El amor no es producto del romanticismo

0
128
El amor no es producto de romanticismo

El amor no es producto del romanticismo

Querido lector, si tú eres casado, debes tener un anillo o alguna prenda que simbolice la unión del matrimonio. Hablaremos sobre el tema: “El amor no es producto del romanticismo”.

¿Cuántas veces en la semana miras ese anillo y recuerdas el día en que te casaste?

Debemos ser conscientes de la bendición que tenemos al lado, para poder valorarla y disfrutarla.

En una pareja, el romanticismo es clave para una relación saludable, los detalles, un mensaje.

Una palabra de amor, una respuesta dócil, una atención, una caricia, son expresiones de amor.

Vea también: Por qué tienen problemas las parejas

El amor no es producto del romanticismo, el romanticismo debe ser una consecuencia del amor.

Qué hermoso poder ser especiales con nuestra pareja, pero esa intención debe brotar de un corazón que ama.

Las expresiones valiosas de amor, están guardadas en “tu cofre personal”.

Ahora, ¿Qué es un cofre? Un cofre es un baúl que se usa para guardar cosas caras y preciadas.

Como un anillo o un prendedor y objetos muy especiales, así no tengan un valor monetario significativo.

También te puede interesar: ¿Quieres conseguir pareja?

Entonces, saca eso valioso que escondes en “tu cofre personal”, deja que fluya lo que sientes por tu esposa o tu esposo, sé romántico.

El romanticismo, va más allá del sexo o de una noche con velas.

Propiciar un momento de diálogo en la habitación, de relajación, olvidándose de los afanes del día a día, eso también es romanticismo.

Así como nos preocupamos por rendir en el trabajo, por sacar el negocio adelante, así debemos cuidar nuestra relación.

Evaluar el día a día, procurar avanzar en ella, invertir en ese matrimonio que el Señor nos ha regalado.

Es importante dedicar tiempo para conocer a tu pareja, escucharla y saber qué piensa y cómo se siente, pero eso se logra con dedicación y tiempo.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Para una mujer, de manera general, el romanticismo implica que le regalen flores, que su esposo sea generoso, sentirse halagadas o salir de compras.

Para los hombres, el romanticismo tiene que ver con sentirse admirados, elogiados, sentirse apoyados en lo que desean emprender.

Utiliza esa percepción del romanticismo de tu pareja a tu favor, y ten en cuenta esos detalles que a ella o a él le gustan, saca de los amores guardados en el cofre de Dios.

Para hacer románticos no hay que esperar un día especial, un cumpleaños o el aniversario, con detalles sencillos todos los días pueden ser especiales.

También puedes leer: Restaurando mi relación de pareja

Pidamos sabiduría al Señor, él nos puede enseñar a expresar nuestro amor.

No es necesario gastar dinero para ser romántico, tampoco intentar ser perfeccionistas, la intención y el valor sentimental de tu detalle vale más.

Pero debes echar mano de lo que tiene guardado en tu cofre.

De la misma manera, debes valorar los detalles que recibas de tu esposa o esposo, ser agradecido y no exigente, el esfuerzo de tu pareja vale mucho.

Otro punto muy importante, es tomar la iniciativa, no esperar a que el otro haga.

En ese caso, tú puedes enseñarle a tu pareja y propiciar esos momentos especiales, con el tiempo y con la ayuda de Dios, verás frutos en tu relación.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Si a todo eso le añadimos una actitud positiva, mirando las cualidades y no los defectos, será más fácil expresar esos amores guardados en el cofre de Dios.

Un matrimonio que marcha bien, impactará a tu familia y hasta tu vida espiritual se verá beneficiada.

Es necesario, que se levanten parejas que demuestren que en Cristo sí se puede, hay que construir nuestra relación, fortalecer esos lazos de amor con prudencia y sabiduría.

La sabiduría nos enseña a callar a tiempo, a no dejarnos llevar por la ira y cometer errores que puedan herir a tu cónyuge.

Vea también: Problemática sobre las relaciones entre parejas

Una ofensa, una acción, una palabra mal dicha, puede hacer eco en el corazón.

Hermanos, amemos a nuestras parejas, el tiempo para demostrar cuánto nos amamos es ahora.

La persona que tienes al lado, es el propósito de Dios en tu vida, acéptala y disfruta los detalles simples de la vida a su lado.

No te cohíbas a la hora de dar, expresa esos amores guardados en el cofre de Dios y verás cómo el Señor te hará feliz a ti y a tu pareja.

Por: Mariela Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.