El Espíritu Santo en mi vida

Dios es un Dios de relaciones, él siempre le ha gustado acercarse al hombre y en este tiempo aunque algunos les encante leer mucho el antiguo testamento, pero el tiempo más precioso que ha vivido la iglesia del Señor, es este tiempo de hoy, porque podemos tener el Espíritu Santo en mi vida.

A Moisés le fue mostrado, el modelo que Dios quería que se hiciera el tabernáculo, para que la gloria de Dios estuviera de día y de noche en el tabernáculo. (También te puede interesar: Como entrar en la presencia de Dios.)

Nosotros debemos entender que todo lo que hagamos lo debemos hacer conforme al modelo de Dios, como él quiere que se haga.

Hay un lugar donde nosotros tenemos libre entrada, sin cita previa y es a la presencia de Dios omnipotente, él nos abrió un camino nuevo.

Nosotros como iglesia no tenemos que ir a ningún santuario, ni algún otro recinto; nosotros como iglesia, podemos percibir y recibir en nuestras vidas la gloria de Dios.

Sentir la gloria de Dios es la experiencia más hermosa que puede experimentar un ser humano.

Nosotros somos templos del Espíritu Santo, y él mora en nosotros, por eso no debemos ser cualquier templo, porque es el mismo Dios que mora en nuestras vidas, somos la morada de Dios.

Esta iglesia no la alimenta los show ni los espectáculos, nosotros creemos en la dimensión del Espíritu Santo y que él está en nosotros.

Lo que pasó en pentecostés no es historia, ni lineas escritas, es una realidad para nosotros y el que se derramó en pentecostés se derrama en nuestras vidas.

Por eso nosotros debemos valorar que somos templos del Espíritu Santo, y ser buenos creyentes, buenos hijos de Dios, y que todo lo que hagamos sea con temor, porque es el mismo Dios en nuestras vidas.

Pastor Helimeleth Mendez

Deja un comentario