Cómo tener buenos hijos

0
148
Cómo tener buenos hijos

Cómo tener buenos hijos

El mensaje hoy para los padres de familia, es que dejen de ser niños en muchos aspectos. Hablaremos sobre: “Cómo tener buenos hijos”.

Y cuando decimos niños, nos referimos a ciertas cosas erradas que se creen, por ejemplo, hay mujeres que quieren ser madres y creen que el hecho de dar a luz un bebé, ya las convierte en esto.

Pero no es así, el ser madre o padre va más allá de ser un progenitor, es un trabajo que tarda entre 20 y 30 años.

Si quieres ser un buen padre y una buena madre, lleva a tus hijos hacia Dios y la salvación, la Biblia es el manual.

¿Cómo tener buenos hijos?

Los buenos hijos buenos no son un accidente, los niños no salen buenos o malos, todo depende de la educación de los padres de familia.

Es importante que tengamos conciencia, que si enseñamos estamos haciendo sociedad y la palabra de Dios nos insta a que lo hagamos.

Dios está interesado en las personas desde que están en el vientre de su madre, hoy día desde el vientre se le puede enseñar al bebé muchas cosas.

Hoy estamos hablando del tesoro más grande para los padres de familia, los hijos.

Vea también: Cómo corregir a nuestros hijos sabiamente

El tema que estamos abordando hoy, es sumamente importante; somos los padres, los principales socios formadores y nuestros hijos deben sentirse seguros estando con nosotros.

Algo muy importante es tocar a nuestros hijos, ellos sienten a través de nuestros latidos y de nuestras vibraciones, el amor y lo que sentimos por ellos, así como también pueden sentir una rabia o una tristeza.

Por eso, es importante tocar a nuestros hijos, para demostrarle seguridad y el amor que sentimos hacia ellos

No enseñemos a nuestros niños al reaccionar cuando les gritamos, por el contrario, enseñemos a atender y obedecer lo que les decimos siempre, al hablarles con amor.

Para una buena educación de los niños y un buen aprendizaje, debe haber agentes formadores en un mismo sentir.

Es decir, el padre, la madre, los maestros y en nuestro caso el pastor, son esos agentes formadores.

Si esto no sucede, habrá un problema serio, ya que el niño o la niña, no sabrá en quién confiar o a quién creer lo que le dicen; es sumamente importante que exista el mismo sentir entre quienes intervienen en la formación.

Pongámonos de acuerdo para que los niños entiendan en realidad, qué es bueno y qué es malo.

También puedes leer: Qué quiero con mis hijos

Los niños siempre deben estar con sus padres dormir vivir con sus padres, porque esa responsabilidad fue dada por Dios a ellos.

Encontramos muchos casos donde los abuelos intervienen mucho en la vida de los niños y los abuelos crían y educan como lo que son, abuelos.

Los niños necesitan la formación de los padres de familia.

A veces el comportamiento de nuestros hijos cambia y no sabemos o entendemos el por qué esto puede suceder.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Cuando hay alguien siendo agente de formación y que no está acorde a lo que los padres de familia les enseñan.

Tengamos algo muy claro, la obediencia no se compra, hay quienes negocian con el niño un buen comportamiento o una buena actitud y en la Biblia no dice esto.

La Biblia es clara al decir, que los hijos deben obedecer a los padres en todo, no dice que debe haber un cambio de algo para que esto suceda, así se enseña al niño a manipular.

Una cosa es premiar a nuestros hijos y otra muy diferente es comprar su obediencia.

La sociedad contemporánea nos ha causado un problema muy grave y es en la estructura familiar; al padre se le ha dado por pensar que la formación de los hijos es asunto de las mujeres.

En ocasiones las madres creen que los hijos son sólo de ellas y le quitan participación al padre.

También puedes leer: La responsabilidad de los padres y el deber de los hijos

Por ser hombres no se pueden perder parte de la belleza de la vida.

Los hijos son de dos personas, nadie engendrar hijos solos; la familia es una sociedad donde se debe programar todo juntos.

“Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura. Porque os doy buena enseñanza; No desamparéis mi ley. Porque yo también fui hijo de mi padre” Proverbios 4.

También dice la Biblia refiriéndose los padres de familia: “Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten” Colosenses 3:21.

La Biblia muestra claramente que el padre tenía una función en la sociedad conyugal.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Necesitamos la dirección de Dios, y si algo no sabemos debemos preguntarle al Señor, cómo quiere él que sean nuestros hijos y cómo debemos criarlos.

Es nuestra responsabilidad, guiar a nuestros hijos al bien y que logren cada uno de sus triunfos, es de los padres de familia vivir momentos tan importantes como bodas graduaciones y celebraciones de este tipo.

No son sólo de mujeres, donde el padre no puede aportar o ayudar, los padres de familia son una unidad.

Ni la madre tiene más responsabilidad en la crianza de los hijos, ni el padre solamente se debe encargar de aportar dinero, es un concepto muy equivocado este.

Vea también: Una familia que olvida el temor a Dios

Los padres de familia deben estar comprometido a ser unidad en cada aspecto de la crianza de sus hijos, y apoyarse en esta importante tarea.

Vamos a educar sin asustar, aprendamos a enseñarle a nuestros hijos de la salvación.

Existen padres que atemorizan a sus hijos hablándoles del infierno, en vez de enseñarle quien es Dios y que quiere el de nosotros.

Pidamos sabiduría a nuestro Señor, él ha sido el mejor padre y sabe todo lo que nosotros hijos necesitan, pero también lo que nosotros necesitamos.

Pastor: Álvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.