Los dones del Espíritu Santo y como saber cual tengo

0
1413
Los dones del Espíritu Santo y como saber cual tengo

Los dones del Espíritu Santo y como saber cual tengo

La Biblia nos habla de Los dones del Espíritu Santo como herramientas para edificación del cuerpo de Cristo y agrega que no debemos ignorarlos.

Teniendo en  cuenta que estas son verdades que nosotros debemos tener presente siempre, es decir, que hay cosas que ignoramos que debiéramos haberlas sabido hace rato.

Nosotros en realidad hemos hablado del don de lenguas y practicado, y quien toque el don de lenguas se mete en un problema grave en la Iglesia Pentecostal porque nosotros nos hemos enamorado del don de lenguas.

No debemos ignorar acerca de los dones ¿Qué es un don?

También puedes leer: Para qué es el Espíritu Santo

La palabra don en la Biblia proviene de la palabra “carisma” que quiere decir “gracia, don divino, benevolencia, servicio”.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La palabra “carisma” quiere decir “habilidad”, entonces un don del Espíritu es una habilidad recibida del Espíritu Santo.

Los dones son producidos por el Espíritu Santo y hacen referencia a la gracia que Dios concede a los creyentes.

Es decir, el don es la influencia del Espíritu Santo sobre el creyente, le imprime carácter y lo convierte en lo que la persona es.

¿Cuáles son los dones?

Los que están descritos en Efesios, Romanos y Corintios por la forma de hablar del escritor, quiere decir que hay esas habilidades y otras.

Y lo que le da a la personas la actividad es la habilidad, el don es que predispone la actividad que él va a dar.

En Efesios se hace una especie de explicación que no se hace en otras listas y dice que son para el perfeccionamiento de los santos.

Para la obra de la iglesia y le agrega esa frase que le da una característica especial a esos dones.

Pero tampoco podemos decir “esto es así”, aunque sí hay una insinuación, que estos dones, que algunos llaman ministeriales, que en realidad todos son ministeriales.

Tienen una función específica que es la del perfeccionamiento de los santos para la obra del ministerio.

Todo esto para edificación del cuerpo de Cristo.

Vea también: Los dones

Como podemos ver hay gran diversidad de dones que los creyentes pueden tener.

Aunque los Efesios parecen tener una función específica y significa con los ministerios mayores o de formación y perfeccionamiento de los santos.

¿Cómo se obtiene un don?

Tú no puedes conseguir el don que tú quieras, la Biblia dice que no, los dones no se reciben porque tú eres consagrado.

Un don no se pelea, se recibe, Dios los repartió como él quiso, así que él me hizo a mí pastor, eso no es que tú quieras.

Usted no puede conseguir un don porque a usted se le ocurra, Dios nos puso en el cuerpo como él quiso y eso quiere decir, que nos dio una función específica como él la quiso.

Usted obtiene un don porque Dios se lo da como él quiso, la Biblia no se contradice, entiendan eso, yo no consigo los dones porque yo le llore o le ruegue al Señor.

La Biblia dice que él busca adoradores y la adoración no tiene nada que ver con lo que yo pido, sino con el reconocimiento que yo hago de Dios.

Lo que Dios busca es gente que le reconozca, que lo adore, no que le pida, Dios no está buscando gente que ore y eso está bien.

Pero él busca es gente que adore en espíritu y en verdad y es lo que la gente no quiere hacer.

Claro que se puede pedir, todos pasamos por necesidades pero que bonito que aprendiéramos adorar porque la adoración es lo que él busca.

Recordemos que estamos hablando sobre: Los dones del Espíritu Santo.

¿Cómo descubro yo cuál es mi don?

El talento se descubre actuando, por eso los pastores debemos ser observadores, observar al creyente cómo va creciendo y descubrir el talento que él tiene.

Cosa que podamos ayudarlo, incentivarlo, apoyarlo a que él desarrolle ese talento que uno está percibiendo.

Vea también: Repartiendo dones y ministerios con unción

Hay tres capítulos que hablan de los dones y uno habla sobre el don de lenguas y la profecía, lo primero que hay que conseguir es ¿Por qué y para qué?

Se escribió una cosa si usted no hace eso, entonces no le da el valor que tiene la palabra.

Suscríbete a nuestro Canal de Youtube

Lo que está pasando en estos tres capítulos no es una enseñanza, es una corrección  a raíz de algo.

No hay un rango de los dones, no es que unos sean buenos y peores, no porque son para la edificación del cuerpo de Cristo pero hay dones que son preferibles según las circunstancias.

También te puede interesar: Jóvenes llenos del poder de Dios

Lo que lo hace a usted grande es que usted crea la verdad y la predique.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

“Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular…”

“Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas”.

“¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?…”

“Procurad, pues, los dones mejores. Más yo os muestro un camino aún más excelente”.

A nosotros nos es muy difícil aceptar eso, el manejo del don de lenguas es una cosa y el manejo de hablar en nuevas lenguas como señal del Espíritu Santo es otra cosa.

Es necesario que nosotros no impidamos el hablar en lenguas, nosotros no podemos inventarnos una doctrina solo porque a nosotros se nos ocurra.

El uso práctico de los dones

Nosotros hemos llegado a unas ideas sobre manifestación del Espíritu Santo.

Que nosotros pensamos que para que haya la manifestación de un don tiene que haber un estado emocional extraordinario o tiene que pasar en la manifestación de Dios.

Eso nos deja a nosotros a veces muy mal parados porque esas manifestaciones de Dios que nosotros llamamos.

Vea también: Conforme a tu capacidad

Pasan es en los cultos y a veces la manifestación de los dones del Espíritu Santo pasan es fuera de los cultos.

Hemos desechado la manifestación del Espíritu Santo en la vida diaria y Dios lo dio fue para eso, para edificación de la iglesia, para el perfeccionamiento de los santos.

Los dones del Espíritu Santo están en la iglesia, el problema de nosotros es que no los identificamos como tal.

Nosotros tenemos el Espíritu Santo y Dios se está manifestando, pero nosotros queremos es que se manifieste con parábolas.

Enseñe la manifestación de Dios y verá como Dios tiene una manera linda de trabajar la iglesia y eso si fortalece.

El Espíritu Santo sí está en la iglesia y está obrando y los dones están funcionando, permitamos que Dios obre en nuestras vidas.

Pastor: Alvaro Torres

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.