Una vida influenciada por el Espíritu Santo

Una vida influenciada por el Espíritu Santo

Una vida influenciada por el Espíritu Santo

La Biblia dice que en la ciudad de Caná de Galilea se celebraba una fiesta, allí había una cantidad de personas invitadas. Hoy hablaremos del tema: “Una vida influenciada por el Espíritu Santo”.

Dentro de los invitados había un personaje especial, la Biblia dice que habían invitado a Jesús y sus discípulos.

Una fiesta sin la presencia de Jesús no tiene sentido, una fiesta sin la presencia de Dios no tiene valor.

Una familia, una vida, un negocio, un país, una etnia, una cultura, una iglesia sin que la presencia de Jesús no esté en ella, todas estas cosas serían sin valor.

Pero yo glorifico a Dios porque en mi familia, en mi vida, en esta iglesia maravillosa está la presencia de Dios, yo no sé qué tanto valor tiene tu vida sin la presencia de Dios.

Cuando Jesús llega a la vida de alguien es revolucionada.

Así sucedió en las fiestas de Caná de Galilea, la Biblia dice que cuando la fiesta avanzó, alguien se dio cuenta que algo faltaba.

Tal vez haya alguien que le falta algo en su vida y tal vez todavía no lo haya comprendido.

Pero esperamos que la palabra de Dios nos muestre, nos hable a la conciencia y muestre qué nos hace falta.

Vea también: El Espíritu Santo no pasa de moda

La mujer que se le acercó a Jesús fue su madre María y dijo: el vino se ha acabado.

El vino simbolizaba el gozo, la alegría de la fiesta, sino había vino, no había gozo, no había alegría, no había razón para estar ahí.

Es posible que alguien esté sin alegría, sin gozo en su corazón porque le hace falta la presencia de Dios en su vida.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Y la mujer le dijo a Jesús: el vino se ha acabado y el Señor le dice: Mujer, aún no ha venido mi hora.

Dios tiene su momento oportuno para actuar, tiene la disposición de obrar en el momento que desee, y él ha venido actuando desde antes en la vida de alguien.

Pero que algunos hermanos y amigos no han tenido la experiencia del encuentro con Dios.

Pero yo creo que Dios está dispuesto para actuar en la vida de una persona.

La Biblia dice que el Señor en su momento oportuno le dijo a los que atendían la fiesta, consíganse unas tinajas y llénenlas de agua.

Los recursos naturales del ser humano, son usados por Dios para hacer grandes cosas.

En nuestra vida Dios debe encontrar algo que pueda usar.

A David le permitió usar una honda y una piedra.

Moisés tenía una vara en su mano.

Un joven tenía 5 panes y 2 peces, y todos estos elementos, aunque pequeños, los tomó Dios en sus manos e hizo con ellos grandes milagros y prodigios.

Mataron gigantes, abrieron mares, alimentaron multitudes con cosas pequeñas, solo se pusieron en las manos de Dios.

Y yo quiero invitarle en el nombre de Jesús, para que su vida, aunque pequeña, coloquémosla en las manos de Dios, para que nuestra juventud sea invertida en él.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Los recursos deben estar llenos de Dios, le dijo traigan las tinajas y llénenlas de agua hasta arriba.

La vida del ser humano, de cada persona, la vida de cada creyente, debe estar llena de la gloria de Dios.

Puedes leer: Solo somos humanos

El salmista David dijo “unges mi cabeza con aceite mi copa está rebosando’’.

Que nuestras vidas sean llenas hasta rebosar de la presencia de Dios, de la gloria de Dios, del Espíritu Santo.

La Biblia dice, que esas tinajas de agua fueron cambiadas, por vino, por el jugo de la uva.

El agua que viene del reino mineral, fue transformada al vino que viene del reino vegetal.

Dios si puede cambiar la vida de la gente, alguien que nunca ha tenido la oportunidad de hablar en nuevas lenguas Dios le dará la oportunidad.

Dios está cambiando la vida del joven, del adulto y del anciano.

Si tu cuerpo está enfermo él lo puede cambiar por un cuerpo sano, si estas lleno de problemas él te puede dar solución.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La Biblia dice, que cuando el hombre probó el agua hecha vino dijo: todo hombre sirve el buen vino primero y cuando ya han bebido mucho entonces el inferior.

El hombre dijo: más tú has reservado el buen vino hasta ahora, el vino de Dios es el mejor.

Durante muchos siglos, la humanidad probó diferentes clases de vinos, pero un día en el calvario, alguien trajo para ofrecer un buen vino.

Vea también: El servidor y el Espíritu Santo

Y como se exprime la uva, así Jesucristo fue exprimido y mallugado en el calvario, pero a los 50 días, 120 personas se sentaron a la mesa para probar el buen vino.

Ese día de pentecostés, los que estaban reunidos fueron todos bautizados con el Espíritu Santo.

Nosotros durante muchos años probamos el vino que ofrece el pecado, pero hoy por su gracia bendita, podemos disfrutar del mejor vino, podemos disfrutar de la gloria de Dios.

¿Alguien quiere beber del buen vino?  Es mejor vivir con Dios

Dígale al Señor: lléname más, necesito que mi vida esté influenciada por el espíritu santo.

Por: Carlos Mendoza

Carlos Mendoza

Total Page Visits: 222 - Today Page Visits: 1