La unicidad de Dios

1
2172
La unicidad de Dios

La unicidad de Dios

A uno le parece que eso es obvio pero hay personas que no les parece tan obvio y creen en muchos dioses pero la Biblia dice que aunque haya muchos que se llamen dioses y señores para nosotros ¡NO! para nosotros sólo hay uno. Hablaremos sobre sobre “La unicidad de Dios”.

Toda norma de interpretación Bíblica debe ser un río que parte desde Génesis y culmina en Apocalipsis.

La Biblia no se contradice es un circulo hermenéutico que se explica ella sola, la Biblia concuerda y es armoniosa, lo que enseña en Génesis, lo enseña a lo largo de toda la palabra de Dios.

Así que toda doctrina debe estar fundamentada no en una frase, no en un versículo, no en una escritura aislada.

Sino en toda la corriente teológica que Dios nos ha dejado para revelarnos su verdad.

Cuando usted quiera saber la verdad de Dios entonces abra la Biblia porque esa es la revelación del Dios todo poderoso.

Los primeros cinco libros de la Biblia se llaman el Pentateuco y fueron escritos por Moisés.

En esos primeros libros nosotros encontramos el pensamiento teológico de Moisés ¿Qué es lo que Moisés pensaba de Dios?

La gente piensa que hemos ido evolucionando pero el conocimiento de Dios no ha evolucionado en el sentido absoluto, Dios ha revelado quién es Él desde siempre:

“Y el que tenga oídos para oír oiga el que quiere endurecerse endurézcase pero la verdad de Dios permanece para siempre”.

Moisés dice que él cree en un solo Dios, los pueblos paganos tuvieron diversidad de dioses pero el pueblo de Dios siempre ha tenido el conocimiento claro de que Dios es uno y uno su nombre.

Porque pregunta ahora si en los tiempos pasados que han sido antes de ti, desde el día que creó Dios al hombre sobre la tierra, si desde un extremo del cielo al otro se ha hecho cosa semejante a esta gran cosa, o se haya oído otra como ella ¿Ha oído pueblo alguno la voz de Dios, hablando de en medio del fuego, como tú la has oído, sin perecer?

¿O ha intentado Dios venir a tomar para sí una nación de en medio de otra nación, con pruebas, con señales, con milagros y con guerra, y mano poderosa y brazo extendido, y hechos aterradores como todo lo que hizo con vosotros Jehová vuestro Dios en Egipto ante tus ojos? A ti te fue mostrado, para que supieses que Jehová es Dios, y no hay otro fuera de él.

Desde los cielos te hizo oír su voz, para enseñarte; y sobre la tierra te mostró su gran fuego, y has oído sus palabras de en medio del fuego. Y por cuanto él amó a tus padres, escogió a su descendencia después de ellos, y te sacó de Egipto con su presencia y con su gran poder,

Para echar de delante de tu presencia naciones grandes y más fuertes que tú, y para introducirte y darte su tierra por heredad, como hoy. Aprende pues, hoy, y reflexiona en tu corazón que Jehová es Dios arriba en el cielo y abajo en la tierra, y no hay otro”. Deuteronomio 4:32.

Nosotros tenemos una base sólida de lo que Moisés realmente pensaba acerca de Dios, él está enseñando a su pueblo y les; dice pregunta ahora.

Hay gente que dice que aquí disque encerramos a la gente y le lavamos el cerebro y no dejamos pensar en otra cosa ¡ojalá no pensaran en otra cosa!

Porque dice la Biblia “bienaventurado el varón que en su ley medita de día y de noche”.

Pero eso no es cierto, no es posible además, la gente siempre está pensando en su trabajo, en su familia, su negocio, sus problemas.

Y por más que no quiera tiene que pensar en ellos pero cuando sacamos tiempo sí pensamos en Dios.

Moisés reunió al pueblo y les dijo; ustedes pregunten, investiguen si quieren.

Si desde donde nace el sol hasta donde se pone, de un extremo hasta el otro si ha pasado una cosa igual, si ha habido una cosa semejante, si algún pueblo en esta tierra ha tenido la experiencia que vosotros habéis tenido”.

Ese Dios que habló desde el fuego, que hizo temblar la montaña, que anduvo en la columna de fuego.

Que partió el mar, que hizo maravillas, que sacó un pueblo de entre otro pueblo, pregunta ahora si ha pasado cosa semejante y reflexiona en tu corazón.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios” también te puede interesar: La doctrina de la unicidad

Aprende porque a ti te fue mostrado para que tú entiendas que Jehová es Dios arriba en los cielos, abajo en la tierra y que no hay otro fuera de Él “yo soy Dios y no hay más”.

Usted lee estos capítulos y a lo largo de esos capítulos Moisés desarrolla toda una argumentación para demostrarle al pueblo que Jehová su Dios no era un Dios cualquiera.

No es como los otros dioses que tienen boca y no hablan, tienen ojos y no ven, tienen orejas y no oyen, tienen pies y no andan y como no andan los tienen que cargar.

Moisés dice; vuestro Dios no es así, nuestro Dios tiene su trono en los cielos y la tierra es el estrado de sus pies y no hay quien se esconda de su poder.

Después de una larga argumentación Moisés culmina diciendo “Oye Israel Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”. Deuteronomio 6:4.

Algunos pobres hombres todavía hoy piensan que a Dios lo creamos nosotros, si usted conoce los mecanismos de la mente y del cerebro.

El cerebro no crea, el cerebro toma los elementos que nosotros le sembramos, los va combinando y va formando cosas nuevas.

Lo que usted cree que ha creado realmente no lo ha creado es una combinación de objetos que ya le hemos alimentado a ese cerebro.

¿De dónde sacamos nosotros la idea de que hay un ser perfecto? Eso no lo hemos creado nosotros.

Nuestro Dios no lo ha creado el hombre porque el hombre no puede crear lo que nunca ha visto, no se puede imaginar lo que nunca se le ha presentado.

El hombre solo combina ideas y pueda ser un superman, un súper hombre pero nunca puede ser un Dios porque Dios tiene unas condiciones que el hombre nunca ha visto.

Dios es Dios porque siempre ha sido y lo que tenemos de Dios Él nos lo ha enseñado con su Espíritu Santo.

Este Dios todo poderoso no es creación de la imaginación porque el hombre no se puede imaginar lo que nunca ha visto.

Usted no se da cuenta que por más que los humanos traten de imaginarse un extraterrestre siempre lo comparan con algo que ya existe. La unicidad de Dios.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios”.

No se lo pueden imaginar original porque no tienen bases para imaginárselo nunca lo podrán imaginar realmente.

Dios no es producto de la imaginación del hombre, Dios es único, es inimaginable, no tiene paralelos, es singular.

Este gran argumento culmina con esta gran expresión tan sencilla “oye Israel, Jehová nuestro Dios, Jehová uno es”.

Pero como hay gente que siempre anda rebuscándose la Biblia dice el Hebreo “en el principio creó Elohim.

La palabra Elohim que sido traducida a Dios es una palabra plural en el Hebreo, la terminación (im) como es la terminación (S) en castellano denota el plural.

En vez de poner carros diríamos carroim o carrim si le ponemos im ese sería el plural, en Hebreo se pluralizan las palabras añadiéndole la terminación im.

Entonces algunos les ha parecido que porque la palabra Elohim está pluralizada en su forma.

Que eso quiere decir que hay varios dioses o por lo menos hay varias personas en el mismo dios, es una lástima que una repita argumentos cuando ni siquiera tiene bases para decirlo.

Sería suficiente que nosotros examinásemos Génesis 1:1 con una simple regla de concordancia gramatical porque los verbos y los sujetos siempre concuerdan en género y número.

El verbo creó Dios está en tercera persona singular ¿Por qué no dice; en el principio crearon dioses?

La Biblia dice: en el principio Dios creó tercera persona singular por algo el traductor no se atrevió a argumentar cosas que no son.

Dicen los eruditos:

Inmediatamente que leemos Génesis 1:1 nos encontramos con una frase que ha traído consecuencias teológicas “En el principio Dios”.

Porque la palabra traducida Dios viene la palabra Elohim.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios” también te puede interesar: Que ‘piensa’ Google de la Unicidad

Génesis 1, este plural puede indicar una deliberación de Dios con su corte celestial o con los ángeles Génesis 3:5-22 la versión griega seguida por la mulgata.

El Salmo 8:6 citada en Hebreos 2:7 así entendió nuestro texto:

“O bien expresa la majestad y la riqueza interior de Dios cuyo nombre común es la forma plural Elohim” nota tomada de la Biblia de Jerusalén página 11”.

Cuando dijo “hagamos al hombre” ¿estaba hablando con su corte celestial, los ángeles? O ¿estaba dando una demostración de su majestad, de su personalidad?

Elohim se traduce Dios en nuestra Biblia, indica una pluralidad de atributos y no de personas.

Grandes estudiosos de la Biblia como Calvino han ridiculizado la idea de que esta palabra apoya en alguna manera la creencia en personas divinas.

Usado también en las siguientes escrituras Jueces 6:31, 2 Reyes 1:2, Zacarías 11:4-12-13, Zacarías 12:10 y 14:5 nota tomada del libro “esta Jesús en divinidad o la divinidad en Jesús página 27.

Los hebreos usaban la forma plural del nombre de Dios en el sentido singular, nunca pensaron que esto indicaría nada más que la absoluta unicidad de Dios.

No tenían idea de una pluralidad de personas en la divinidad, el plural intensivo simplemente significa “el supremo Dios”.

La forma plural de Elohim ha dado pie a mucha discusión, la idea exótica, fantástica de que hace referencia a la trinidad de personas en la divinidad difícilmente encuentra ahora algún seguidor entre los eruditos.

Se refiere a lo que los gramáticos llaman el plural de majestad o plural mayestático, denota la pluralidad de la fuerza divina, la suma poderes exhibidos por Dios.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios”.

La palabra más comúnmente utilizada para decir Dios es Elohim, la forma de la palabra Elohim es plural, los hebreos pluralizan los sustantivos para expresar grandeza o majestad.

Estas notas que no escribimos nosotros, que están en el mercado por eruditos conocedores del idioma Hebreo.

Nos dicen a nosotros que la palabra Elohim por el hecho de estar en plural nunca va da significado una pluralidad de personas en la divinidad.

Sencillamente que los Hebreos en un idioma que es rudimentario porque es el Hebreo antiguo que nadie habla ya, no encontraban la manera de expresar el superlativo.

Entonces para decir “el Dios altísimo, el supremo Dios, el todo poderoso” pluralizaban el nombre.

Para expresar que en Él se concentraban muchos poderes y muchas capacidades y que Él tenía todo el dominio y la autoridad sobre todas las cosas.

No solo se lo aplicaban a Dios sino también a los jueces, el marido era el Elohim de la mujer.

También se lo aplicaban a otros dioses paganos, la persona que concentraba en sí todas esas capacidades era llamada Elohim.

Así que es ridículo pensar que porque la Biblia dice “en el principio creó Elohim los cielos y la tierra”.

Se refiere a que habían más de una persona en la divinidad o más de un dios allá creando el universo.

Dios es uno y uno su nombre, en Él están concentrados todos los secretos del poder, de la vida, de la sabiduría y del conocimiento.

Él es el supremo Dios y con todo derecho, si en hebreo se llama Elohim entonces Dios es un Elohim.

Hay gente que cree que Dios nada más es tres veces Santo, pobre Dios si nada más fuera tres veces Santo, los Hebreos para enfatizar una idea superlativa usaban estos plurales.

Ahí lo que quiere decir es que Dios es Santísimo, no que es tres veces Santo, Él es todas la veces que usted quiera Santo y todavía más.

Monoteísmo

Del antiguo testamento no solo Moisés fue monoteísta, esos son los primeros libros cuando la gente dice que estábamos en la edad de piedra.

Esta iglesia sabe que tiene un amado que no se parece a ninguno porque la roca de ellos no es como nuestra roca y ellos lo saben, este es un Dios maravilloso es hermoso entre 10mil.

“Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios; por cuanto no hay como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos” 2 Samuel 7:22.

Es por eso no nos confundimos cuando nos encontramos con Él, sabemos si es ÉL o no porque no hay ninguno que se parezca por es que hay gente que no conoce a Dios.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

“Jehová, no hay semejante a ti, ni hay Dios sino tú, según todas las cosas que hemos oído con nuestros oídos” 1 Crónicas 17:20.

¿Qué haríamos nosotros sin Dios, si quiera un día de la semana?

Nosotros si tenemos que hablar de Él todos los días y lo que hablemos de Él tiene que ser verdad, así que no podemos decir otra cosa.

Y dice: cuando tú vayas a la tierra que yo te voy a dar por heredad, que prometí a tu padre y tus descendientes no te olvides de mí y coge a tu hijo y cuando vayas de camino le cuantas que no hay Dios como yo.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios”.

Que yo te saqué de tierra de Egipto con brazo fuerte y con mano extendido y se cansa de andar.

Y se sienta a comer y estés a la mesa repíteselo otra vez y te vas a la cama con él y se lo vuelves a repetir “Jehová nuestro Dios, Jehová uno es y no hay más”.

Esto es lo que hay que decirle y no es invento de la iglesia pentecostal, es invento de la palabra de Dios.

“Tú solo Altísimo sobre toda la tierra” Salmos 83:18.

“Todas las naciones que hiciste vendrán y adorarán delante de ti, Señor, Y glorificarán tu nombre. Porque tú eres grande, y hacedor de maravillas; Sólo tú eres Dios” Salmos 86:9-10.

Usted no va a encontrar otra cosa en la Biblia, el antiguo testamento tiene una línea vertical que no se dobla ni a la izquierda ni a la derecha, Dios es uno.

Los profetas también testifican.

“Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí. Yo, yo Jehová, y fuera de mí no hay quien salve” Isaías 43:10-11.

“Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios” Isaías 44:6.

“Así dice Jehová, tu Redentor, que te formó desde el vientre: Yo Jehová, que lo hago todo, que extiendo solo los cielos, que extiendo la tierra por mí mismo” Isaías 44: 24.

La tierra se extiende en el espacio pero Dios que no tiene ubicación en el espacio porque lo llena todo, no necesita desplazarse, ni moverse para extender la tierra.

Así que ¿Qué ayuda va a tener? Él estaba solo y no necesitaba compañía.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La unicidad de Dios. 

“Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo” Isaías 45:5.

Sencillamente el Antiguo Testamento nos muestra una línea de pensamiento teológico, no es cuestión de escoger una escriturita y tratar de enredarlo.

Es que la aislación de pensamiento que la Biblia trae desde el principio hasta el fin nos dice a nosotros que los cielos son la obra de una sola persona, de un solo ser.

Dios sobre todas las cosas, no necesitó ayuda, nadie lo ayudó a extender los cielos, ni la tierra que Él habló y las cosas fueron.

El antiguo testamento es un libro monoteísta puro y ¿Qué pasa con el nuevo testamento? Esto no tiene enredo “Dios es luz y no hay ningunas tinieblas en Él”.

“Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es” San Marcos 12:29.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios”.

Es decir, que el Señor como un buen teólogo dijo:

Vamos a las raíces, el Señor retoma el hilo del antiguo testamento y la introduce como si fuera una aguja para cocer el nuevo testamento.

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” San Juan 17:3.

Esto no es un lujo en la doctrina, si tú quieres ser salvo tendrás que conocer al único que te puede Salvar.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La unicidad de Dios.

“Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores), para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él” 1 corintios 8:5-6.

Esta es la teología Paulina, Pablo fue uno de los grandes teólogos del nuevo testamento.

Estamos desarrollando el tema: “La unicidad de Dios”.

“Un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos” Efesios 4:5-6.

Este es el apóstol Pablo.

Al único y sabio Dios sea honor y gloria, Único es que no tiene ninguno en su clase que se le acerque.

“Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”

“Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan” Santiago 2:19. Ellos saben que hay un solo Dios.

¿Si tú crees que Dios es uno? Eso está bien pero eso no es suficiente. La unicidad de Dios.

Por: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.