Cree y tu milagro sucederá

0
573
Cree y tu milagro sucederá

Cree y tu milagro sucederá

En la actualidad existen muchos teólogos que expresan que los milagros en la iglesia ya no existen, que quedaron el en pasado. Hablaremos sobre el tema: “Cree y tu milagro sucederá”.

Pero esto, no es lo que expresa el apóstol Santiago en su libro, este nos muestra cómo es que suceden los milagros de Dios en la iglesia.

¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia, y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

Y la oración de fe salvará al enfermo, y el Señor lo levantará; y si hubiere cometido pecados, le serán perdonados”. Santiago 5:14-15.

Pero estos, incluso por los medios de comunicación alegan que todo esto ha sucedido gracias a los enormes avances de la ciencia.

De esta misma manera, dicen que no es necesario que el Espíritu Santo no sea recibido en la vida del cristiano.

Pero para que los milagros de Dios en la iglesia puedan existir, debe haber un derramamiento de su presencia.

Hay hermanos al día de hoy que han creído todo esto, y piensan que no es necesario buscar de Dios y recibir el Espíritu Santo.

Incluso piensan que eso solo aplicaba para los hermanos de la iglesia en la antigüedad, pero ahora más que en todo momento nosotros necesitamos del Espíritu Santo de Dios.

Porque hay que entender algo muy importante, y eso es que la ciencia, la tecnología, la medicina y el intelectualismo jamás reemplazaran la unción del Espíritu Santo de Dios.

Para Dios no hay nada imposible, y los milagros de Dios en la iglesia, no se quedaron solo en la iglesia primitiva.

También te puede interesar: Características de la iglesia primitiva

Ni únicamente fueron solo para los apóstoles, los milagros de Dios son para todos los que creen en su nombre y los que creen en su palabra.

Porque hay una iglesia que sigue creyendo que el mismo Dios que hizo los milagros en la antigüedad es el mismo Dios al que servimos hoy.

Es el mismo Dios al que nosotros adoramos y tiene el poder para obrar y hacer los mismos milagros ayer, hoy y por los siglos de los siglos.

Estas palabras que dicen estos personajes no tienen ningún fundamento bíblico, sus argumentos no tienen piso en la Biblia.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Cree y tu milagro sucederá.

En ninguna parte de la Biblia nos expresa que todos estos acontecimientos milagrosos solo sucederían en la antigüedad.

Ni mucho menos que todas estas maravillas solo sucederían para el pueblo de Israel y los apóstoles.

Pero ¿Qué dice la Biblia de todas estas cosas? ¿Qué dice acerca de los milagros de Dios en la iglesia?

“Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas.

Tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”. Marcos 16:17-18.

La palabra de Dios es muy clara, nosotros no seguimos señales, los milagros de Dios en la iglesia suceden porque la iglesia cree en su palabra.

Estos milagros suceden porque hay una iglesia que aún tiene fe en un Dios todopoderoso, un Dios que vive y reina por lo siglos de los siglos.

También te puede interesar: Una generación que conoce a su Dios

Por esto, es que no se puede comprender como existe gente que hoy día dicen que no se necesita del Espíritu Santo.

No es comprensible como existen personas que no crean que hay un Dios hacedor de maravillas.

Y que este es capaz, tiene todo el poder de hacer todo tipo de milagros en su iglesia y fuera de ella, porque también es capaz de llamar y traer a una persona del mundo.

Es aun capaz de transformar la vida de una persona a la que aún no se le ha predicado la palabra, Dios tiene todo el poder para hacer todo tipo de milagros.

El que digan que esos milagros solo era para los apóstoles tampoco tiene mucha certeza, porque si nos fijamos bien, notamos que Esteban no era un apóstol.

Tampoco fue un discípulo cercano de Jesús, pero si fue un diácono nombrado en la iglesia, un diacono de mucha fe, por eso Dios obraba grandemente en su vida.

También te puede interesar: Jesucristo hace milagros y prodigios

También podemos encontrar el caso de Felipe el cual tampoco fue un apóstol, este también fue un diácono sencillo y humilde.

Pero Dios siempre lo respaldó, y cuando predicaba su palabra, muchas multitudes le seguían para escucharle y entregarle su vida a Dios.

Lo mismo sucedió con Ananías quien no fue un discípulo de Jesús y tampoco apóstol.

Pero cuando cuando Saulo fue cegado por Jesús para así traerlo a su ministerio.

Fue Ananías a quien usó Dios para que le sanase de la ceguera.

Para que de esta manera Saulo pudiese creer que si existe un Dios y que su nombre es Jesús.

Los milagros de Dios en la iglesia, no son un pasado, puesto que esta es la misma iglesia que existe desde la antigüedad.

Y es el mismo Dios quien nos acompaña desde sus inicios, bendiciéndonos, guardándonos, y obrando con toda clase de maravillas en nuestra vida.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cree y tu milagro sucederá.

Esto nos deja entredicho, que no es necesario que hayamos vivido ese tiempo, ni que hayamos sido apóstoles.

Dios puede usarnos de la misma manera y puede obrar con nosotros de la misma manera como lo hizo con ellos también.

Hay que entender que no es necesario que tengamos un título en teología y de cualquier otro tipo para que Dios haga un milagro por medio de nosotros.

En Dios solo es necesario que tengamos un corazón dócil, y dispuesto a ser lleno del Espíritu Santo, para que de esta forma podamos ser usados por él.

De esta forma, es como Dios nos usa a nosotros, a su iglesia, porque las enfermedades no conocen de títulos, ni mucho menos los demonios.

También te puede interesar: ¿Qué son los demonios y cómo funcionan?

Ninguno de ellos reconoce ese tipo de autoridad, pero cuando un hombre revestido del poder de Dios invoca ese nombre toda hueste de maldad tiene que sujetarse.

Todo demonio tiene que huir, y toda enfermedad tiene que ceder, porque este es el nombre del Dios creador de todas las cosas, dueño de la vida y el poder.

De esta manera, es que los milagros de Dios en la iglesia se hacen manifiestos.

Solo hay que creer y ponernos a la disposición de Dios, y él hará su obra en nuestras vidas.

Pastor: Arnulfo Sierra

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.