Las alianzas con el mundo no son buenas, el que negocia así, sale perdiendo. Cualquiera que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios, eso lo dijo el apóstol Santiago, así que no hagas alianzas con el mundo.

Quiero hacer referencia de algunos reyes que hicieron algunas actitudes muy desagradables.

Le pasó a un rey llamado Acab, que fue rey en el reino de Israel, cuando hizo convenio con su amigo Ben-adad rey de Siria.

Este rey Acab, se hizo famoso por su pecado, porque él sobresalió a todos los reyes que hubo en Israel en cuanto al pecado.

También te puede interesar: Cuales son los tipos de pecados.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

[wysija_form id=”1″]

Los primeros 3 reyes que hubo en Israel se llamaron:

  1. Saúl
  2. David
  3. Salomón

Estos primeros reyes gobernaron toda la nación.

El tercer rey fue Salomón un hombre muy sabio, pero cuando ya estuvo viejo empezó a conseguir doncellas extrajeras y esas mujeres tenían sus creencias idolatras e hicieron desviar el corazón de Salomón.

Y el Señor se enojó con Salomón por eso, pero dijo: “No voy a dividir el reino de Israel sino en los días de tu hijo”.

¿Y quién era el hijo? Roboan.

Cuando ya murió el tercer rey que era Salomón, quedó en su reemplazo Roboan, pero a este se le dividió el país.

El rey Roboan cuando comenzó a reinar llamó a los ancianos de Israel y les pidió consejo para ver cómo iba a gobernar y el pueblo le había pedido a Roboan que le aliviara los compromisos en impuestos.

Entonces los ancianos le dijeron: “Escucha a esa gente, ayúdales y hazte siervo de ellos, para que ellos te sirvan”.

Roboan no se contentó con ese consejo, sino que llamó a los jóvenes y ellos dijeron: “Dígale al pueblo que el dedo pequeño tuyo es más grueso que el de Salomón tu padre y agrávales la carga”.

Cuando el pueblo vino a oír las respuestas, Roboan escuchó el consejo de los jóvenes y por esa razón se dividió la nación en dos, el reino del norte que es el reino de Israel con la capital Samaria y el reino del sur con su capital Jerusalén.

El primer rey que reinó en el reino divido de Israel, se llamó Jeroboan y el primer rey que gobernó en Judá después de la división fue Roboan hijo de Salomón.

En el reino de Israel hubo 19 reyes en el norte en un periodo de unos 250 años.

En el reino de Judá hubo 19 reyes y una reina, todos esos reyes fueron de una sola dinastía, de la dinastía de David.

Acab fue el rey más malo y pecador que hubo, el séptimo rey del norte se llamó Acab este fue abominable a Dios en gran manera, se casó con Jezabel, una mujer pagana hija del rey de los idóneos.

Acab además de eso, dejó que Jezabel llenara a Israel de idolatría de todos los dioses de su país, también Acab permitió que mataran a Nabot (un anciano justo de Israel), para quitarle la viña porque él no se la quiso vender al rey.

También Acab fue enemigo de Elías, cuando Elías regresó y el rey lo encontró le dijo: “Te he encontrado enemigo mío y él le dijo: tú eres el que te has vendido haciendo lo que no debes hacer”.

Por todo esto Acab fue el rey más abominable que hubo en el reino dividido de Israel en el norte, su mujer le incitaba y él fue cómplice en todo.

Aunque fue Acab el rey más abominable, Dios le dio grandes victorias contra el rey de Siria, el Señor lo hizo por hacer valer su santo nombre.

Los sirios habían dicho: ‘Jehová es Dios solo de los montes’, por eso Dios le dio victorias a Acab aunque no lo merecía.

Cuando una persona anda en pecado y predica o canta, la gente piensa que Dios lo usa, pero es que Dios respalda su palabra, no a él.

Hay una equivocación que sufren algunos hermanos, no se deje engañar, Dios se glorifica en el culto, pero el mal de esa persona lo lleva por dentro así cante como un canario, así predique como un clarín.

Estamos hablando sobre: No hagas alianzas con el mundo.

Es mejor reconocer el pecado que estar escondiéndose, el pecado es peor que un cáncer, sáquelo. “El que sea santo santifíquese todavía”.

Si alguien anda buscando lo fácil, la religión más bonita, déjelo. Pero los hombres y mujeres de Dios somos gente de compromiso, nosotros nos hemos entregado es a Dios.

Nosotros tenemos conocimiento para discernir lo que es de Dios y lo que no lo es, entre lo santo y lo profano, entre lo inmundo y lo limpio.

El Espíritu Santo entre los creyentes de la iglesia es un detector de mentiras.

A un hombre o una mujer llenos del Espíritu Santo no los engaña nadie, ésta iglesia existe por obra del Espíritu Santo, se principió en el aposento alto el día de pentecostés.

Cuando la gente predica bonito se siente orgullosa y Acab sacaba pecho con las victorias que tuvo y Dios le entregó a Acab el rey de Siria.

Cuando vino Ben-adan e hizo alianza con él. Este rey Acab no solo derrotó los 32 reyes de Siria, sino que ahora le traen al rey y se lo ponen en las manos, pero Acab en vez de matarlo, hizo negocio con él.

No hagas alianzas con el enemigo, no aceptes sus ofertas porque de seguro sales perdiendo, “El que hace amistad con el mundo se constituye enemigo de Dios”

Te recomendamos leer: Cómo destruir las murallas del enemigo.

Y esos negocios no nos convienen y satanás es un pobre diablo que no tiene nada que ofrecernos, pero nosotros tenemos lo más lindo, la salvación ¿qué más andamos buscando?

No hagas alianzas con el mundoEsos que se mueven de aquí para allá son como basura, porque las basuras son las que andan de un lado para el otro, pero las columnas no se mueven así venga el huracán, ellas quedan.

Entonces si tenemos lo más grande ¿qué más queremos?

Hay gente que se va de la iglesia a buscar ¿qué? Debe tener otros intereses, pero esos intereses no son sanos, son dañinos. El hombre sano permanece ahí hasta que Dios venga.

Acab creía que la honra era para él, creía que Dios estaba respaldando su pecado pero no era así, el Señor estaba respaldando su nombre, su palabra.

Lo que Dios nos ha dado no se puede negociar por nada, por plata, por mujeres, oro, vicios, ni por nadie, no se puede negociar.

Nabot fue diferente al rey Acab, cuando Acab se apasionó, se enamoró de la viña que tenía Nabot cerca del palacio del rey, es como el que se enamora de la mujer ajena teniendo la de él.

Es como el joven que, teniendo oportunidad para casarse con cualquiera de las mujeres de la iglesia, va a enamorarse de la mujer ajena.

Con el diablo no se puede jugar, Nabot prefirió morir antes que entregar su heredad; por esta salvación tan grande vale la pena morir, si toca.

Hay gente que no les da valor a las cosas del Señor, el pecado es un mal, seamos gente sana.

Te recomendamos ver: Cerquita de la salvación.

Hay que cuidarnos para el Señor, no negocies tu salvación, no la vendas, ni la cambies por nada.

Hay gente que necesita una purga para volver a los principios, humilde, sencillo una doble dosis del Espíritu Santo.

Con esto no se juega, “Reten lo que tienes para que nadie te quite tu corona”, “Echa mano de la vida eterna”, cuando veas peligro de pecado ¡huye!, pero no le falles a Dios.

Qué bueno es andar bien con Dios y empuñar esta salvación y no cambiarla por nada, no haga alianza con el mundo… “Y vosotros estáis completos en él”

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

No hagas alianzas con el mundo

Pastor: Clodomiro Lobo