A punto de ser un trofeo del diablo

0
406
A punto de ser un trofeo del diablo

A punto de ser un trofeo del diablo

Todos los seres humanos y creyentes tenemos problemas y hemos estado a punto de ser un trofeo del diablo con luchas.

Pero siempre perseveramos sabiendo que tenemos unas promesas grandes de parte del Señor nuestro Dios y no queremos perderlas, sino alcanzar todo lo que él nos ha prometido.

Por eso, estaba meditando en que la Biblia llama a satanás en Apocalipsis 20:2Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años’’.

Entonces satanás es un bicho depredador, que viene de otra parte a destruir, el cual de vez en cuando se aparece para hacernos daño, a tal punto de matar nuestra vida espiritual.

La Biblia no dice que este ser sea un león, dice su palabra:Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar’’ 1 Pedro 5:8.

El león rugiente ruge porque espera cazar una presa, si nosotros tomamos esta analogía y decimos: “bueno, cuáles son los trofeos de este depredador que se llama diablo o satanás, qué es lo que quiere exhibir’’.

También puedes leer: Atributos que no le corresponden al diablo

Pues, déjeme decirle que ese ser se ha propuesto a hacerle daño a la raza humana y especialmente a las familias.

Jesús en su palabra dice: “El ladrón no viene, sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia’’.

Está destruyendo lo más precioso de la creación que es el ser humano.

Ahora sabemos que nos ataca como el tesoro más precioso, porque Cristo nos hizo con un valor especial.

Por qué el enemigo no ataca a las vacas, los elefantes, entonces nos damos cuenta que somos el blanco y el propósito del diablo.

Entonces debemos tener mucho cuidado, porque él anda de casería, y la preciosa juventud de jóvenes y señoritas que podrían haber tenido un futuro hermoso, pudiéndose destacar en algo, él logra destruirlos, siempre y cuando, esté lejos del Señor.

Este diablo tiene unas armas con las que ataca a la juventud y a todo cristiano, y él lo hace con lo que a usted más le gusta y le llama la atención del mundo.

Ese diablo nunca se le va aparecer con trinche y de color rojo, no hermano, él se va a diseñar el vestido más bonito y llamativo para hacerlo caer.

Por eso, no debemos andar por vista, lo que hay que hacer es vivir en el espíritu para discernir las obras de la carne.

Entonces qué armas está usando satanás para destruir hoy en día, fácil: las drogas, promiscuidad sexual, pornografía, prostitución, etc, no sé, pero cuántas familias saldrán heridas por eso.

Vea también: Adicciones juveniles peligro de los últimos tiempos

Porque quizá en un descuido nuestro, el depredador le ha arrancado uno de sus miembros al joven, a la joven.

Los cuales son parte de la iglesia y la sociedad, y si estos se ven afectados, pues esas áreas que mencioné también.

Entonces si esas personas afectadas por satanás deciden seguir al Señor Jesús, entonces el enemigo va a querer molestarlos, enviándole dardos de que no sirven.

Pero si el enemigo vino a dañar y a destruir, yo te traigo una noticia directa del cielo:

“Cristo el dueño de todo vino para que tuviesen vida y en abundancia’’ ¿Cree usted eso?

No permitamos que satanás destruya nuestras familias, él está de casería y debemos mantenernos unidos para que no tenga ninguna entrada en su hogar.

Solamente Dios y tu esposa o esposo, saben cuánto les ha costado estar donde se encuentran actualmente, criar a los hijos que tienen.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

A punto de ser un trofeo del diablo.

Por lo tanto, no es justo que por un desliz espiritual, todo se vaya al suelo, a punto de ser un trofeo del diablo y es allí donde lastimosamente en nuestra iglesia.

Encontramos adolescentes que no tienen sentido en la vida, porque vienen de hogares disfuncionales, problemáticos.

Así que, yo les propongo a usted hermano, si satanás está destruyendo vidas preciosas, familias enteras.

Y no sé si sería atrevido decir, que se cuelga las cabezas en su cuello como orgullo y muestra de todo el daño que hace, nosotros debemos pedirle a Dios que guarde nuestras familias.

También te puede interesar: Fortaleciendo nuestras familias

La palabra del Señor dice, que un grande recibe trofeos, pero cuando llega otro más grande y lo vence, este reparte el botín, dice la Biblia:

“Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres’’ Efesios 4:8.

No estamos desprovistos de ayuda, es bueno que aprendamos a confiar en el Señor, y quiero decirle a una jovencita, joven, esposa, esposo que esté leyendo esto:

“No sé hasta donde hayas fracasado o si estás a punto de ser un trofeo del diablo, hay solución y esperanza’’.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

A punto de ser un trofeo del diablo.

Dice la palabra de Dios: ¿Será quitado el botín al valiente? ¿Será rescatado el cautivo de un tirano? Pero así dice Jehová: Ciertamente el cautivo será rescatado del valiente, y el botín será arrebatado al tirano; tu pleito yo lo defenderé, y yo salvaré a tus hijos’’.

“Y a los que te despojaron haré comer sus propias carnes, con su sangre serán embriagados como con vino; y conocerá todo hombre que yo Jehová soy Salvador tuyo y Redentor tuyo, el Fuerte de Jacob’’ Isaías 49:24-26.

Si ustedes padres de familia tuviesen conmigo una fe grande, yo sé que Dios podría hacer el milagro que esperas que ocurra en tu hogar.

También puedes leer: Cree y tu milagro sucederá

Quizá tienes un hijo que está en las drogas, una hija en prostitución.

No sé, pero el Señor que tiene grandes planes para el ser humano, puede rescatarlos.

Podemos leer en la palabra del Señor: “Y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia’’.

“Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor’’ 1 Corintios 1:28-31.

Por: Marcos Caicedo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.