Ser cristiano es muy fácil

0
2239
Ser cristiano es muy fácil

Ser cristiano es muy fácil

Mucha gente cristiana dice que hacer la voluntad de Dios es muy difícil, que se lucha mucho con las tentaciones, que el mensaje les cala muy duro, pero la verdad es que ser cristiano es muy fácil.

Todos tenemos tentaciones y algunos dicen “Quisiera comenzar, pero comenzar para quedar postrado en el camino es peor, entonces, si yo supiera que puedo empezar y terminar bien, empezaría”.

No sabemos quién propagó la idea de que ser cristiano era difícil, seguramente el diablo, él quisiera que nosotros pensáramos que no vamos a llegar, entonces inventa unas guerras, unas peleas, unas cosas que a la gente le suenan bien.

También te puede interesar: Hay que ser muy valiente

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Y viven peleando toda la vida y casi seguro que la van a perder “Aquí nosotros estamos, peleando, peleando” pero ¿Cuándo van a terminar?

Es decir, ¿Cuándo será el momento en que digamos “Estoy salvo”?

Si no estamos seguros de que somos salvos, estamos en una guerra, y nos da un infarto, entonces ¿Qué haremos? Cuando lleguemos allá, o lo podemos saber ahora.

Te recomendamos: Cuando vamos a ser salvos

Nosotros necesitamos estar seguros si realmente estamos salvos o no, o si realmente es posible ser salvo.

Dios nos llamó a estar felices

Lo importante es que estemos convencidos por una realidad, y no queremos convencimientos fundamentados en la falsedad.

Cantamos muchas cosas que no son verdad, si, son bonitas y las cantamos con fervor, pero no son verdad.

El fervor debe estar fundamentado en la verdad, mi fe inquebrantable debe estar fundamentada en la verdad, sabemos que nuestro redentor vive.

Haremos dos planteamientos:

Primero

Si Dios realmente quería salvarnos, debió pensar en eso, debió pensar en un proyecto que pudiera ser factible, porque cualquier persona que hace un proyecto, lo primero que piensa es en su factibilidad.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Te recomendamos leer: Un proyecto sin reserva y para siempre

El mismo Señor dijo que el que vaya a hacer un proyecto, que saque las cuentas a ver si lo puede acabar, si no, que no lo haga.

Entonces Dios que nos dio ese consejo, fundamentado en su palabra, debió pensar que la gente a quien quería salvar.

Tiene las características y que ese plan de salvación que él hizo tenía que ser bueno para esas personas.

Si Dios nos quiere salvar, y el plan que presenta es difícil de alcanzar, eso sería una trampa, no un plan, porque hizo algo que sabe que nosotros no vamos a alcanzar.

Entonces ¿Dios no es tramposo?

Si Dios hizo un plan de salvación para todo este mundo, tengamos por seguro que él calculó que todos podíamos alcanzarlo.

Cuando Cristo nació, dijo “Os doy nuevas de salvación que serán de gozo para todo el pueblo”.

No para unos pocos, para “todo” el pueblo.

Así que sepamos una cosa: Dios nos consideró a nosotros cuando él hizo el plan de salvación, todos cabíamos.

Segundo

La segunda cosa que Dios debió considerar, es que dentro de nuestras igualdades, tenemos nuestras particularidades, todos somos diferentes, a pesar de que somos iguales en muchas cosas.

Dios debió pensar en eso también.

Hay algunos que ya no podemos correr tan rápido como corríamos antes, y otros que ni siquiera han empezado a caminar, Dios debió pensar en eso.

Si él de verdad nos quería salvar, debió pensar en las particularidades de cada hombre, de cada mujer para poder salvarnos.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Y es que nosotros tenemos que pensar que Dios no nos llamó para jugar con nosotros, ni para hacer un experimento, ni para burlarse.

Dios amó tanto a la humanidad que pagó un precio en la cruz del calvario, muy alto, así que él está seriamente interesado en salvarnos.

Te recomendamos ver: La salvación comenzó en el calvario

Todo cristiano debe entender que Dios no lo tiene aquí para jugar con él.

Así que si todo todo depende de Dios, nos salvamos. Si no nos salimos del todo, llegaremos al puerto, porque este barco no se hunde jamás.

Sabremos lo fácil que es salvarse, porque esto no es difícil, ser cristiano es muy fácil.

Dios a nosotros no nos va a preguntar por lo que no tenemos, solo nos va a preguntar por lo que podamos tener aquí, sin movernos, no tenemos que movernos a buscarlo.

Si Dios nos va a salvar ahora, tiene que salvarnos con lo que tenemos aquí, ahora, no va a ser de otra manera, y nosotros a Dios nunca lo tomaremos por sorpresa.

Dios no nos está preguntando, sino así con lo que tenemos él nos llama.

¿Qué es lo que necesitamos?

Algo que todo el mundo tiene, todo el mundo tiene capacidad de aceptar cosas, de creer, los que no fueron bendecidos es porque no le agregaron fe.

Dicen que se les predicó el mismo mensaje, pero no les aprovechó, porque no le agregaron fe.

Ser cristiano es muy fácil, sólo Dios pide: “Es necesario que el que se acerca a Dios, crea que él existe” y no necesitamos más nada.

Dios solo espera que creamos al evangelio, que creamos que Dios de verdad nos quiere salvar, y eso es más que seguro que Dios nos quiere salvar.

¡Ser cristiano es muy fácil! sólo debemos dejémonos guiar por Dios.

Pastor: Alvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.