El corazón de los jóvenes

Lamentablemente encontramos jóvenes en nuestras iglesias, que le echan la culpa a todo el mundo de sus fracasos. Hoy hablaremos de: el corazón de los jóvenes.

Hay jóvenes que no permiten que el plan de Dios se cumpla en sus vidas, algunos están resentidos, abandonados, desmotivados, pero se necesita que los jóvenes sean realista y se hagan un análisis y se pregunten: ¿Qué es lo que no deja avanzar los propósitos de Dios en mi vida?

El joven que no sabe para donde va, cualquier bus le sirve. Dios en este tiempo necesita jóvenes que sepan qué es lo que quieren, que sepan para donde es el norte y que estén dispuesto a que Dios actúe en sus vidas.

El ayuno es una disciplina tan bonita, pero tan descuidada por muchos jóvenes en nuestra iglesia y eso es muy peligroso.

Los jóvenes que no pueden practicar la disciplina del ayuno, es porque tienen un bloqueo en su corazón y en su vida, porque dentro de ellos hay decepciones, mentiras, viven de apariencia, de lo que no son y de lo que no tienen.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

 

Una persona se aparta de Dios es porque quiere, porque nadie los obliga, pero tienen el descaro de apartarse de los caminos de Dios y culpar a otros de sus fracasos.

A veces esperamos que otros cambien, pero para que mi alrededor cambie, primero yo tengo que cambiar.

Joven si eres varón vístete como varón, peínate como varón, vivimos en un mundo que todo es unisex, que la ropa sirve para el hombre pero también para la mujer. Pregúntese ¿Qué significa unisex?

Hoy en día estamos viviendo los tiempos de Sodoma y Gomorra y esto no se va a arreglar, la lucha que los jóvenes tienen hoy en día no es cualquier cosa, por eso necesitas llenarte de Dios, y adquirir una firmeza espiritual.

Nuestro corazón debe estar controlado por el Señor Jesús, no se puede confiar en el corazón fuera del Señor, porque el corazón hay que ponerle razón.

“Todo designio del corazón es maldad”. Gálatas 6:5.

Hoy en día vemos muchos jóvenes destruidos porque dejaron su corazón suelto a la deriva y el diablo lo aprovechó.

Las cosas que el diablo aprovecha del joven, es su mente, su corazón, sus emociones, porque ellas están unidas.

Por eso debemos tener propósitos en la vida, porque de acuerdo a los propósitos que tengamos, así mismo manejarás tu vida.

Necesitamos en este tiempo, que Dios pruebe el corazón y la mente, que cada joven, que haga un análisis muy dentro de sus corazones.

Tus emociones van ligadas de tu corazón, depende de qué lugar le estás dando al Señor, para que controle tus emociones y tu vida, porque dentro del corazón del hombre salen las cosas buenas pero también las malas.

Si usted se hace un propósito en su vida, y dice: Señor nunca jamás saldré de mi cuarto sin haber hablado contigo, serás una persona totalmente diferente.

Muchas jóvenes de nuestra iglesia no se casan porque se critican todo lo que son; algunas no les gusta su cuerpo, su pelo, su cara, sus cejas, y le critican a Dios por lo que son y por lo que Dios creo, y por eso nunca tienen la bendición de Dios.

También te puede interesar: Cuidado joven no juegues con ellas.

Pero cuando te valoras y agradeces a Dios por cómo te hizo, él mismo se encarga de mandarte un buen esposo que será de mucha bendición para ti vida siempre.

Esto del ayuno y la oración, es una relación directa con Dios, el ayuno no salva a nadie, pero cuando ayunamos, estamos sacrificando la carne, le estamos diciendo a la carne, te sujetas y te sometes, y al espíritu le estamos diciendo, tu eres quien gobierna mi vida.

Joven te hago unas preguntas

¿Cuánto tiempo estás sacando para orar por tu futuro?

¿Algunas vez has orado por tus proyecciones, por tus sentimientos?

¿Cuánto tiempo has invertido hablando con Dios, diciéndole lo que piensas y lo que quieres?

Recomendaciones

  1. Necesitas reconocer que necesitas la disciplina de oración y ayuno.
  2. Necesitas reconocer la condición espiritual que tienes para que Dios te cambie.

El no orar y tener una relación pobre con Dios, da pie para que las jóvenes comiencen a mirar a los hombres del mundo, y a desear a los actores de televisión.

El no tener una relación directa con Dios, te llevará a la misma muerte espiritual.

Por: Luz Marina de Galvis

Deja un comentario