La iglesia no necesita padrinos políticos

Si hay algo que debe tener claro todo creyente, es que la iglesia no es un movimiento político. Desarrollaremos el tema: La iglesia no necesita padrinos políticos.

Los creyentes de esta generación no han sufrido nada por causa del evangelio, nosotros no hemos pasado por grandes pruebas, en comparación con nuestros primeros hermanos.

Tenemos que saber que la historia de la iglesia está escrita con la sangre de los santos y que para tener estas comodidades que hoy tenemos, nuestros ancianos ofrendaron sus vidas.

Además del que murió en la cruz del calvario, nuestros ancianos lo entregaron todo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

[wysija_form id=”1″]

Muchos no saben por dónde ha pasado la iglesia en Colombia para poder llegar a donde hoy está.

Entonces es bueno decir algo para que la generación venidera conozca un poco nuestras raíces y eso nos ayudará a reflexionar.

La fiesta de los tabernáculos era una celebración que hacia Israel todos los años, para conmemorar lo que ellos vivieron en el desierto.

Hoy la iglesia en Colombia vive cómoda, tranquila y gracias a Dios por lo que hemos logrado, pero no es bueno sacar de la mente de la gente de hoy, que así no fue todo el tiempo y esta comodidad no será siempre.

Desconocemos lo que vendrá y hay que prepararnos.

Aun hablando de Jesús, Isaías presenta al Señor como el hombre de dolores experimentado en quebrantos, el término “experimentado” quiere decir “probado”, o sea, puesto a prueba.

Las cosas experimentadas se ponen a prueba, el Señor nuestro fue experimentado en quebrantos, varón de dolores.

¿Por dónde debería pasar la iglesia?

Jesús dijo: “Mi reino no es de este mundo”, entonces no esperemos nada de este mundo, ni ponga su esperanza en las promesas de este mundo.

No sintamos orgullo cuando el alcalde nos invite a una reunión por el hecho de que tenemos un poco de bonanza en este tiempo, o también cuando el Congreso de la República agasaja a la Iglesia Pentecostal.

No nos sintamos orgullosos de eso, vamos a mentalizarnos como siempre han pensado los cristianos a través de la historia.

Recordando que antes no fue así, ni seguirá siendo por mucho tiempo, debemos llevar presente que aquí no iremos a gobernar, ni a reinar. La iglesia no necesita padrinos políticos.

Nuestra iglesia hasta ahora se ha mantenido al margen de la política, y los hermanos que hacen política lo hacen a título personal y que lo sepan todos, la Iglesia Pentecostal siempre ha estado al margen de los movimientos políticos.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Que el crecimiento, el desarrollo y los logros de este pueblo no se les deben a las políticas, sino a la misericordia de Dios, su gracia es la que ha hecho que esta iglesia esté como está.

No nos gloriemos porque hay un poco de bonanza, de paz, no nos gloriemos porque nos tocan la espalda, eso es bueno, pero no nos sintamos orgullosos, no hay que esperar nada del mundo.

Que lo sepa la generación venidera que, en estos 80 años, la iglesia no se ha levantado como un movimiento político, la iglesia es la iglesia del Señor, la iglesia tiene un mensaje netamente espiritual.

La iglesia del Señor está dispuesta a lo que venga, a enfrentarse a lo que salga.

Ahora nosotros sacamos permisos para predicar y como sabemos que lo van a dar, o que allá en la Alcaldía hay hermanos que son “palancas”, nos ayudan en un momento a conseguir dicho permiso sin necesidad de desplazarnos hasta allá.

Tristemente hoy sacamos permiso para predicar, pero y ¿cuándo no había permiso? ¿se predicó o no se predicó?

A los discípulos más bien los sacaban corriendo y así sucedió en la historia de Colombia, hermanos que tuvieron que salir corriendo y dejar la camisa pegada en el alambre y parte del pellejo.

Que lo sepa la generación de hoy, esta comodidad costó, que esto todo el tiempo no ha sido así y que no debemos gloriarnos porque no todo el tiempo va a ser así.

Aquí no es nuestro reino, que se queden aquí los que se quieren quedar, pero nosotros un día nos iremos.

Ustedes los jóvenes tendrán que poner la frente y el hombro para llevar adelante esta causa cuando nosotros los mayores no estemos y no se sabe en qué circunstancias tendrán que hacerlo; recordemos que estamos hablando que, la iglesia no necesita padrinos políticos.

Pero los hombres de Dios siempre han sacado el pecho en el nombre de Jesucristo, hombres y mujeres espirituales que Dios los ha usado a través de la historia y los seguirá usando.

Gracias a Dios por los músicos y cantantes profesionales, cuando hablamos de estas cosas no estamos en contra de ellos.

¿Cómo vamos a estar en contra de ellos?, pero tenemos que decirle que no nos podemos olvidar cuando tocábamos las maracas.

Hoy tiene que ser con todas las de la ley, el piano tiene que ser de la marca tal, la guitara o el bajo tienen que ser de esas traídos de los Estados Unidos, no es malo lo que se hace, pero me refiero a que no olvidemos como iniciamos.

Esta iglesia sigue adelante porque es la iglesia del Señor, entonces cuando no había permiso para predicar siempre se predicó a costa de sangre y sudor.

La iglesia no ha adquirido la posición que tiene por cuenta de los políticos, sino por la misericordia de Dios. La iglesia no necesita padrinos políticos.

Hace 56 años Colombia era muy rebelde y agresiva con nosotros los evangélicos, ahora todos somos hermanos, por ende, esta historia tiene mucho que contar; en general en Colombia se está viviendo una época diferente.

Pero eso no fue así, simplemente, esto que estamos disfrutando aquí, primero le costó la sangre a Cristo en el calvario y después se ha derramado mucha sangre de hermanos.

Si ayer cuando la iglesia era pobre, amenazada y perseguida no necesitó padrinos políticos para crecer, ahora menos.

Ellos empezaron a tenernos en cuenta fue cuando vieron en la iglesia un potencial de votantes, antes no les importábamos.

Tengamos presente siempre que: La iglesia no necesita padrinos políticos.

Nosotros no andamos haciendo cosas para gloriarnos, estamos aquí es por la misericordia de Dios, eso de que yo hice, de que yo fui, que tal cosa, parece que hiciéramos sombra, que ocultáramos al Señor, pero la gloria es para él.

No es por la valentía de nosotros, claro a muchos hombres y mujeres Dios lo usó, pero si Dios me usa la gloria no es mía, la gloria es de él.

Y cuando den aplausos no se los den al predicador, ni al cantante, dé ese aplauso al Señor, porque a veces la gente como que le da el aplauso es al cantante, si el predicador predica un mensaje bonito no es por él, es porque el Señor lo usó.

A veces cuando llega un predicador invitado en seguida corren al altar para que les ponga la mano como si fuera el papa Francisco, pero no es así es porque Dios lo usa, dele la gloria a Dios.

Entonces la gente cree que ese hermano es un milagrero, pero hay uno que merece toda la gloria.

Ahora se goza de una pequeña bonaza, digo pequeña porque no será toda la vida, la gente en este tiempo solamente nos acepta y nos tolera, pero no es que nos quieran, olvídese de eso, no es bueno que el mundo nos quiera.

La iglesia creció fue en la persecución, no se le olvide eso, tampoco que: La iglesia no necesita padrinos políticos.

“Y alzando los ojos hacia sus discípulos les decía: bienaventurados vosotros los pobres porque vuestro es el reino de Dios, bienaventurados los que tenéis hambre porque seréis saciados”

“Bienaventurados los que ahora lloráis porque reiréis, bienaventurados seréis cuando los hombres os amen, bienaventurados sois cuando los hombres os aborrezcan y cuando os aparten de si y cuando os vituperen”

“Y desechen vuestro nombre como malo por causa del hijo del hombre, gozaos y alegraos porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos”. Lucas 6.

Aunque muchos enemigos se levanten ahora hablando mal en contra de la iglesia no se alarme, así ha sido siempre.

Con los profetas fue así, pero por encima de las persecuciones la iglesia se ha mantenido y el Señor tiene un propósito glorioso con la iglesia.

Ahora hay muchos hermanos poniéndole cuidado a todo lo que los impíos ponen en las redes sociales contra la iglesia, esa gente salió de nosotros porque no eran de nosotros; déjelos, allá ellos, tendrán que darle cuenta a Dios.

Cuando usted oiga que están atacando la iglesia, que denigran de los ministros, no se confunda, no se enrede, gócese, alégrese que ellos le darán cuenta a Dios por eso.

Gozaos en aquel día y alegraos porque he aquí vuestro galardón es grande en los cielos porque así hacían sus padres con los profetas”.

Eso siempre ha sido así, la iglesia siempre ha sido atacada y tuvieron enemigos terribles.

“Porque de cierto cuando vinimos a Macedonia ningún reposo tuvo nuestro cuerpo, sino que en todo fuimos atribulados de fuera conflicto, de dentro temores”. 2 Corintios 7:5

Y si nos aborrecen, Gloria a Dios y si hablan mal de nosotros gloria a Dios, el peligro es que hablen bien, en cambio a nosotros nos gusta es que hablen bien, estamos viviendo algo al revés, así no es.

Según la Biblia es que cuando a uno lo critiquen “Gracias a Dios, alégrate”, pero si hay algo que lo pone mal a uno anímica y psicológicamente, es cuando hablan mal de uno.

Pero eso siempre ha sido así, la historia ha sido así.

Valoremos a nuestros ancianos, respetemos a los que trabajaron de sol a sol en vez de darle oído a aquellos que solo les interesa el fruto, que le dan garrote al árbol que sembraron con sangre y lágrimas nuestros ancianos.

Ese árbol es la iglesia, eso tiene un costo muy alto.

Si a usted no le costó la iglesia, sepa que de Cristo para acá hay muchos hombres que les costó la vida; a los hombres espirituales de esta generación seguirá usando Dios para mantener o sostener a su iglesia.

Esperamos que este artículo sea de gran bendición para tu vida. Estas líneas fueron tomadas del vídeo que te dejamos en la parte inferior, recuerda:

¡La iglesia no necesita padrinos políticos!

Por: Clodomiro Lobo