Cree solamente

Cree solamente

Cree solamente

Nuestra tarea como humanos solo es creer y el trabajo de Dios como el todopoderoso es hacer. A veces Dios no hace nada porque el ser humano no le cree. Solamente hay es que creer. Cree solamente.

  1. Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.
  2. Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios.
  3. Todos se desviaron, a una se han corrompido;No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
  4. ¿No tienen discernimiento todos los que hacen iniquidad,Que devoran a mi pueblo como si comiesen pan, Y a Jehová no invocan?
  5. Ellos temblaron de espanto; Porque Dios está con la generación de los justos.
  6. Del consejo del pobre se han burlado, Pero Jehová es su esperanza.
  7. !!Oh, que de Sion saliera la salvación de Israel! Cuando Jehová hiciere volver a los cautivos de su pueblo, Se gozará Jacob, y se alegrará Israel. Salmos 14:1-7.

Del resultado de no creer en Dios, viene el peligro de ser necio, tú cree solamente.

“Dice el necio en su corazón: no hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; no hay quien haga el bien”.

Nuestro trabajo es creer y el trabajo de Dios, después de que el ser humano le cree es hacer, a veces él no hace porque el ser humano no le cree.

Parte de Salmos 14 se repite en el Salmos 53, el 14 tiene 7 versículos y el 53 tiene 6.

Pero empieza diciendo lo mismo: “Dice el necio en su corazón, no hay Dios”.

“Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. De pecado, por cuanto no creen en mí”.

Es decir, el pecado por el cual va a ser juzgada la humanidad, es no creer en Dios.

El cristiano debe madurar en su vida espiritual.

Los aviones en los costados tienen unas cositas que voltean en toda la punta.

Resulta que los aviones se estaban cayendo porque cuando llegaban a cierta altura la turbulencia hacía mover los aviones y se descontrolaban.

Y cuando no caían en la altura, cuando fueran aterrizar no podían planear bien y había muchos accidentes.

El avión más grande del mundo, el Airbus cuando empezaron a crearlo, sufrieron por eso y un científico se fue al campo y cogió un águila.

Le puso una cámara pequeña, lo echó a volar y se dio cuenta de lo que sucedía.

También te puede interesar: Nada que no me cueste para Dios

Cuando llegó a las alturas, ella ahí mismo abría lo que tiene en sus alas y comenzaba a planear, entonces ese hombre entendió que a los aviones tenía que hacerle lo mismo.

Todo para que cuando viniera el viento esa alita cortara el viento y eso es una energía, los científicos le tienen su nombre.

Ahora ¿qué fue primero, el águila o el avión? o sea, que el avión fue una imitación de la creación de Dios porque él creó todas las cosas.

Al cerebro le llaman memoria ¿Por qué un hombre para inventarse la computadora tuvo que ir e investigar el cerebro humano?

Sencillo, el computador es una imitación del cerebro humano, en el celular podemos guardar muchas cosas, pero llega el momento en que nos llega el mensaje “hay poco espacio”, nos volvemos un caos.

En nuestro cerebro nos cabe mucha información, podemos recordar cosas desde pequeños y si ejercitamos la memoria le podemos agregar más información.

Estos dispositivos se miden por gigabytes y terabytes y esto es lo máximo y al cerebro humano le cabe 25mil e incluso trillones, es decir, que usted puede vivir la vida que quiera y el cerebro nunca se llena.

Dicen los estudiosos que solo utilizamos el 5% de nuestro cerebro y 95% está ahí sin usar.

Y ¿qué fue primero? el cerebro humano, todo lo hizo Dios, todo lo que el hombre ha creado es imitación.

El lente de una cámara es muy parecido al ojo humano, todos hemos estudiado en el colegio su funcionamiento.

Lo que vemos es el resultado de lo que el ojo ha captado y una vez procesado por nuestro cerebro, como ya sabemos los globos oculares perciben lo que ven al revés.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Y el cerebro es tan rápido que inmediatamente él voltea la imagen y la organiza al derecho, es tan rápido que organiza los colores.

El cerebro es quien se encarga de procesar la imagen y darle la vuelta al igual que corrige las distorsiones.

La retina vs el sensor

El cuerpo humano es una máquina perfecta y el ojo humano no encontrará rival, es decir, pueden crear la cámara que quieran, pero nunca igualará la creación de Dios.

El ojo humano no encontrará rival nunca a la hora de captar imágenes, por eso muchas veces nos frustramos cuando tomamos fotos porque la cámara nunca hará lo mismo que el ojo, nunca una fotografía va a salir como nosotros lo vemos.

La pupila vs el diafragma

La pupila es ese orificio en medio del ojo que a partir de su dilatación y contracción permite la entrada de la luz en menor y mayo medida.

Lo mismo ocurre con el diafragma de la cámara fotográfica, cuando más abierto permanezca, más luz entrará o viceversa.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

“Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír”, Eclesiastés 1:8.

¡Porque todo lo hizo nuestro Dios!

Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento.

“Y le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí, ¿quién pecó, éste o sus padres, para que haya nacido ciego? respondió Jesús: no es que pecó éste, ni sus padres, sino para que las obras de Dios se manifiesten en él”.

Todos hemos tenido un proceso diferente, porque Dios te puede pasar por diferentes situaciones antes de llenarte.

Vea también: ¿Quién es Jesús para ti?

“Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo. Dicho esto, escupió en tierra, e hizo lodo con la saliva y untó con el lodo los ojos del ciego y le dijo: ve a lavarte en el estanque de Siloé (que traducido es, enviado)”.

Fue entonces y se lavó y regresó viendo.

“Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra y sopló en su nariz aliento de vida y fue el hombre un ser viviente”.

O sea, que Jehová Dios estaba formando a Adán del polvo de la tierra, ese polvo se mojaba con un vapor que subía y humedecía la tierra porque en esos días no llovía e hizo barro, creó al hombre y le dio aliento de vida.

Ese Jehová Dios que formó a Adán allá en Edén estaba aquí en la tierra y estaba hablando con un ciego y lo mismo, como formó a Adán está formándole los ojos.

Dios escupiendo en tierra y con el lodo está haciéndole un barro y se lo está colocando al ciego.

“Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿crees tú en el Hijo de Dios? respondió él y dijo: ¿quién es Señor, para que crea en él?”.

“Le dijo Jesús: pues le has visto y el que habla contigo, él es. Y él dijo: creo, Señor; y le adoró”.

Este ciego entiende que el que le formó los ojos es el mismo de allá del huerto del Edén, entiende que es el Dios de la gloria y lo quieren apedrear.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cree solamente.

Pero Jesús les dice: “¿por qué me vais apedrear? si ustedes no creen que yo soy, en vuestros pecados moriréis”.

Porque el que no cree que Jesucristo es el Señor mantiene pecando, pero el que cree que Jesucristo es el verdadero Dios y la vida eterna no peca, es pecador porque estamos en la tierra, pero no practica el pecado.

“Oyéndolo Jesús, le respondió: no temas; cree solamente y será salva. Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, a Jacobo, a Juan, y al padre y a la madre de la niña”.

“Y lloraban todos y hacían lamentación por ella. Pero él dijo: no lloréis; no está muerta, sino que duerme. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta”. 

“Jesús le dijo: ¿no te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios?”

El primer pecado es no creer en Dios, solo tienes que creerle a Dios y si crees vas a ver la gloria de Dios en tu familia, en tu vida, en la universidad.

Para Dios no es imposible sacarte de donde él quiera, para él no es imposible llenarte con su Espíritu Santo.

Dios te ha capacitado hoy en día para que hagas el trabajo que él quiere que hagas, Dios te ha llenado para impactes donde estés, no te puedes convertir a ellos, ellos se tienen que convertir a nosotros.

¡Cree solamente!

Por: Jhon Jairo García

Total Page Visits: 227 - Today Page Visits: 2