Qué es el plan de salvación

0
3001
Qué es el plan de salvación

Qué es el plan de salvación

Muchas personas han limitado el plan de salvación a tres o cuatro cosas, pero claramente no es si, sabes ¿Qué es el plan de salvación?

“Para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro” Romanos 5:21.

La gracia vino para salvar y gobernar nuestras vidas, lo que somos y seremos será siempre por la gracia de Dios.

Pablo, predicaba el evangelio de la gracia y como los judíos creían que la salvación era por las obras lo calumniaron diciendo, que entonces harían males, ya que todo era por gracia y no por las obras.

Por esta razón Pablo dice: “¿Qué, pues, diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia abunde? En ninguna manera” Romanos 6.

No se puede tener la esperanza de resucitar con Cristo, si no hemos sido sepultados con él, el bautismo no es el nacimiento de agua, es la sepultura, no puede haber nacimiento y sepultura a la vez.

Cuando un creyente es bautizado, está manifestando que sabe que Jesucristo murió por él, que fue sepultado en su lugar y que resucitó para nunca más morir.

Cuando Adán fue echado del paraíso, todos fuimos echados con él, porque todos estábamos en Adán.

Por una desobediencia, por un pecado, por una transgresión, vino el juicio, la muerte y vino la condenación a todos los seres humanos

Cristo ocupo nuestro lugar, fue nuestro sustituto en su muerte.

Por una obediencia, por una justicia, por un acto de humillación que hizo Cristo, vino la gracia, el don de la justicia y la salvación para todo el que recibe a Cristo, que es el plan de salvación

Hay cosas que no son pecado, pero tienen un peso que no nos dejan correr en esta carrera.

“Despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante Hechos 12.

Pecado es la transgresión de la ley, donde no hay ley no hay transgresión; hay cosas que no son transgresiones pero que no convienen.

Y Dios nos ha dado discernimiento para identificar este tipo de cosas y no dejarnos envolver en ellas.

Estas cosas pueden restarnos el vigor y fuerza para correr la carrera y llevarnos a situaciones de pecado, cuidémoslos de ellas.

Vea también: Cuáles son los tipos de pecados

Sabemos que estamos rodeados de pecado, no estamos en una capsula donde nada veamos y nada percibamos.

Estamos aun dentro de este mundo, no somos exentos de las inclemencias del mudo que nos rodea

Pero tenemos una luz, una gracia poderosa, abundante de Jesús nuestro Señor, y somos capacitados por él, para vivir una vida cristiana correctamente.

“Dame, hijo mío, tu corazón, y miren tus ojos por mis caminos” Proverbios 23:36.

Hay caminos que a los hombres nos parecen derechos, pero son caminos de muertes, por eso el Señor nos pide nuestro corazón y que andemos por sus caminos.

Esa es la única garantía de que nuestros pasos nos conducen a la salvación.

Moisés conocía los caminos de Dios, pero Israel solo conocía las obras de Dios, cuando sucedía un milagro se postraban, pero cuando llegaba el problema murmuraban de Dios.

Estamos llamados para conocer los caminos de Dios, gastémonos en él.

La doctrina es lo que nos da una forma o modelo, la doctrina es la estructura del cristiano y de la iglesia.

Debemos empaparnos de la palabra de Dios porque esta es la que parte el alma y el espíritu y revela.

Vea también: Las doctrinas bíblicas del evangelio

Todo lo que hemos estado hablando y cada punto que se ha estado tocando en esta ocasión.

Tiene como base bíblica el capítulo 6 de Romanos, recordemos que nuestro tema es: ¿Qué es el plan de salvación?

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

La primera vez que aparece la palabra santificación en el plan de salvación es en el verso 22.

“Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna”.

La santificación es un fruto de:

Es por esto que la santificación no se puede colgar en la vida de las personas, santificado es todo lo que Dios escoge y aparta para él.

“Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él” Efesios 1:4.

El evangelio es el llamamiento a salir del camino ancho para llegar al plantío de Jehová, esto se llama apartamiento, es la santidad ambiental, porque se cambió de posición y condición.

En la iglesia es donde se produce la santidad exponencial, sustancial o interna; a través de la enseñanza y predicación “Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado” Juan 15:3.

Somos santificados por la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre, “porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados”  Hebreos 10:14.

Hoy tenemos libertad de entrar al lugar santísimo, que privilegiados somos nosotros los hijos de Dios, ese pueblo que decidió convertir en suyo.

Tenemos libertad de recibir el Espíritu Santo por el camino vivo que él nos abrió.

La mundanalidad en la iglesia y en los creyentes es pobreza de Cristo en las vidas, esto no se arregla con reglas como en el pueblo de Israel, Dios nos ha dado su palabra y la libertad de escogerlo a él.

La santificación que produce frutos, es la santidad interna la cual se produce con el conocimiento de la obra redentora del calvario.

Cuando Pablo dice, que en él estamos completo, quiere decir, que en Dios estamos realizados.

Vea también: El arrepentimiento primer paso para la salvación

Quien codicia lo del mundo es porque no conoce las inescrutables riquezas que hay en Cristo, las grandezas que hay en el evangelio.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Practiquemos la santidad como lo dice la Biblia, no como las tradiciones lo han querido hacer ver.

“Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados.”

“Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna”.

Pastor: Eliseo Duarte

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.