La amistad con Dios

0
1975
La amistad con Dios

La amistad con Dios

A veces uno encuentra dificultad en hacer la obra, ¿Quién es nuestro amigo?, eso va a determinar mucho de cómo hacemos nosotros las cosas o cómo pensamos, nosotros sí necesitamos tener amistad con Dios.

Hemos cometido un error que no solamente en lo cristiano sino en general y es confundir ¿Qué es la amistad? y ¿Qué es el amor?

La persona cuando dice que está enamorado es que es una pasión y el amor no es una pasión, el amor y la amistad no son emociones.

La gente dice, que el amor es químico y no es así, lo que está demostrado es que para sentir las emociones que produce el amor el cerebro suelta unas sustancias que le ayudan a sentir eso.

Pero ¿Por qué se sueltan esas sustancias?

Las sustancias son posterior, el disparo es anterior, algo dispara, el amor sucede antes, las sensaciones después.

El amor no es una emoción, el amor es una actitud y la amistad igual, yo tengo una actitud con respecto a las personas y entonces las acepto y me gusta su actitud, comparto con ellos, igual con Dios.

Nosotros hemos decidido seguir a Jesús y andar con Jesús, es una decisión que el hombre toma.

Porque pondera el tener amigo o no tenerlo y decide que es mejor tenerlo y entonces esa decisión lo lleva a una amistad.

Ya de ahí lo que Dios haga es diferente, pero tú arrancas con una decisión.

Todos podemos ser amigos de Dios, lo que pasa es que uno escoge sus amistades ¿Cómo escojo yo mis amistades?

Debo tener unas razones y esas razones me llevan a decidir con quién ando.

Nosotros quisiéramos ser amigos de Jesús, pero dice la Biblia que: “Jehová es excelso y atiende al humilde” así que es amigo de los humildes y al altivo lo mira de lejos.

Él sabe cómo escoge sus amistades y nosotros debemos saber cómo escogemos las nuestras, ser amigo de Jesús es una necesidad.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Sabe ¿quién fue el primero que se enteró cuál era el traidor que iba a vender a Jesús? Juan y ¿Por qué se enteró Juan?

Él tenía una buena relación con Cristo y por eso estaba cercano y se enteró.

Si crees que no te habla, acércate porque, aunque nosotros gritemos, Dios no grita, Dios habla al corazón y la Biblia dice “Estad quietos y conoced que yo soy Dios”.

Pero ahí en la madrugada cuando nadie molesta, solo eres un hombre, entonces escucha, la madrugada no es una religión.

Ni es una obligación, ni que tú seas más consagrado, no, es que se presta para estar en quietud, nada más.

Nosotros debemos tener amistad personal, no necesitamos policías, necesitamos que cada persona tenga una comunión con Dios, que sienta que Dios es su amigo.

Si tú eres amigo de Dios a ti nadie te sorprenderá, él no falla.

Si tú tienes una buena amistad con Dios seguro que siempre vas a estar en guardia, no te preocupes, no tienes que estar pendiente, solo tienes que ser amigo de Dios.

Vea también: Dios quiere poner sus ojos en alguien

¡Tener una buena relación con él!

Si estas cerca de Dios, él te va hablar y tú le vas a oír, lo que tú no puedes justificar es estar lejos.

Eso no puede ser porque el que se aleja de Dios se pierde, así de simple, pero si estas cerca, Dios te susurra al oído.

Tenemos que tener amistad con Dios, la amistad con Dios es una relación, una charla con el Señor.

Se le cuenta esas travesuras que uno hace a veces y él le cuenta cosas también y en ese intercambio es que uno crece y aprende.

Hay un hombre que fue llamado el “amigo de Dios” ¿Cómo puede ser uno el amigo de Dios?

Primero tienes que creerle porque hay gente que no le cree a Dios, la Biblia dice una cosa y ellos se inventan otra “y le creyó Abraham a Dios”.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Dios dice cosas y nosotros tenemos que creerle a él, no al hermano fulano, no, es lo que Dios dice para eso tienes la Biblia, no para parecer cristiano sino para leerla.

Nadie sabe que eres cristiano porque llevas una Biblia, porque hoy la lleva todo el mundo, uno lleva la Biblia es para leerla, entender lo que Dios dice y para creerlo.

Y le fue llamado a Abraham el “amigo de Dios”, dice la Biblia que hay amigo que es más cercano que un hermano.

Entonces Dios es mi amigo, Dios quiere que tú le creas porque si no ¿Cómo te ayuda? Dios sí te habla, pero tú no le quieres creer.

Además, Abraham lo dejó todo por andar con su amigo, esto no es una charla para manipularle a usted la cabeza, ni el corazón, esto es verdad.

Dios es nuestro amigo y es capaz de hacer hasta lo que no se nos ocurra a nosotros, tenemos un amigo de verdad.

Lo que Dios quiere saber es si tú de verdad le entregas o no eso que tienes ahí.

No tengas miedo de darle a Dios lo que él te pide, Dios no necesita nada.

Cuando Dios te pide algo es porque tú no lo puedes cuidar y él si lo puede hacer.

Esto no es cuestión de palabras, ni de formalidad religiosa, esto son verdades.

Dios si funciona y no funciona fabricándote una vida especial de esas que nadie vive, no, funciona en la normalidad de la vida diaria.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Donde tú sabes que vas a pasar por tormenta, ríos y mares, pero Dios estará contigo y no te vas a ahogar porque él te sacará adelante.

Lo que más nos afecta a nosotros es la impaciencia, los seres humanos tenemos una vida muy corta, entonces si las cosas no pasan en 3 meses nos desesperamos.

La fe sin paciencia es suicida, la gente que cree que las cosas no pasan como rápido enseguida se desaniman.

Abraham tenía 75, llegó a 80 y nada, era un hombre como tú y como yo.

Pero una noche Dios le dijo a Abraham que contara las estrellas y vio que eran incontables, entonces Dios le dijo:

“Así será tu descendencia como las estrellas del cielo y ese día Abraham durmió tranquilo”.

Vea también: Tenemos una esperanza viva

La fe y la paciencia, los que creemos esperamos “Pacientemente esperé a Jehová”, necesitamos aprender a creerle a Dios, a entregarle todo y a esperar en él.

Hay gente que no espera y con Dios las cosas son serias, lo que él dice así es, así que créele.

Él no falla nunca, eso sí no te inventes lo que Dios no te ha dicho, asegúrate de lo que Dios dice porque él a su tiempo cumplirá.

El apóstol Pablo dijo: “Yo sé en quien he creído”, él responderá por ti, solamente él, sirvámosle a Dios porque Dios es excelso y mira de lejos al altivo y anda con la gente sencilla.

Por: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.