Nuestra vida cristiana debe dar frutos

0
2897
Nuestra vida cristiana debe dar frutos

Nuestra vida cristiana debe dar frutos

No existe una máquina inventada, que pueda lograr que el hombre viva correctamente la vida cristiana, porque nuestra vida cristiana es de frutos.

Analicemos lo siguiente

Qué era más fácil: ¿La ley o la gracia?

Qué será más difícil de cumplir: ¿Las exigencias de la ley o las exigencias de la gracia?

También te puede interesar: La justificación y la gracia

Si somos cuidadosos al leer en Mateo 5, nos daremos cuenta que la gracia tiene unas exigencias que son más difíciles de cumplir, que la misma ley.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Pero aquí estamos bien, porque las estamos cumpliendo.

Son más difíciles las exigencias de la gracia, lo que pasa es que trae consigo algo que no es una maquinita humana, es algo que Dios nos trajo de lo suyo; parte de lo que es él nos lo ha dejado para que podamos cumplir las exigencias de la gracia.

Te recomendamos leer: Nuestros hijos y la tecnología

De otra manera, estaríamos convertidos en nada, victimas del diablo y del mundo.

Gracias por el Espíritu Santo que potenció nuestro espíritu, para poder decir que somos triunfantes.

Hoy escuchamos hablar de los grupos juveniles, de los emos, de los góticos, tantos grupos que se han inventado hoy en día, para tener atrapada a la juventud.

Tanto que nosotros los padres de familia, si no nos ponemos las pilas, si no ponemos a obrar el Espíritu Santo en nuestra casa, en nuestra vida, nuestros hijos se perderían.

Pero declaremos que nuestros hijos no se van a perder, porque ellos son de Cristo.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Si nosotros estamos lo suficientemente cerca de Cristo, es cuando el diablo va a estar más lejos, eso es lógico.

Porque el diablo no anda cerquita de Cristo y si nosotros estamos revestidos de Cristo, vamos a producir los frutos de Cristo en la casa, en el trabajo, con los amigos, donde quiera que estemos.

La regla dice de la siguiente manera “Acercaos a mí, dice Dios, y yo me acercaré a vosotros” y cuando esté sucediendo eso, entonces dice “Resistid al diablo y huirá de vosotros”.

Es importante que analicemos nuestra vida cristiana práctica, no sea que nosotros no estemos viviendo la regla que hoy tenemos en la dispensación de la gracia.

También te puede interesar: Las siete dispensaciones

Y por esa razón, tal vez nuestros hijos no se están refugiando dentro de la vida de pareja, de hogar en la casa.

Cuando los muchachos no encuentran refugio en la casa, tengámoslo por seguro que van a encontrar cualquier cambuche en el mundo, que les represente cobijo.

Pero cada hogar cristiano es una casa firme y establecida, que venga lo que quiera venir, esta casa está fundada sobre la roca que es Cristo.

Esperamos que si te pareció de bendición éste artículo, lo compartas en tus redes sociales, para que así pueda llegarle a más personas.

En la parte inferior dejamos una enseñanza, que fue utilizada como base, para ésta publicación.

Pastor: Ciro Calderón

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.