Su resurrección es una verdad irrefutable

0
176
Su resurrección es una verdad irrefutable

Su resurrección es una verdad irrefutable

Cuando hablamos de la historia de la iglesia, es ineludible mirar hacia atrás, ubicarnos en el presente y proyectarnos hacia el futuro. Hablaremos sobre: “Su resurrección es una verdad irrefutable”.

Y es ineludible hablar del Señor Jesús, este tiene algunas credenciales básicas, la primera de ella es el impacto de su obra sobre la historia, entre ella la historia de nuestro país.

En segunda instancia tenemos la profecía del antiguo pacto cumplida en su obra y en su bica, es decir, el testimonio del antiguo pacto.

Este pacto se ve reflejado a través de la historia de la iglesia, con un concepto clave, y es el de la resurrección.

Muchas de las religiones que tiene gran fuerza hoy día en el mundo, tienen sus bases en pensamientos filosóficos.

Solo unas pocas tienen sus bases en un ser superior y fundador, pero hay algo muy particular en ello.

Y es que ninguno de los fundadores de estas religiones hasta el sol de hoy, se ha sabido que haya resucitado.

Todos ellos aún se encuentran en el polvo de sus sepulcros, pero a lo largo de la historia de la iglesia siempre hemos sabido que nuestro Dios ha resucitado.

También puedes leer: Pruebas que Jesús resucitó

Que nuestro Dios vive y reina aún más allá de los mismos cielos, y por los siglos de los siglos.

Hoy día tenemos la plena certeza que Jesucristo nuestro Dios resucitó, y vive con nosotros y reina también en nuestras vidas.

Es por ello, que nosotros podemos responder a muchos interrogantes y a muchos cuestionamientos.

En primera instancia se nos pregunta cómo es que la resurrección de Cristo es una prueba de que él es Dios manifestado en carne.

Tenemos como respuesta que él se levantó por su propio poder, porque este tenía poder para dar su vida, y también el poder para volverla a tomar.

Y esto no es inconsistente con el hecho de que algunos textos bíblicos, dicen que fue levantado por el poder del padre.

Todo lo contrario esto nos muestra y nos enseña que Jesucristo es el padre, además, que esto fue declarado por él abiertamente.

Cuando decía que él había sido enviado para salvar al hombre de la esclavitud del pecado.

Y que después que subiese a Jerusalén, sería muerto pero que al tercer día se levantaría de la tumba, y esta predicción resultó ser cierta.

Si esa predicción fue cierta, por consiguiente lo demás dicho por Jesús tiene total veracidad también.

Por otro lado, si se nos pregunta por qué predicamos así, podemos decir, que el primer sermón cristiano el día de pentecostés, está completamente basado en la resurrección de Jesús.

No es que para Pedro sea la resurrección el tema principal, ni lo es para nosotros, es que si esa doctrina fuese quitada, simplemente no quedaría doctrina.

Por eso, cuando leemos el libro de los hechos de los apóstoles encontramos algo respecto al tema.

“Al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella” Hechos 2:24.

Vea también: Las doctrinas proceden de la muerte sepultura y resurrección de Jesús

Este pasaje describe la grandeza de nuestro Dios, al cual ni la misma muerte pudo retener.

“Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupción.

A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos” Hechos 2:32-33.

Somos testigos aun es este presente y a lo largo de la historia de la iglesia, que Jesús luego de su resurrección ha acompañado nuestras vidas en todo momento.

Es que la resurrección nos explica algunas cosas que de otra manera serían inexplicables.

Una de esas cosa que nos explica es la muerte de Cristo, y además, también nos confirma la profecía, la cual es el punto de partida del derramamiento del Espíritu Santo.

Además de esto, la resurrección de Jesús certifica la posición mesiánica real, y el señorío de Cristo.

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse.

Sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres.

Y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz Filipenses 2:5-8.

Pero hay algo que al momento de leer muy detalladamente estas escrituras, puede llamarnos mucho la atención.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Su resurrección es una verdad irrefutable.

“Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre.

Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra.

Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre” Filipenses 2:9-11.

Este algo es la soberanía que tiene Dios en todo lo que es creado, puesto que por él han sido creadas todas las cosas.

El hombre debe reconocer que Jesús es Dios y como lo dice su palabra, ante él se doblará toda rodilla, de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra.

Jesús, ha resucitado, a lo largo de la historia de la iglesia se nos ha enseñado así, y nuestros principios eclesiásticos están basados en un Dios vivo.

También puedes leer: La resurrección de Jesús es la garantía para nosotros

Y esto es lo que confesamos, que Jesucristo es el Señor nuestro Dios, y de esta manera lo glorificamos también, sabiendo que Jesús es el padre nuestro Dios y salvador.

Un Dios que tiene el nombre sobre todo nombre, así como lo dijo el ángel que se les presentó a los pastores diciéndoles.

“Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo:

Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor” Lucas 2:10-11.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Su resurrección es una verdad irrefutable.

Esta escritura nos muestra el nacimiento de un Dios que ya era Dios desde un principio, y no que lo sería futuramente.

De esta manera, cuando Jesús se levanta de entre los muertos, nos demostró que él es el Señor, que él es el altísimo, el Dios que reina por los siglos de los siglos.

También te puede interesar: Dios manifestado en carne

Que él es el rey de reyes, que él es el Señor de señores, que él es el único salvador, que es el único y verdadero Dios manifestado en carne, que él es la vida eterna.

Es por eso, que a lo largo de historia de la iglesia, nosotros le servimos con amor, con fidelidad, con alegría, porque sabemos a quién le servimos.

“Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna” 1 Juan 5:20.

Pastor: Fernando López

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.