La inspiración es esencial en la adoración

0
830
La inspiración

La inspiración

Hay mucha discusión en el mundo de la adoración como en todos los campos de la vida cristiana, todo el mundo quiere encontrar respuestas y tenemos un peligro y son las respuestas absolutistas. Hoy hablaremos sobre la inspiración.

Nadie tiene la verdad absoluta “Si alguno cree sabe algo, todavía no lo sabe cómo debe saberlo”.

Ahora en la adoración; la adoración es una actitud, no es una práctica, la actitud produce las prácticas.

Si uno tiene una actitud de adoración o si un hombre sabe adorar y es un adorador de verdad.

Si se para en el altar déjelo que cante lo que quiera, no importa lo que cante, porque lo que bendice a la gente no es la música en sí.

La música es un medio de inspiración, pero la adoración es la actitud del corazón.

No tenga complejos de que debo cantar esto, lo otro o aquello ¡no! venga adorar a Dios.

Cuando usted adora a Dios es como quien tiene una copa que está rebosando, cuando se abre la boca salpica a todos.

Puede fijarse usted cuando de pronto, que hay una persona en la iglesia que canta y es desentonado, pero cuando se para a dirigir, la congregación se bendice.

Eso es porque es un adorador que tiene el corazón lleno de adoración, porque el espíritu fluye de vaso en vaso.

La Biblia insiste “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo” ¿Por qué? Si realmente tenemos comunión.

La palabra comunión quiere decir, intercomunicación, se produce el derramamiento de la presencia del Señor.

Cuando el Espíritu Santo entra en uno, todos los que estamos en comunión empiezan a sentir el efecto y todos los vasos comunicantes llegan a un mismo nivel.

Por eso es importante que estemos en comunión, Dios es luz y no hay ninguna tiniebla en él.

Si andamos en luz como él está en luz tenemos comunión los unos con los otros y la sangre de Jesucristo nos limpia de todo pecado.

Esas son más las bases de la adoración que las formas y lo transcendental es la actitud de la adoración.

La inspiración es un estado de ánimo que se produce en una persona a través de la observación.

Es producida por algo externo y produce un impacto y ese estado de ánimo produce la creación de la persona.

Si nosotros vamos adorar necesitamos estar inspirados porque la adoración nace de la observación.

Vea también: La presencia de Dios cambia la vida para siempre

La emoción no es necesariamente inspiración, son dos cosas distintas, la emoción es un nivel más leve que la inspiración, la inspiración es un nivel más profundo.

“Cuando veo los cielos obra de tus dedos” o como dice el Salmos 19 “Los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos”.

No hay dicho ni palabra. Un día emite palabra a otro día y una noche a otra noche declara sabiduría, estos es pura observación.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Esta inspiración profunda nace primero en la observación y la conclusión intima del corazón, luego se expresa.

La adoración nace primero en la observación, la observación produce la inspiración y la inspiración produce la confesión. La inspiración es parte esencial de la adoración.

“Bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios” ¿Usted quiere adorar a Dios? Siéntese un día solo y piense de verdad en lo que usted era y piense como el Señor le perdonó sus pecados.

Nosotros queremos partir de hacer y decir a las personas cosas cuando no las hemos observado y eso no va a funcionar nunca, para producir una adoración profunda, nosotros partimos de la observación.

“Bendice alma mía a Jehová y bendiga todo mi ser su santo nombre, bendice alma mía a Jehová y no olvides ninguno de sus beneficios”.

Él es quien perdona todos tus pecados, el que sana todas tus dolencias, el que rescata del hoyo tu vida, encima de todo eso te corona de favores y misericordias, él es quien da fuerzas como de águila.

La fuerza del hombre no depende de eso, depende de que el mira y cuando mira se inspira y cuando se inspira produce.

La ira de Dios se revela contra toda impiedad e injustica de los hombres porque los hombres habiendo conocido a Dios no le adoraron, ni le dieron gracias y ¿Por qué lo iban adorar y dar gracias?

Porque Dios, aunque es invisible, las cosas invisibles en Dios se hacen perfectamente visibles a partir de las cosas creadas.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

La adoración debe ser producida por la inspiración, producida por la observación.

“Alabad a Dios en su santuario en la magnificencia de su firmamento, alabadle por sus proezas conforme a la muchedumbre de su grandeza”.

Es decir, que nosotros inmediatamente que nos enfrentamos con la grandeza de lo que Dios ha hecho, ha dicho y conseguido por nosotros.

Mucha gente no recibe el Espíritu Santo porque llegan a negociar con Dios; le doy tantas alabanzas para que él me de tantas lenguas, por eso es que no están adorando a Dios.

La inspiración obviamente no puede faltar porque es absurdo que falte, si tú contemplas la obra de Dios la inspiración no va a faltar.

“Alzad vuestros ojos y mirad” si usted se quiere inspirar levante sus ojos, alza tus ojos y mira la mies está madura.

Eso lo vamos a notar si miramos y nosotros que supuestamente somos adoradores y guiadores del pueblo a la adoración.

Somos los primeros que tenemos que aprender a descubrir dónde está el motivo para adorar a Dios.

Algunas personas creen que nada más hay una inspiración válida y eso si es una equivocación, Dios hizo lo uno y lo otro dice la Biblia.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Entre nosotros los pentecostales se ha hecho popular la alegría, pero uno va descubriendo en la vida que no todo es lo que pudiéramos llamar “alegría”.

La inspiración nace no solo de hechos festivos, porque eso no es verdad.

Tenemos que aprender a observar y sacar inspiración, aunque sea de la tristeza y todo será para honra y gloria de Dios “A los que a Dios aman todas las cosas le ayudan a bien”.

Fácil es cantar cuando reina la paz, pero en el dolor es mejor cantar, “Puestos los ojos en Jesús el autor y consumador de la fe”.

La inspiración es necesaria y la vas a conseguir observando la obra de Dios y cuando la contemples no seas egoísta.

No seas altivo, todo se lo debemos a Dios, no será difícil si nosotros observamos.

Vea también: La alabanza hoy sigue siendo adoración o moda

Mientras nosotros exaltemos a Cristo y lo pongamos en alto y le contemos a la gente cuán grandes cosas ha hecho Dios con nosotros.

Ellos se van a inspirar para adorarle, glorificarle, para buscar su presencia.

Además para reconocer que Jehová es nuestra roca y no hay otro como él.

Por: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.