Qué de la gran tribulación

1
1378
Qué de la gran tribulación

Qué de la gran tribulación

Seguramente usted ha oído hablar de la gran tribulación, y no es precisamente la que le viene a la casa todos los días, ojalá fuera, esto es peor. Hablaremos sobre: “Qué de la gran tribulación”.

Nosotros como cristianos tenemos un dilema muy grande, resulta que el anuncio de la segunda venida del Señor por su iglesia debería ser un mensaje de alegría o ánimo.

Pero resulta que hoy día cuando dicen ¡Cristo viene!, la gente se asusta.

¿Por qué se asusta la gente si supuestamente el mensaje de la segunda venida de Cristo es un mensaje bienaventurado? Y dice en Apocalipsis “El que oiga diga sí, ven Señor Jesús”.

El anuncio de que Cristo viene otra vez es bueno, la cosa es que la gente de hoy parece que no se alegra mucho de pensar que Cristo venga y la pregunta sería.

¿Por qué? Y me parece que la razón es porque tenemos los cables cruzados.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Qué de la gran tribulación.

Tenemos la información enredada y como está enredada, la gente no sabe si alegrarse o asustarse.

La Biblia dice, que así vendrá el Señor como ladrón en la noche, usted se da cuenta por la reacción de la iglesia que la información no está clara.

La iglesia no está esperando al Señor como ladrón en la noche, eso no es para nosotros, la Biblia lo dice.

Que “Él viene como ladrón en la noche pero vosotros sois hijos de la luz, no os sorprenda”.

El ladrón en la noche viene para los que no lo esperan, nosotros estamos velando y esperando.

Así que no nos va a sorprender por eso es que a nosotros se nos enreda la información.

“Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo”.   

Creo que cuando leemos este versículo pasamos muy rápido por él y empieza a enredarse la información.

Aquí nos están hablando de dos cosas, no de una sola, la primera es la esperanza bienaventurada y la segunda es la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y salvador Jesucristo.

Así que eso no es lo mismo, hay dos eventos.

“Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta…”

“Como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca. Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición…”

“El cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”.

Aquí también nos hablan de dos cosas, no de una sola y eso es lo que nos ha hecho a nosotros equivocarnos.

Aquí nos habla de la venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él.

También puedes leer: La venida del Señor está muy cerca

No es que nos vamos a reunir con él el día que él venga, es que hay dos eventos distintos y si usted se da cuenta.

Los versículos siguen hablando de la venida del Señor, no de nuestro encuentro con él.

Y de la venida del Señor dice que no vendrá así pronto, sino que viene cuando se manifieste el hijo de pecado.

Estamos hablando de la esperanza bienaventurada, primero, y de la manifestación gloriosa de nuestro Señor Jesucristo.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

De segundo, de la venida de nuestro Señor Jesucristo y de nuestra reunión con él, o sea dos cosas.

Como las hemos unido no nos cuadra la profecía, tú lo que estás esperando no es la venida del día del Señor, el día del Señor vendrá con grande estruendo, eso es una cosa diferente.

Nosotros lo que esperamos es la reunión con el Señor y aquí empieza la diferencia.

¿Tú de verdad crees que el Señor puede venir por su iglesia hoy? Si el Señor puede venir hoy por su iglesia.

Entonces no estamos esperando al hijo de pecado porque eso es lo que dice Pablo.

A nosotros no nos está preocupando el anticristo y si usted no es cristiano abra el ojo y ponga cuidado.

Si el Señor puede venir esta noche ¿Qué señal espero yo para que se cumpla hoy?

Si para que venga el Señor se tienen que cumplir unas señales y todas las señales no se han cumplido todavía, entonces Cristo no puede venir hoy.

Pero si Cristo puede venir hoy por la iglesia eso quiere decir que la iglesia no está esperando ninguna señal y ahí está el peligro.

Los hermanos están es pendiente que se cumplan las señales y no están más bien preparados porque el Señor puede venir hoy.

Confundieron nuestra reunión con él, con el día del Señor, el día del Señor tiene señales, nuestra reunión con él no tiene señales.

Pablo dice: “Consolaos con estas palabras, no todos dormiremos”, eso dice el apóstol hace dos mil años, o sea, que lo dice como si fuera a pasar en su época, como si pudiera pasarle a él.

“He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta…”

“Porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados”.

Hace dos mil años Pablo esperaba que la reunión con el Señor podía suceder sin pensar en las señales de nada.

La esperanza del cristiano no es el día del Señor, la esperanza del cristiano es la reunión con Cristo.

“Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él”.

La iglesia cristiana siempre ha esperado el recogimiento, el arrebatamiento de la iglesia, no las señales y los hermanos se han puesto a mirar las señales.

Nosotros no estamos esperando el día del Señor porque eso será un día terrible de juicio, es un día horroroso por eso es la gente duda.

El Señor puede venir y no le falta nada, lo único que ha causado que el Señor no haya venido a recoger su iglesia.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Qué de la gran tribulación.

La Biblia dice que “El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”.

Lo único que ha impedido que Dios venga por su iglesia es que Dios te ama con amor eterno y no quiere que te pierdas, él quiere salvarte.

Esa es la diferencia, Dios está enamorado de los pecadores, los ama y los quiere salvar y la única razón es el amor inexplicable de Dios por el hombre.

¿Por qué el arrebatamiento?

Cuando la Biblia habla del matrimonio “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra…”

“… A fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”.

“Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia”.

Al arrebatamiento de la iglesia obedece a una forma de Dios sentir, pensar y hacer, siempre ha sido así.

Y él le dice a la iglesia “Como tú has guardado mi testimonio, yo también te guardaré de la ira”.

Dios no nos llamó a sufrir, él fue a la cruz del calvario y sufrió por nosotros para que nosotros viviéramos en paz.

El arrebatamiento corresponde a una posición que tiene Dios con respecto a lo que él ama, él no nos ha llamado para ira, ni para destrucción, tampoco para hacernos pasar por las angustias innecesarias.

Dios ha venido para que tengamos paz, vida, para que nos salvemos, para que disfrutemos de lo que él ha hecho por nosotros.

La razón del arrebatamiento es la idea que tiene Dios con respecto de los que él ama “Los que amé dice Jesús, los amé hasta las últimas consecuencias”.

Dios no los deja pasar por angustias terribles, no nos ha puesto Dios para ira.

También puedes leer: Próximamente fin del mundo

Nosotros estamos esperando es el día bienaventurado de la reunión con Cristo y eso puede pasar en cualquier momento, nosotros no estamos esperando que aparezca un estruendo para saber que Cristo viene.

Recordemos que estamos desarrollando el tema: “Qué de la gran tribulación”.

La gente que ha hecho las películas de la venida del Señor ha confundido a la gente y entonces han mezclado el día terrible de la venganza de Dios.

Con el día del recogimiento de su pueblo y eso ha hecho que vivamos angustiados.

De todos modos aunque venga el Señor y sea bonito, esto va a ser horrible, pero no será horrible para nosotros.

Para nosotros aparecerá el sol de justicia, nos darán la estrella resplandeciente de la mañana, no habrá más llanto, ni dolor.

Solo habrá gozo perpetuo en los que hemos sido salvados. La palabra tribulación, no hay ni una sola escritura que la asocie con la iglesia.

¿A quién se refiere la gran tribulación?

“Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra…”

“… a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha”.

“Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia”.

La Biblia si habla de un tiempo de angustia para Jacob, no para la iglesia, nosotros hemos salido de nuestras angustias, hemos entrado en el reposo de Dios.

Cualquier día de estos Cristo va a venir por nosotros, estamos esperando la reunión con el Señor, que él venga a recogernos.

En cualquier momento el que ha de venir vendrá y no tardará. Qué de la gran tribulación.

Pastor: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.