Dios siempre tiene el control

0
258
Dios siempre tiene el control

Dios siempre tiene el control

Es importante saber que la iglesia es un pueblo que lo compró Cristo y él en este pueblo no le ha dado el control a nadie. Hablaremos sobre el tema: “Dios siempre tiene el control”.

Nosotros somos personas que Dios ha puesto para administrar, ministros que estamos para cumplir una labor.

Pero todos tenemos que rendirle cuenta al Señor porque él compró esta iglesia a precio de sangre.

Cuando el hombre acepta el mensaje de Cristo, ya él no le pregunta al hombre qué quiere ser.

Sino que Cristo es quien decide soberanamente porque ya somos de él y él tiene la libertad de hacer con nuestra vida lo que él quiera.

Toda persona que llega a Cristo, él se traza un proyecto con esa persona y lo va a guiar si la persona se deja.

Porque el Señor necesita que cada uno de nosotros entienda que él tiene el control pero que nosotros debemos ser dóciles a la voz de Dios.

También puedes leer: Cuál es el propósito de Dios en mí

El Espíritu Santo es el que nos va a encaminar hacia donde Dios quiere vayamos, para eso, Dios necesita una juventud dócil, con la disposición de oír a Dios y de atender su llamado.

Para poder él dirigirte donde él te quiere llevar porque él tiene grandes propósitos.

Nadie puede decir lo que le venga en gana, se dice lo que Jesucristo dice que se diga.

Dios siempre ha guiado a su pueblo, a sus hijos, a sus hombres porque este es un camino que nosotros hemos empezado y vamos rumbo a la vida eterna.

Pero el transcurrir de ese camino Dios tiene muchas cosas para nosotros y necesariamente yo debo saber qué es lo que Dios quiere conmigo debo dejarme moldear, guiar por el Señor para hacer lo que él quiere que yo haga.

También puedes leer: Nada que no me cueste para Dios

Nosotros a veces tenemos visiones, Dios provoca cosas que uno a veces se queda extrañado.

Se asusta de ver como Dios provoca algunas situaciones que parecen desagradables pero que es la manera de poderte llevar donde él quiere.

En el camino del triunfo hay cisternas, esto no es un camino plano, el camino espiritual a veces se torna escabroso.

Por eso, a los que Dios llama son hombres con una disposición grande.

Son personas capaces de caminar por encima de caminos escabrosos, de escalar montañas, sin agua.

Pero están seguros de que cuando lleguen a la cima habrá algo glorioso para ellos.

Dios necesita hombres que quieran de alguna manera, de poner su propio interés y dejar que él los lleve.

Muchos cuando pasamos por esas situaciones, cuando llega el momento terrible de la vida, uno siente que hay gente que se ríe de cierta manera, te miran con desprecio.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Pero te puedes soltar de tus padres, hermanos, pero nunca te sueltes de la mano del que te puede guiar, no te sueltes de Jesucristo.

En este camino del triunfo hay calumnias, hay momentos tan difíciles que usted cree que todo terminó.

El Espíritu Santo cuando va a poner a alguien, utiliza su voluntad soberana, él no le dice a la gente, “si quieren, póngalo”, no, él dice, “es él”.

La juventud tiene que convencerse de que esto lo maneja Dios.

Vea también: Diferencia entre el sentimiento y la voluntad de Dios

Es importante que tome decisiones trascendentales porque es posible que Dios te ha venido diciendo cosas, te ha mostrado y tú has hecho caso omiso.

Dios quiere gente dócil, que se pueda doblegar.

Los hombres tenemos la idea que siempre Dios no está mostrando pero siempre tenemos la tendencia de oír, lo que no nos dice Dios es lo que más escuchamos.

Pero hay un Dios soberano que si te dice que te lleva de la mano, te lleva y no te suelta.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Dios te lleva de la mano, no importa lo que digan, no interesa lo que piensen.

El problema de los hombres es que atacan lo que no es porque lo que Dios da lo llevas impregnado en el alma.

Y nadie te lo va a quitar, al menos que tú mismo no quieres que Dios haga en ti lo que él quiere.

Esto no es de los hombres, a veces por eso hay gente frustrada que no sabe para dónde coger, porque no tiene amistades.

También te puede interesar: Descansar en Dios

Dicen, es que a ese pastor no le caigo bien, en esa iglesia no me tienen en cuenta.

Por qué no te encierras con el dueño, dile, “estoy aquí”. Quita la mirada de los hombres, esto sigue siendo de Dios, nosotros solo somos administradores.

Ese problema que tienes, que te está matando es hora de que te sueltes de eso y empieces a decirle al Señor, ¡tú tienes el control!

Por: Víctor Vergara

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.