El amor de Dios por los marginados

0
400
El amor de Dios por los marginados

El amor de Dios por los marginados

La palabra minoritario viene de minoría, lo cual traduce grupo pequeño, por otro lado, marginado, viene de la palabra marginar, que quiere decir, fuera del margen. Hablaremos sobre: “El amor de Dios por los marginados”.

En la Biblia encontramos un verso que dice así. “Entonces Pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas’’ Hechos 10:34.

Para Dios todos somos iguales, los apóstoles no entendían esto, pero en sus cartas, como Hechos, Romanos, Gálatas, Efesios.

Nos damos cuenta que se encuentran bien escritos, porque lo que el Señor necesita del hombre es el corazón.

No hay discriminación para el Señor, y que bueno sería que después de este artículo te vayas con la mentalidad de igualdad que el Dios tiene.

Para él todos somos necesarios, no porque el Señor necesite ayuda, sino porque ha tenido misericordia de nosotros.

Entonces qué son grupos minoritarios, podemos imaginarnos un grupo de niños donde cada uno tiene una característica física distinta.

Vea también: El amor de Dios es sobrenatural

Por ejemplo: un niño moreno, una niña con gafas, una niña afro descendiente etc. Con esto, no quiero decir, que ellos son grupos minoritarios.

Sino que es bueno que nos demos cuenta que todos somos diferentes, ahora, si ponemos el ejemplo de una persona morena y una blanca.

Pues parece que por cultura nos enseñan que los morenos son excluidos, pero la cosa no es así en todos lados.

En Brooklyn, EE.UU, los que mandan son los morenos y todo blanco es discriminado.

Pero en Cristo todo es diferente, en él no existen discriminaciones y diferencia entre personas, la obra que el Señor hizo en la cruz del calvario lo demuestra.

Porque nosotros nos encontrábamos hundidos, pero él no escatimó meter su mano poderosa y levantarnos hasta las alturas, juntamente con Cristo.

De parte de Dios siempre ha existido la iniciativa de colocar a los hombres en la misma altura o nivel, pero en la sociedad, las cosas no son así.

Entonces, los grupos minoritarios son los que representan un menor porcentaje en una población.

Ellos padecen grandes necesidades de toda índole, pero como mayor importancia, espirituales.

Esta clase de grupos están aislados y muchas personas no son capaces de ir a llevar la palabra de Dios, por lo tanto, dentro de sus familias, hay mucha necesidad del Señor.

Estas personas, padecen unas necesidades que no pueden ser solucionadas por el hombre.

Por eso, haciendo un estudio conciso, riguroso, profundo, nos hemos dado cuenta que la mayor necesidad que viven estas personas, son espirituales, y el único que puede es Jesús de Nazaret.

Vea también: Cómo manejar los grupos que conforman la iglesia

De la minoría a la marginación hay un paso, porque los grupos minoritarios pueden ser marginados por su baja representación y en general por su poco poder económico.

Estos grupos, casi siempre están relacionados con las etnias y grupos con características diferentes, los cuales presentan mayor vulnerabilidad en la sociedad donde viven inmersos.

Pensamos en ocasiones mayormente que los grupos minoritarios se encuentran en los estratos bajos, lo cual es un error, porque en los estratos altos también vemos esto.

Por lo tanto, siempre tienen una problemática económica muy profunda, y como dice un refrán: “el dinero no es el que compra todas las cosas, pero calma los nervios’’, no sé si usted está de acuerdo conmigo.

Al menos el dinero puede solucionarte una pequeña parte del problema, pero cuando no hay nada, depende si es un propósito de Dios será para moldearnos a su forma y ensanchar nuestra Fe.

Como dice su palabra: Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan’’ Salmos 37:25.

No tendré plata ni oro, pero la provisión de Dios llegará a mi vida, declara esas palabras para ti en este momento.

Pero si no estás en el propósito de Dios y no tienes dinero en el bolsillo, empiezas a ser un yugo muy fuerte de llevar.

Y esto, es lo que les sucede a los grupos minoritarios, por lo tanto, la situación difícil los lleva a ser tan vulnerables, que están al borde de la marginación.

Entonces dentro de los grupos minoritarios, encontramos una cantidad de subgrupos o subsistemas.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

El amor de Dios por los marginados.

En primer lugar, podemos hablar del grupo “niños con discapacidad’’ esta, puede ser cognitiva, motora, socio afectiva y otros factores.

Realmente si usted no tiene un hijo o familiar con esta discapacidad, puede darle gracias al Señor.

Porque sí a él hay que agradecerle todo lo que tenemos y somos, pero hay un grupo pequeño de padres que tienen hijos con esta condición.

El 10% de la población mundial es portadora de una discapacidad, y el 6% de esa población son niños y adolescentes.

Y de ellos, son atendidos solo el 2% de la población, es decir, que el 98% se encuentra desatendida, es así donde se crea la necesidad de intervención.

También puedes leer: Tengamos grupos solidarios

Esta cifra nos debe preocupar porque cuando te llegue un niño a la iglesia con este tipo de discapacidad, no sabrás qué hacer.

Pero que bueno, que en este artículo podamos facilitarte el abrir la mente y que tu desde el interés de servirle mejor al Señor empieces a capacitarte.

Aunque hay que aclarar, que aunque sea un niño con discapacidad o “normal’’.

La mayor necesidad que esa persona tiene y la razón por la cual va a la iglesia, es porque necesita del Señor Jesús.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El amor de Dios por los marginados.

Dice la palabra de Dios: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga’’ Mateo 11:28-30.

También podríamos hablar de grupos minoritarios, como los niños de la calle, los cuales hemos visto.

Incluso pasamos por encima de ellos cuando vamos caminando en el centro de la ciudad.

Se denominan a los niños que viven en las calles de una ciudad, privados de atención familiar y protección de un adulto.

Vea también: Creyentes que no saben quién es Jesús

Son aquellos que están relacionados con algún tipo de actividad económica que va desde la mendicidad a la venta modesta.

La mayoría de ellos vuelven a casa al final del día y contribuyen con los ingresos y economía del hogar, ocasionalmente asisten a la escuela.

Vemos la necesidad que existe mi hermano de conocer los grupos minoritarios, para de este modo empezar a capacitarnos, ellos también necesitan del Señor, el amor de Dios por los marginados.

Por: Mónica Retamozo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.