Cuales son las doctrinas bíblicas

4059
Cuales son las doctrinas bíblicas

En primer lugar quisiera decir que según el diccionario de la lengua española, la palabra “doctrina” es un término que proviene del latín “DOCTRĪNA”, que se constituye como un conjunto de enseñanzas que se basa en un sistema de creencias. Se trata de los principios existentes sobre una materia determinada, por lo general con exigencia de validez universal. En este artículo haremos un listado de cuales son las doctrinas bíblicas.

Ejemplos: Una doctrina jurídica, es un concepto que sustentan los juristas y que influye en el desarrollo del ordenamiento jurídico.

Una doctrina militar, es un conjunto de técnicas, estrategias, tácticas y prácticas que establece para un enfrentamiento bélico.

Existen en teología dos palabras parecidas pero con diferentes interpretaciones: “la educación” y “la doctrina”.

La educación consiste en que el alumno permanezca en lo más superficial posible a los conocimientos acumulados y los analice. Es decir que el educando es liberal y puede ampliar sus conocimientos por medio de investigaciones cada vez más y más.

Mientras que la doctrina le exige al estudiante que permanezca dentro del cuerpo de conocimientos o creencias y es absorbido por las enseñanzas; es decir que la doctrina es irreemplazable e insustituible no se le puede quitar ni ponerle, es inalterable e inquebrantable.

La importancia de saber cuales son las doctrinas bíblicas

Las doctrinas bíblicas se estudiarán de acuerdo a los principios establecidos por la palabra de Dios, es decir, por los libros que se encuentran canonizados por el canon establecido. La Biblia debe ser el manual y guía para cada cristiano se debe leer, escudriñarla y memorizarla, sin añadirle opiniones ni ponencia en acuerdos.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

La historia que habla de los padres primarios, nos cuenta que el Teólogo Orígenes, vivió en los años 185- 254 D.C. quien a su vez, fue el escritor más arcaico y de voto de la cristiandad, reconoció las doctrinas expresadas en los libros sagrados, como escrituras canónicas, las cuales contienen las reglas de fe y la disciplina práctica del cristianismo.

El Señor Jesucristo hizo énfasis, cuando dijo: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”.

Apocalipsis hace una advertencia improrrogable, “Porque yo protesto a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios pondrá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro”. Apocalipsis 22:18-19.

La Biblia como biblioteca divina

La Biblia se puede determinar como la “biblioteca divina” porque contiene la bendita, inspirada e infalible Palabra de Dios, con la cual Dios mismo se ha identificado, a su vez, ha sido su propia herramienta para crear de lo que no era, lo que es y no será, es decir, lo que se conoce en filosofía como: el “ser”, el “monser” y el “no ser”.

Las doctrinas son las herramientas que Dios usa para tratar, perfeccionar y salvar al hombre, el que desprecia las doctrinas de la Biblia está despreciando a Dios y a su palabra.

Seguidamente, damos una gama de doctrinas que son amenas para los principiantes en el área de teología, son benéfica a su estudio porque en ella se sub-divide en tema generales, donde el educando se va familiarizando hasta crear un cuerpo de discernimiento, comprensión escritural de la palabra de Dios.

Las doctrinas son patronas para corregir vidas desordenadas, sus normas son comprometedoras para educar al hombre, sus relatos son verdaderos y muy sabios, sus arbitrajes son inalterables que al valiente lo tambalea, creerla proporciona salvación, ejercerla suministra santidad, moviliza irradiación para dirigir al hombre a Dios, es sustancia alimenticia para sostener al débil, y consolación para el abatido.

Seguidamente, damos algunas doctrinas más conocidas en títulos y en forma desordenada para que el lector las organice, y así puede ir adiestrándose. La que usted considere que pueda ir de primero, esa póngala en su cuadernillo, vívala y predíquela.

Listado de las doctrinas bíblicas

  • La sanidad. 1. Pedro 2:24; Sal. 41:3; 103:1-5; Mat. 10:1; Sant. 5:13-18; Lev. 20:7.
  • La adopción. San Juan 1:12; Gálatas 4:5; Efesios 1:5.
  • La santa cena. 1. Corintios 11:23-26; Lucas 22:17,18.
  • La muerte de Jesucristo. Is.53:5,6; Juan 1:29; 3:16; 1. P. 2:24; Ro. 5:8; Ef. 5:2.
  • La comunión. 1. Juan 1:7; Salmos 25:14; Isaías 41:10.
  • La santidad. 1. Pedro 1:15,16; Hebreos 12:14; Romanos 12:1; Isaías 57:15.
  • La oración. 1. Tes. 5:16-18; Fil.4:6,7; Rom. 12:12; Jer. 33:3; Mat. 6:6; Hech. 1:14
  • La salvación. Marcos 16:16: Hech. 4:12; 16:31; 2:21; Sal. 62:1; Rom. 10:10.
  • La perseverancia. San Mateo 24: 13; Santiago 1:12; Efesios 6:18; 2. Pedro 1:5,6.
  • La sangre. Heb 9:14,22; 10:19-20 Apocalipsis 5:1; 12:11; 1 Juan 1:7.
  • La redención. Lev. 25: 47-49.1. Pedro 1:18,19; Apoc. 5:9; 1. Cor. 5:23; Gál. 3:13.
  • La reconciliación. 2. Cor. 5:18; Efesios 4:32; Romanos 5:10; Mateo 5:23-24.
  • La substitución. 1. Pedro 2:24; Isaías 53:6; Génesis 22:8.
  • La justificación. Romanos 5:1; 3:20, 28; Gálatas 2:16; Tito 3:5; Filipenses 3:9.
  • La remisión. Hebreos 9:22; 10:18; Mateo 26:28; Colosenses 1:14.
  • La expiación. Hebreos 2:17; Éxodo 30:10; 32:30; Juan 1:29; Levítico 16:10.
  • La propiciación. 1. Juan 2:2; 4:10; Romanos 3:25; Hebreos 2:17.
  • La fe. Hebreos 11:6; Efesios 2:8; 2. Cor. 5:7; Rom. 14:1; 1. Tim. 6:11.
  • La palabra de Dios. 1. Pedro 1:1,2; Heb. 4:12; Isaías 40:8; Luc. 11:28; Sal.33:4.
  • La gracia. Ef. 2:5,8; Tito 2:11; 2. Tim. 2:1; Rom.3:24; 5:2; 6:14; 11:6; Hech. 15:11.
  • La unicidad. Deut. 6:4; Juan 8:24: 10:30; 14:9; Isaías 7:14; Rom. 9:5; Col. 2:9.
  • La condenación. Romanos 8:1,2; Marcos 16:15,16; Sant. 5:12.
  • La resurrección. Apo. 20:6; 1. Cor. 6:14; 5:20,42; Ro. 6:4; Ef. 1:18; 2. Cor. 4:14.
  • La segunda venida. Apo. 1:7,8; 22:20; 1 Tes. 4:16; Mateo 24:44; Luc. 17:20
  • La esperanza. Romanos 8:24; 15:13; Sal. 119:114; 1. Cor. 13:13; 1. Pe. 3:15.
  • La adoración. Juan 4:23-24; éxodo 23:25; LUCAS 4:8; Deut. 6:13.
  • La alabanza. Hebreos 2:12; 13:15; Efesios 5:19; Sal. 96; 6; 116:17; Jonás 2:9.
  • La paz de Dios. Colosenses 3:15; Filipenses 4:7; Sant.3:18; Juan 14:27; Sal. 4:8.
  • La ofrenda. Génesis 4:4; Hebreros 5:1; 1. Cro. 16:29.
  • La santificación. 1. Tes. 4:3. 2 Tes. 2:13; Romanos 6:22.
  • El reino de Dios. Lucas 17:21; 6:20; Mateo 5:10; 6:33;19:14; 1. Cor. 6:9-10.
  • El infierno. Mat. 10:28; 23:33; 25:41; Luc. 12:5; Apoc. 20:15; Mar. 9:48.
  • El juicio final. 1 Pedro 4:17; 1 Juan 4:17; Rom. 2:1; 8:1,2; Mat. 12:36.
  • El pecado. Romanos 3:20,23; 5:12; 6:15; 1 Pedro 3:18; 4:8; 1. Juan 1:9; Gál. 6:1.
  • El Espíritu Santo. Mat. 1:18; Sal. 51:11; Is. 11:2; Lucas 11:13; Juan 4:24;14:26.
  • El amor de Dios. Juan 3:16; 15:13; 1. Juan 4:16,20; 1. Ped. 4:8; 2. Tes. 3:5.
  • El bautismo del Espíritu Santo. Mar. 1:8. Hech. 1:5; 2:38; Juan 1:33; Luc. 11:13.
  • El perdón. Hechos. 2:38; 10:43; Efe. 1:7; 4:32; Mateo 6:14; Col.3:13; 1. Juan 2:2.
  • El bautismo en el Nombre de Jesús. Hechos 2:38; 10:43; 19:5; 1. Juan 2:12.
  • El nuevo nacimiento. San Juan 3:3,5; 2. Cor. 5:17; Gál 6:15; Rom. 6:4.
  • El arrepentimiento. Luc. 13:3; 2. Pedro 3:9. Mateo 3:8; Rom 2:4; Hechos 11:18.
  • El Nombre de Jesús. San Mateo 1:21; Filipenses 2:10.
  • El evangelio de Jesucristo. Marcos 16:15; Hech. 20:24; Rom. 1:16; 2. Tes. 1:8.
  • El pecado. Romanos 5:12; 1 Pedro 2:24; 3:18; Sal. 51:1,2,5; Gál 6:1.
  • El Monoteísmo. Rom. 3:30; I Cor. 8:4; 8:6; Gál. 3:20; Efesios 4:6; Sant. 2:19; 1. Tim. 2:5.
  • La creación. Génesis 1:1; Rom. 1:20; 11; 36; Jer. 32; 17; Efesios 2:10; Sal. 90:2.
  • Los cielos. Sal. 19:1; 73:25; 2 Cor. 5:1; Fil. 3:20; Mateo 6:19-20; Jer. 32:17
  • Los ángeles. Sal. 103:20; 91:11; Luc. 15:10; 2:13; Dan. 6:22; Heb. 2:2.
  • Los ángeles caídos. Apoc.12:4; Judas 6; Ef. 6:12; Col. 2:15; Is. 12: 14:12-14.
  • Los cielos nuevos. Apocalipsis. 21:1, 2; 2 Pedro 3:13.
  • La tierra nueva. Apocalipsis 21:1; 2 Pedro 3:13.
  • La condenación eterna. Lucas 12:5; Marcos 9:43, 45; Mateo 23:15.

Recordemos que

Estas no son todas las doctrinas que contiene la Biblia, más sin embargo aquí dejamos un grande listado de cuales son las doctrinas bíblicas, donde sería ir ejercitándose en el estudio de la palabra de Dios.

Todas estas doctrinas van sustentadas con textos bíblicos, por lo tanto se llaman doctrinas bíblicas; es lógico que si hay doctrina bíblicas es obvio que existen otras que no son bíblicas, las cuales de ellas habló San Pablo en 1. Timoteo 1:3.

“Toda la escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. (2 Timoteo 3:16-17).

Debido a las múltiples peticiones de nuestros estudiantes me he dedicado a sacar las más conocidas porque en la vida hay dos cosas que tenemos que tener en cuenta: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”. 1. Timoteo 4:16.

Es importante que el creyente se familiarice en saber cuales son las doctrinas bíblicas, por tres razones:

  1. Para que hable conforme a la sana doctrina Tito 2:1.
  2. Para evitar que enseñen diferentes doctrinas. 1 Timoteo 1:3.
  3. Para que no se dejen llevar de diversas doctrinas. Hebreos 13:9.

Estimado lector, déjanos tu comentario y si tienes alguna duda, no dudes en preguntarnos.

Engrosado por el pastor
York Anthony Shalom
Licenciado en Sagrada Teología.
Magister en Divinidades Teológicas
Jorgesalomserpa@hotmail.com

Deja un comentario