Por qué la vida cristiana es una lucha

0
186
Por qué la vida cristiana es una lucha

Por qué la vida cristiana es una lucha

Hay cosas que vemos que son afirmadas con el paso del tiempo en la vida cristiana. Hablaremos sobre el tema: “Por qué la vida cristiana es una lucha”.

No es seguro predecir cuando alguien comienza en la vida cristiana y se comienza esa vida con el fervor de aquel que recién llega a la iglesia, aquel primer amor.

Pero a veces nosotros miramos el efecto que pasa a través del tiempo, cómo transcurre la vida de ese creyente, cómo toma la palabra de Dios para sí.

Entonces vemos que el creyente crece de manera normal y luego que pasan los años vamos a ver aquel creyente y encontramos que hay un desarrollo normal en la vida de aquel creyente.

Vea también: Cómo vivir una vida cristiana conforme a Dios

Que ha crecido, que el fervor de antes ha seguido creciendo, que el amor por la verdadera palabra de Dios sigue vigente en su mente y corazón.

Pero hay otras circunstancias que el tiempo nos muestra y nos da como evidencia, que de repente al creyente llega la dificultad, que son propios del desarrollo de la vida cristiana.

Cuando el creyente pasa por estas cosas, parece que comienza a cambiar el concepto de la vida cristiana y algunos quedan postrados en el camino.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Pero en medio de un panorama de desesperanza, Dios revive la esperanza, él nunca se ha quedado sin recursos y devuelve la esperanza a aquel que la ha perdido.

Dios no habita donde están nuestros más excelentes recursos de parte nuestra, a él se le place usar a los humildes y sencillos.

Lo vemos cuando las circunstancias parecen adversas a nuestro alrededor, allí está Dios para mostrar su gloria y devolverte la esperanza.

No dejes morir aquello que realmente vale la pena, quizás los años han hecho que tu visión se apague, pero no lo dejes morir.

También puedes leer: Diferencia entre la vida cristiana y no cristiana

La verdadera vida cristiana no se vive dentro de las cuatro paredes del templo, la vida espiritual es probada a fuera.

Pero hoy el espíritu del Señor puede darte alas para que puedas volar hacia las alturas con él.

Algunos empiezan con interés, son los primeros en llegar al templo, oran por el servicio, por el predicador.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Pero hoy hay tantos factores de distracción, no permitamos que estas cosas apaguen nuestra luz.

Nuestro destino está cerca y por eso, no debemos dejar morir lo que realmente vale la pena.

Nos acostumbramos a religiosidad, pero hay poca efectividad en cuanto a nuestra misión con el mundo.

Pero Dios quiere devolverle la esperanza a alguien que se ha quedado en el camino, echar afuera todo pecado, toda frialdad, él quiere que volvamos a tener amor por las cosas de Dios.

También te puede interesar: La vida cristiana es una carrera de relevos

A veces Dios permite ciertas situaciones alrededor nuestro para que despertemos, tenemos un enemigo que no duerme y está alcance de tu vida y mi vida.

Por eso, cuando la maldad crece, hay un puñado de gente que Dios sacó del mundo para que con esa luz retiren las tinieblas.

Necesitamos hoy más que nunca la presencia del Espíritu Santo con nosotros, tú y yo hemos sido llamados para eso.

Dios está aquí para romper tus muros, para aumentar tu visión.

Pastor: Filadelfo Frías

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.