Métodos educativos en el contexto bíblico

0
1255
Métodos educativos en el contexto bíblico

Métodos educativos en el contexto bíblico

Un buen método puede abrir al alumno para un buen aprendizaje, en esta ocasión hablaremos de los métodos educativos en el contexto bíblico.

¿Cómo hacer para abrir el candado de la enseñanza?

La llave es el método, un buen método puede abrir al alumno para el aprendizaje. Una llave sin candado no tiene sentido, de nada sirven los métodos sin alumnos y los alumnos cerrados son más difíciles de enseñar.

Un maestro de escuela dominical, debe procurar que sus alumnos vayan a la escuela dominical, ya que puede tener la llave, pero se necesitan esos candados.

El objetivo central de un maestro es presentar niños ante Dios.

Dentro del amplio paquete de información que tenemos en la Biblia encontramos que se utilizaron distintos métodos entre estos:

Los métodos expositivos

Entre ellos la disertación y la narración fueron utilizados, mucho antes que apareciera la escritura.

Tomemos como ejemplo el sermón del monte, cuando Jesús se subió en la parte más alta, se acercaron sus discípulos y comenzó a legislar como rey, comenzó a decirles cual era el perfil de un ciudadano del cielo.

Después les hizo una aplicación del propósito de la ley, en todo eso estaban ellos callados, ninguno preguntó algo, permanecían muy atentos a la palabra que Jesús decía.

Notemos que el Señor utilizó la parte alta para beneficiar la acústica del lugar donde se encontraban y que se escuchara mejor todo lo que ellos necesitaban.

Ese método es muy bueno, pero si en frente está el Señor Jesús, es decir, cuando la disertación es agradable, cuando la comunicación es clara, el lenguaje que se está utilizando es el adecuado, la postura corporal, los gestos.

Vea también: Cómo interpretar la Biblia

Todo lo que se estaba usando en la comunicación contribuía a que las personas se entusiasmen, en pocas palabras, dan ganas de escuchar.

Podemos quedarnos solo con disertaciones al hablar en los niños, pero necesitaríamos hacerlo muy bien para que ellos puedan interesarse en lo que decimos.

Aun así, resaltemos que Jesús no fue lo único que utilizó. No solo era dar un discurso.

Recordemos que estamos hablando de los métodos educativos en el contexto bíblico.

Mencionemos que Jesús en algunas ocasiones también entró esos métodos expositivos, utilizó la narración, Jesús relataba parábolas, muchos críticos textuales sostienen que las estas eran vivencias ocurridas en el pueblo de Israel.

Por ejemplo, la parábola de a oveja perdida no le ocurría a exactamente a él, sino que fue una experiencia vivida de Moisés cuando buscando su oveja llegó al monte de Dios y vio la zarza ardiendo. Esta es una teoría que muchos rabinos explican.

Vemos como Jesús en una narración está contando cosas que ocurrieron.

Usted puede usar este método, donde el alumno tiene poca participación, pero usted puede en su narración tomar su atención al hacer muy interesante y entendible su relato.

Muchas veces nos quedamos solo en narraciones de historias bíblicas, pero existen más métodos educativos en el contexto bíblico.

El método participativo

En que el alumno participante activo en el proceso de aprendizaje.

El enfoque vanguardista propone que el niño construya su propio conocimiento.

Encontramos en las escrituras momentos en los que Jesús utilizó preguntas y respuesta para enseñar a sus discípulos y guiarlos y de esas maneras ellos mismos pudieran desarrollar el conocimiento.

Un ejemplo de esto es cuando Jesús interroga a los discípulos preguntando ¿Quién dicen los hombres que es el hijo del hombre?

Esta pregunta notamos ser muy bien estructurada, despierta la expectativa, genera pensamiento, y Jesús lo hizo aprovechando que sus discípulos estaban interesados en conocerlo a él.

Y en la continuidad de la historia vemos como Jesús sigue haciendo preguntas sabias que generan participación y aprendizaje en ellos.

La mayéutica como método de enseñanza de aprendizaje, es donde el maestro le va presentando al alumno preguntas bien elaboradas, para el mismo construya el conocimiento.

También te puede interesar: El evangelismo personal e interactuado

En muchas ocasiones encontramos a Jesús haciendo preguntas, bien sean individuales o como una discusión plenaria.

Podemos ver como términos de hoy:

  • Mesas redondas
  • Grupos de discusión
  • Paneles
  • conferencias

Estos nos pueden parecer muy actuales o que quizá no tienen relación en el contexto bíblico, pero el Señor tuvo mesas redondas con sus discípulos, donde todos opinaban.

  • Mesas redondas

En la biblia vemos como Jesús en una mesa redonda con sus discípulos, hace una exposición introductoria al tema.

“NO se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os lo hubiera dicho: voy, pues, á preparar lugar para vosotros” Juan 14:1-2.

Luego de esa introducción los discípulos tomaban participación y Jesús les aclaraba sus dudas, esto una vez más nos demuestra que si existen métodos educativos en el contexto bíblico.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Es de admirar las respuestas y la paciencia de Jesús con los discípulos; un maestro, debe tener en cuenta esto, es decir, el método y la forma, ya que, sin importar la edad o la duda del alumno, debe ser paciente en ambas.

La paciencia de un maestro se puede reflejar en la forma en que da participación a todos y resuelve las dudas de todos.

Un maestro de escuela dominical, o un encargado de cualquier grupo de hermanos, que se reúnen con el fin de aprender sobre la palabra.

Puede implementar estos métodos, sean niños, adolescentes, jóvenes o adultos son herramientas muy provechosas.

  • Grupos de discusión

Funciona de la siguiente manera, primero planteamos un tema, luego hacemos una pregunta y después mandamos a las personas en grupos pequeños a discutir esa pregunta.

Así cada participante aporta su idea en el grupo, cada uno busca soluciones y luego regresamos a una reunión plenaria.

Después de la discusión grupal, las personas se animan a hablar para dar la idea socializada.

De esta manera, se incentiva a hablar en público a personas que quizá normalmente no se animarían a hacerlo, porque pueden sentir un apoyo en sus ideas, ya que en el grupo muchos pudieron pensar igual.

Vea también: Manual de homilética formación ministerial

“Él les dijo: Dadles vosotros de comer. Y dijeron ellos: No tenemos más que cinco panes y dos pescados, a no ser que vayamos nosotros a comprar alimentos para toda esta multitud” Lucas 9:13.

En esta historia vemos como Jesús deja que los discípulos identifiquen posibles formas de resolver el problema en el que se encontraban.

  • Paneles

Jesús en medios de sus apóstoles, fariseos y escribas (quienes ocupaban un papel de expertos en este caso).

Toca un tema a través de las preguntas que le hacían, le preguntaron sobre el divorcio.

Jesús les responde como moderador del panel, les habla que no siempre fue así y que la única causa por la cual alguien puede considerar esa ruptura en el vínculo matrimonial, es el adulterio.

Vemos que siguen opiniones, en este caso la opinión de los discípulos, intervienen y expresan que parecía no convenir al hombre casarse.

La Biblia deja ver que Jesús atendía a la multitud con las inquietudes de los fariseos, escribas y discípulos.

Eso es lo que conocemos hoy como panel, expertos tratando un tema específico.

Métodos audio visuales

También es propicio mencionar otros métodos educativos en el contexto bíblico, métodos que estimulan el aprendizaje, uno de ellos es el audio visual.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Recordemos siempre que mientras más sentidos se estimulen mejor es el aprendizaje.

La música también es un método de enseñanza, produce una incidencia fuerte y firme, es por eso que como maestro debemos tener muy en cuenta esto y evitar que música sin contenido bíblico refuercen la enseñanza

Este tema de métodos educativos en el contexto bíblico es muy amplio, hemos dado bases fundamentales para inducir a una enseñanza eficaz y con la ayuda de Dios y su palabra.

También te puede interesar: La predicación del evangelio de Jesucristo

Que es la llave, cada uno de los niños entenderá de una manera significativa los temas abordados.

Podemos utilizar estas y muchas más técnicas, dar lo mejor de nosotros.

Pero debemos entender que la dirección y ayuda divina nos permitirá ser verdaderos maestros apasionados, y que nuestro trabajo sea de gran bendición en las vidas de cada persona.

Así como Jesús recurría a distintos métodos, también nosotros examinar cual es el más apropiado en cada una de nuestras clases.

Debemos ser imitadores de nuestro más grande maestro, Jesús. Seamos como él, quien enseña con paciencia y amor.

Por: Jorge Cristancho

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.