Nuestros principios basados en la vid verdadera

0
1186
Nuestros principios basados en la vid verdadera

Nuestros principios basados en la vid verdadera

La palabra ‘principio’ se define como una norma fundamental que rige el pensamiento y la conducta humana, también significa base fundamental de una estructura. Hablaremos sobre el tema: “Nuestros principios basados en la vid verdadera”.

Nuestros principios deben estar basados en la vid verdadera, que es la palabra de Dios, nosotros no podemos basar nuestros principios cristianos en otra cosa.

Todo cristiano debe basar sus principios en la vid verdadera, y la vid verdadera es Jesucristo el señor, y Jesucristo es la palabra, y la palabra es el verbo, y el verbo es Dios.

Nosotros como cristianos debemos guardar los principios bíblicos, un cristiano que no guarda los principios bíblicos no permanece en la vid verdadera.

Principios y doctrinas basados en la vid verdadera:

  • La santidad
  • La justicia
  • La fe
  • La santificación
  • La unicidad
  • El bautismo en agua en el nombre de Jesucristo
  • La renovación en Cristo Jesús

Algunos creen que renovar es remendar, pero en Dios todas las cosas son hechas nuevas.

Dios nos renueva en el espíritu de vuestra mente, así dice la biblia, y nosotros necesitamos renovarnos en Dios, como el águila.

El ser humano está regido por principios de pensamiento y conducta, que nos han formados.

Es decir, cómo pensamos, cómo actuamos, por eso, el cristiano debe tener sus principios basados en la vid verdadera.

Los principios son los que definen la conducta del cristiano y su comportamiento, de manera pues.

Que la conducta de una persona generalmente se va desarrollar de acuerdo al entorno en que vive, especialmente en el hogar en que lo formaron.

Precisamente en el hogar, es donde aprendemos los valores que formaran en nosotros una cultura, una manera de ver y de hacer las cosas.

Ahora que somos cristianos, no debemos basar nuestros principios en la cultura del mundo, sino que deben estar basados en la cultura del espíritu santo de Dios.

Nuestra cultura ha cambiado, porque nos ha traído de la cultura del mundo a la cultura del espíritu santo, acá hay principios y valores diferentes.

Estos principios son fundamentales, porque nos permiten mantener un grado alto de rectitud y honestidad, haciendo las cosas correctas, y permaneciendo en el Señor.

Los pámpanos que habla la Biblia, son las ramas de la vid, la planta de la vid echa un tallo principal y ese tallo echa muchas ramas, el fruto es el producto de las ramas.

Entonces el señor nos compara como unos pámpanos, como unas ramas que están adheridas al tallo principal, que es la vid verdadera, y de ese tallo dependen las ramas, y deben de dar frutos.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Si el dueño de la viña viene a labrarla, y después de un tiempo no da fruto, será cortada.

Cada cristiano es un pámpano, y cuando se toma la decisión de entregarse al Señor, entonces debe dar fruto.

Si una mujer se entrega y llegó usando minifalda, y lleva 5 años en la iglesia escuchando las predicas, ya no debe venir con la minifalda, debe dar frutos.

Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.

‘’Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto’’.

‘’Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. Permaneced en mí, y yo en vosotros’’.

‘’Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí’’.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

‘’Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer’’. Juan: 15:1-5.

Tenemos que estar pegados a la vid verdadera ‘’Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho’’.

Nosotros como cristianos, hemos aprendido en Jesús los más altos valores, porque Dios nos ha cambiado, y somos hombres y mujeres que hemos nacido de nuevo.

‘’De modo que si alguno está en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron he aquí todas son hechas nuevas’’.

Puedes leer: Hay personas con doble vida

Tenemos una gran responsabilidad delante de Dios y los hombres, porque nosotros debemos ser cristianos dentro y fuera de la iglesia.

Además, debemos ser personas correctas, honestas, transparentes, dignas de confianza.

Jesucristo nos ha cambiado por medio del evangelio, no consiste en palabra, sino en el poder de Dios que cambia, transforma nuestras vidas.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Hoy más que nunca y en este tiempo, no sabemos qué vaya a pasar, y cómo nos encontrará Dios el día que venga por nosotros

¿Estaremos cargados de frutos de la vid verdadera? o ¿nuestros frutos se habrán secado?

Debemos permanecer en la vid verdadera dando frutos.

Vea también: Pasos para avanzar en la vida cristiana

Lo que sucede a nuestro alrededor, son indicadores que la iglesia no va a durar mucho tiempo sobre esta tierra, Dios viene por una iglesia que esté cargada de frutos.

La Biblia dice, que nuestro Dios viene es por una iglesia santa, sin mancha, ni arruga, dichosa, sin qué avergonzarse, lavada y limpiada por la sangre de Cristo.

Usted y yo sabemos que la tercera guerra mundial se desarrollará con el Armagedón, en la gran tribulación, y la iglesia no estará aquí, eso quiere decir, que la iglesia está que se va.

Ahora más que nuca necesitamos estar en Cristo, permaneciendo fiel a Dios.

El diablo quiere borrar la iglesia sobre la faz de la tierra, pero eso no es posible, porque mientras permanezcamos en la vid verdadera.

Dios defenderá a su iglesia, y de un momento a otro la iglesia será arrebatada de esta tierra, y los que permanezcamos nos vamos con Cristo.

Por: Arnulfo Sierra

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.