entrad por sus puertas con alabanza”.

Por: Víctor Vergara

Total Page Visits: 197 - Today Page Visits: 1