Cómo usar correctamente los dones

0
230
Cómo usar correctamente los dones

Cómo usar correctamente los dones

Este es uno de los temas más apasionantes de la Biblia y es los dones del Espíritu Santo. Cómo usar correctamente los dones.

Pablo dice: “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales” 1 Corintios 12.

Las cartas de Pablo, son escritas a la iglesia y la carta a los Efesios tiene una particularidad, fue escrita con temas más de iglesia, ministerio de iglesia, vidas de iglesia.

Es bueno tener claro ¿Qué es la iglesia? y ¿para qué es la iglesia? Teniendo en cuenta que al hablar de iglesia; nos referimos a cada uno de nosotros, no a las cuatro paredes donde nos reunimos.

El que Cristo nos haya formado como iglesia ya es un privilegio para nosotros, ser elegidos, redimidos y salvos, es un honor muy grande que sólo nosotros lo tenemos.

Dios nos salvó para muchas cosas, para que ganáramos almas, para que fuésemos como él, para que lo adoremos.

“Bendeciré a Jehová en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca” Salmos 34.

Dios nos salvó con propósito; muchos desconocen para qué son salvos, quien no sepa esto, hoy debe creer que Dios nos ha salvado para que le sirvamos.

Dios es la experiencia más fascinante; recordemos que hay muchas funciones y muchos campos donde podemos servir.

Vea también: Cuáles son los dones del espíritu

Abordando el tema los dones del Espíritu Santo, muchos pueden preguntarse:

  • ¿Cómo tener los dones del espíritu?
  • ¿Cómo usarlos correctamente?

Dios ha dejado los dones del Espíritu Santo, estos son herramientas que pone en nuestras manos para hacer obras.

Dios nunca manda hacer obras sin darnos lo que necesitamos para lograrlas, él nos llama y nos capacita, nos da todo lo necesario, sino fuese así, esto no funcionaría.

Él va siempre con nosotros.

Si no existieran los dones del Espíritu Santo, la iglesia no funcionaría, es por esto, que una iglesia gloriosa es aquella que sabe usar los dones del Espíritu Santo.

La iglesia que conozca los dones del Espíritu Santo y que los utilice, es una iglesia imparable, fuerte llena de poder y llena de ánimo.

¿Qué son los dones del Espíritu Santo?

Un don es una capacidad especial que Dios da, para la edificación del cuerpo de Cristo.

Muchos tienden a confundir entre talentos y dones, por eso, aclararemos que los talentos son capacidades que Dios a cada uno nos ha dado para que sobrevivamos, trabajemos o nos ganemos la vida.

Dios a cada ser humano la ha regalado talentos.

También puedes leer: Los dones

Mientras que los talentos son naturales, los dones son del Espíritu Santo y sólo lo o los tienen quienes hayan tenido la experiencia de ser llenos del poder de Dios.

Los dones son para el reino de Dios, mientras que los talentos son para vivir terrenalmente.

Son para servir a Dios, los talentos para servirnos a nosotros mismos, pero aclaremos que hay talentos que se pueden usar en el servicio a Dios.

Los dones nunca son míos, son del Espíritu Santo; los dones siempre son para gloria de Dios, los dones son para el provecho de la iglesia.

“Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho”.

Se puede tener varios dones, pero muchos no saben que tienen un don, no lo han descubierto, ni mucho menos ejercitado.

Pero que bueno sería que al terminar estas líneas, usted se interese por saber qué don tiene, y si ya lo tiene identificado que se interese por ejercitarlo en Dios.

“Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios” 1 Pedro 4:10.

Lo que hace esta vida fascinante, es servir a Dios y quienes no utilizan los dones, se pueden estancar y aburrirse.

Cuando se ponen a servir los dones, la iglesia toma fuerza, avanza, puede servir en todos los campos.

Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo.

Todos los miembros del cuerpo de Cristo tienen la misma función, así como nuestras manos sirven para tocar, nuestros ojos para ver y nuestra boca para hablar, así mismo es el cuerpo de Cristo.

Hay quienes por no conocer los dones del espíritu y empiezan a tener envidia de quienes sirven con amor y ejercita sus dones.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Cómo usar correctamente los dones.

Cuidémonos de tener envidia y celos de los dones del Espíritu Santo en los demás, procuremos ejercitar los nuestros y sirvamos a Dios con alegría.

Alegrémonos cuando alguien ejercite su don, porque es de beneficio para todo el cuerpo de Cristo.

Hay donde serviciales y son muchos, esto se relaciona con lo escrito en Romanos 12, son quienes dan, ayudan y colaboran con amor.

También hay dones ministeriales, estos se relacionan con efesios 4:11-12, son el magisterio de la iglesia.

Vea también: Los dones del Espíritu Santo y cómo saber cuál tengo

También están las operaciones del Espíritu y son: manifestaciones, palabra de ciencia y sabiduría, don de hacer milagros, el discernimiento de espíritu, el don de lenguas y el de interpretación de lenguas, don de fe.

Hay tres problemas con los dones:

El abuso de ellos: Hay muy pocas personas haciendo demasiados oficios en la iglesia y todos debemos servir, todos debemos procurar saber cuál es nuestro don, ejercitarlo, ponerlos servicios.

El desuso: En la iglesia debe haber manifestaciones del Espíritu Santo, sanidades y milagros.

Muchas cosas que ya no se ven y que anteriormente se veían, esto es porque ahora hay desuso de los dones.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Cómo usar correctamente los dones.

El mal uso de los dones: Hay personas utilizando el don equivocado, no debemos querer el don que otro tiene.

Todos son importantes y debemos identificar el don y no querer o creer que tenemos específicamente uno que nos guste.

A todos Dios nos dio dones y es importante ejercitarlos, si aún no sabes cuál es tu don pídele al Señor que te muestre y si ya lo tienes identificado, ejercítalo.

También puedes leer: El Espíritu Santo no tiene protocolos

Aceptemos el reto de servir al Señor con todo nuestro ser y darle lo que él merece, lo mejor.

La parte del cuerpo que no se utiliza se atrofia, así es con el cuerpo de Cristo. Aviva el don que hay en ti.

Somos salvados y somos privilegiados de conocerle, él nos ha dado todo, sirvámosle con amor.

Dios no se fija en la apariencia personal y en las capacidades, él nos ha dado dones, debemos darle gracias y hacer lo mejor para él.

Por: José Gerlein Galves

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.