Muéstranos tu gloria Señor

En Dios hemos aprendido a vivir y a experimentar cosas lindas, en cualquier momento Dios nos unge y nos toca tratando con nosotros, sanándonos y consolándonos; nuestra petición debe ser siempre muéstranos tu gloria Señor.

También te puede interesar: Cual debe ser la mentalidad del cristiano.

Moisés le pidió a Dios que le permitiera ver su gloria, de igual manera si tienes el deseo de sentir a Dios en tu vida, de tener una experiencia linda con Dios, él te mostrará su gloria.

Siempre lo que Dios hace, lo hace con propósito.

El propósito de Jesús siempre fue, que los judíos entendieran que él era el enviado, el mesías prometido en las escrituras, anunciado por los profetas como el salvador de aquel pueblo.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Jesús inicia su ministerio con la enseñanza de la palabra y con la manifestación gloriosa de muchos milagros y prodigios entre ellos.

No había enfermo que no fuera sanado de todos los que acudían a él, no había endemoniado que no fueran liberado de todos los que estaban bajo la influencia de espíritus malos.

El propósito de Jesús con todo esto era que creyeran en él, para que lo aceptaran como el mesías prometido, como el salvador y redentor, por eso combinó sus enseñanzas con milagros extraordinarios.

Tal vez estés pasando por una situación supremamente difícil, no temas cree que Jesucristo es el todopoderoso.

Muéstranos tu gloria Señor

No temas que Jesucristo soluciona todo problema.

Al que a Dios le pertenece, él lo libera, lo ayuda, lo dirige, lo guarda, lo bendice, lo sostiene, el propósito de Dios es que le conozcamos tal y como él es.

Dios es el único rey que existe por él mismo, Dios poderoso y grande, domina el cielo y la tierra porque él lo domina todo.

Dios le dijo a Moisés dile al pueblo que marche, porque el que los sacó de Egipto responderá por ellos.

Hoy Dios te dice: “No dejes de marchar” porque yo te sostendré siempre.

Así como Dios derribó los muros de Jericó, tus muros de problemas hoy son derribados.

El enemigo no tiene potestad de nada, porque Jesucristo le quito las llaves de la muerte y las tiene en su poder.

Pastor: Edilberto Ortiz

Deja un comentario