La gloria de Dios

0
2511
La gloria de Dios

La gloria de Dios

Una de las palabras que más usamos nosotros en nuestras reuniones es la palabra “gloria”. Hablaremos sobre el tema: “La gloria de Dios”.

Pero qué significa la palabra gloria, en la Biblia encontramos la palabra “Shekinah” y “Kabod”, están asociadas a la presencia activa de Dios.

Porque una cosa es la presencia activa de Dios y otra cosa es la presencia pasiva de Dios.  Él está en todas partes, pero no se manifiesta en todas partes.

Cuando se hablaba de gloria en el Antiguo Testamento, era algo denso, pesado y resplandeciente.

De tal manera que cuando se inauguró el tabernáculo, dice la Biblia, que los sacerdotes no podían entrar por causa de la gloria del Señor. Y cuando se inauguró el templo de Salomón pasó lo mismo.

En el Nuevo Testamento esta palabra la encontramos en varios versos.

Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

Porque convenía a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor de la salvación de ellos”. Hebreos 2:9-10.

En este pasaje la gloria está asociada con un lugar.

Porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios”. Romanos 8:21.

Quiere decir, que aquí ya no se refiere a un lugar, se refiere a un estado, a una condición.

También te puede interesar: Acerquémonos a Dios contemplaremos su gloria

Pero ¿Cuándo es que glorificamos a Dios? Es el apóstol Juan quien se encarga de hablar ampliamente pero ésta, está relacionada con el Señor Jesucristo, con sus atributos y cualidades.

“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad”. Juan 1:14.

¿Por qué Juan se atreve a decir que vimos su gloria? Porque él se reveló como el Dios de gracia y el Dios verdadero.

Él no solamente es el Dios de gracia y verdadero, él es el Dios creador y además la resurrección y la vida.

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado”. Juan 7:37-39.

El cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia…” Hebreos 1:3.

Quiere decir estos textos, que cuando reconocemos sus atributos, le estamos dando la gloria a él.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Pero también le glorificamos cuando lo recibimos a él.

Alzad, oh puertas, vuestras cabezas, y alzaos vosotras, puertas eternas, y entrará el Rey de gloria. ¿Quién es este Rey de gloria? Jehová el fuerte y valiente, Jehová el poderoso en batalla”. Salmo 24:7-8.

También te puede interesar: El hombre es creado a imagen de Dios

Cuando un corazón se abre para recibir al Señor, el que entra a ese corazón es el rey.

Y si nos sometemos al proceso de Dios, él es glorificado, cuando damos testimonio, glorificamos al Señor.

También cuando le servimos con el don que hemos recibido, glorificamos a Dios.

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén”. 1 Pedro 4:10-11.

Todo lo que se hace para la gloria del Señor da resultado, para él sea, la gloria del creyente va de menos a más.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Nosotros creyentes 24/7, pase lo que pase seguimos siendo creyentes, no somos creyentes circunstanciales. El Señor no quiere una semana santa, él quiere una vida santa.

Y a aquel que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros sin mancha delante de su gloria con gran alegría, al único y sabio Dios, nuestro Salvador, sea gloria y majestad, imperio y potencia, ahora y por todos los siglos. Amén”. Judas 1:24-5.

Vea también: Estamos viviendo tiempos de gloria

Él se glorifica cuando nos salva, nos sana, cuando se termina viene esta carrera.

Si alguien recibe al Señor en su corazón será para la gloria de él, si recibe el Espíritu Santo es para él.

Esta iglesia está llena de Dios, hermanos que quieren ser transformados.

Pastor: Fernando López

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.