El interés de Jesús en morar en tu vida

El interés de Jesús en morar en tu vida

El interés de Jesús en morar en tu vida

A medida que avanza la vida cristiana, como predicador es nuestra labor leer la palabra. Hablaremos sobre el tema: “El interés de Jesús en morar en tu vida”.

Aunque uno no lee la palabra para sacar un sermón; la lectura de la Biblia debe ser una constante costumbre de nuestro devocional.

Por que nosotros también necesitamos oír la voz de Dios y cuando uno va leyendo la palabra de Dios es como un tesoro escondido donde encontramos cosas nuevas cada día y es para edificación de la vida de uno.

Así que el éxito esta en conocer y creer lo que Dios dice en su palabra porque pueden haber personas que no creen lo que dice la palabra aunque estemos dentro de la iglesia.

El interés que Jesús tiene por morar en nuestra vida, Jesús es demasiado bueno y se pasa de calidad con nosotros.

Porque un Dios tan grande y tan extraordinario quiere vivir y habitar en los mortales es algo maravilloso que uno tiene que valorar.

Las bendiciones de Dios son tan extraordinarias, parece ser que algunos no le dan la trascendencia o la importancia el saber que Dios vive en nosotros.

Saber esto es supremamente grande, tenemos un Jesús que no le importa la condición en la que el hombre se encuentra por eso el tiene un encuentro con saqueo.

En Saqueó había una intención de ver a Jesús pero tenía una limitante, que era su estatura pero eso no fue un impedimento para buscarlo.

La solución al problema cuando uno quiere encontrarse con Jesús después de haber oído quién es él.

Nosotros no fuimos los que lo encontramos a él, sino que él nos encontró nosotros.

Vea también: No saques la unción de tu vida

Saqueo, quiere resolver el problema y el problema lo resuelve de una manera sencilla.

Parece que ya sabía los caminos por donde Jesús tenía que transitar pero Jesús lo mira y las miradas se encuentran y Jesús dice:

Saqueo, date prisa porque hoy es necesario que yo pose en tu casa.

No sólo satisfacer el deseo de conocer a Jesús, sino que iba tener el enorme privilegio de que Jesús iba a hospedarse en su casa.

Y Jesús dice: es necesario que pose yo en tu casa así que es necesario que el Señor more en nosotros.

Analizando a través de las páginas de la Biblia encontramos a un Dios que quiere vivir y morar no con el hombre sino en el hombre.

Por eso la Biblia dice: “Habitaré y andaré entre ellos y seré su Dios y ellos serán mi pueblo“.

No solamente podemos imaginarnos que Dios es un ser que está allá en el trono inalcanzable e inaccesible.

Grande es Dios, él es real y su presencia lo es.

Dios está con nosotros y está en medio de nosotros porque en el vivimos, nos movemos y somos.

A través de la historia uno observa a un Dios que quiere morar y vivir con el hombre, apoderarse del hombre y que esté se convierta en la habitación de Dios.

Y qué bueno que tu querido lector, te sincronices y mires lo grande de este privilegio que Dios nos ha dado a sus hijos.

De compartirnos su naturaleza divina y hacernos miembros de la familia de Dios, eso no tiene precio eso es grande.

Tenemos que valorar ese privilegio que Dios nos ha concedido.

Analizando todo esto en las cartas de Apocalipsis, en una de ellas encuentro una de las tantas iglesias que me llaman la atención la forma en la que el Señor casi que está rogando en la iglesia de la odisea.

Vea también: Las siete iglesias del Apocalipsis

Que era una iglesia que tenía unas características muy anti cristianas pero observa uno a un Dios que está llamando para que esa iglesia entre en comunión.

Por lo tanto, después de tener el privilegio de que Dios ande con ellos, viva con ellos, esté en ellos.

Ahora tenemos un Dios que está casi que suplicándoles que le dejen entrar, por eso leemos un texto muy conocido:

“He aquí yo estoy a la puerta y llamo”

Pero sabe querido lector, nosotros a veces no le damos la importancia necesaria, ni la relevancia a lo que tiene que ver con la presencia de Dios en nuestra vida.

Qué bueno, que la vida de cada uno de nosotros sea de trascendencia y escuchemos lo que la Biblia dice o mejor lo que el Espíritu de Dios.

Sin embargo, me preocupa la actitud de la iglesia de la odisea porque el Señor le hace una recomendaciones y les increpa algunas cosas.

Algunas acciones que habían en esa iglesia hasta el punto que ya el Señor no ocupaba el lugar que debería ocupar.

La iglesia de la Odisea después de tener a Jesús dentro de la iglesia, ahora parece ser que las acciones de algunos miembros han sacado a Jesús de su lugar.

Por eso, Jesús está a la distancia llamando “he aquí yo estoy a la puerta y llamo”.

Porque Jesús no quiere estar fuera, él quiere estar dentro de nosotros siempre, porque sabe que si hacemos remembranza, si volvemos al pasado.

Todos tenemos una historia del comienzo de nuestra vida cristiana, donde hay días gloriosos y algunos dicen que no debemos vivir de añoranzas y es verdad.

A veces, querer mirar hacia atrás nos puede estimular a retomar algunas cosas que a veces dejamos de lado.

Cuando empezamos nuestra vida cristiana, nosotros no queríamos otra cosa sino vivir en la presencia de Dios, para nosotros la iglesia lo era todo.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Un ejemplo: Es cuando una persona está recién enamorada, no tiene ojos para otra o otro, puesto que para él es ella o para ella el.

No queremos saber de nadie más porque la persona le ha llegado al corazón; de igual manera nosotros tenemos una historia en nuestra vida cristiana.

Todos vivimos un momento extraordinario, algunos estamos viviendo ese momento y quizás otros estén en una crisis pero yo quiero decirles que vivir con Jesús o tener a Jesús en la vida cambia de sentido y de horizonte.

Cuando Jesús mora en la vida de nosotros la tristeza se va, aunque estemos en medio del problema, tenemos la seguridad y la confianza de que Jesús es nuestra ayuda y nuestro socorro.

Pero es triste que esta iglesia, que ahora Jesús esté llamándole por qué estaba afuera, la iglesia de la Odisea estaba terriblemente.

Y sabe usted, que es tener a Jesús dentro y ahora que él esté fuera porque la actitud y el comportamiento de la conducta de una iglesia ha hecho que él se vaya.

Sin embargo, él está con una persona cuando le dicen váyase y el está por ahí como ronde ando el lugar.

Para ver si hay alguien que al menos le dé una oportunidad para el entrar y ahí es cuando vemos la ternura de Jesús diciendo “he aquí yo estoy a la puerta y llamo”.

En la iglesia de Éfeso, cuando dice la Biblia, que hay que retener lo que tiene uno por que si no quitaré tu candelero de su lugar Dios quita el candelero y aquella iglesia que brillaba ya no brilla.

Cuando uno se descuida en la vida cristiana, porque Dios es santo, uno a veces cree que Dios va a estar como alegre.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

El interés de Jesús en morar en tu vida.

Pero querido lector, sin santidad nadie verá al Señor y Dios habita en la santidad y a veces uno como que no le hace caso a eso, se descuida pero uno tiene que ponerle cuidado a la situación.

Retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona

Y guarda lo que tienes porque si no vendré y quitaré tu candelero de su lugar.

Es decir, que ya no vas a brillar más como iglesia y lo apliqué a mi corazón.

Uno sabe que debe tener a Jesús metido en el corazón porque Jesús es el que le da sentido a la vida del cristiano.

Sin Jesús no hay cristianismo, sin Jesús la vida está muerta, si Jesús está dentro de nosotros tenemos vida y tenemos victoria.

Por eso, quiero decirle que la iglesia de la Odisea sacó a Jesús de su entorno.

Cuando Jesús dice aquí yo estoy a la puerta y llamo si alguno.

Parece ser que la voz o el mensaje va dirigido al menos a uno solo que abra la puerta entraré a el y cenaré con él y él conmigo porque Jesús eso es lo que quiere.

Él es como una persona insistente que quiere entrar e insiste.

Vea también: Necesitas avivar tu vida hoy

Porque Jesús sabe que el éxito del hombre está en que el vive en medio del hombre y dentro de la vida del hombre.

En Dios está la vida del cristiano y por eso Jesús le dice Saqueo hoy es necesario que pose yo en tu casa.

Porque cuando Jesús llega a nuestra casa se ilumina nuestra vida.

Cuando Jesús llega a la vida de uno no hay mundo que se pare frente a nosotros porque Jesús lo llena todo.´

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El interés de Jesús en morar en tu vida.

Jesús dijo una vez, cualquiera que bebiera de esta agua volverá a tener sed pero el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás.

Qué quiere decir esto, que cuando uno bebe el agua de la vida que es Jesús de Nazaret.

Él satisface todo nuestro ser el los satisface todo.

Cuando un cristiano empieza mirar hacia el mundo quiere decir, que Jesús está escaseando en su vida.

Cuando hay vacíos, entonces hay que llenarlo de otra cosa pero cuando Jesús está en abundancia en tu vida, el mundo lo miras como un desierto.

El pecado lo miras a la distancia porque tú no quieres sacrificar esa relación qué hay con tu Dios.

¡Saqueo date prisa hoy es necesario que pose yo en tu casa!

Y si de pronto te das cuenta, que necesitas que Jesús esté en abundancia en tu vida.

Pues quiere invitarte a que te unas a los caminantes de Emaús.

Recuerdo ese cuadro que los predicadores no nos cansamos de predicar, ni de pasar por esta escritura.

Cuando Jesús resucitado de los muertos, ellos van de camino, Jesús se les hace al lado, ellos empiezan a hablar y Jesús les dice:

¿Qué están hablando ustedes, eres tú el único forastero en Israel, que no te has dado cuenta lo que hoy ha acontecido y el caminante dice que cosas?

Pero él no es que no se daba cuenta, él era el autor, sobre alrededor de el giro todo.

Porque él es la razón de la existencia todo gira alrededor de Jesús.

Por: David Alomia

Total Page Visits: 96 - Today Page Visits: 1