El plan de Dios

0
202
El plan de Dios

El plan de Dios

Hay cosas que hay que creerlas, pero que con sola creerlas no basta, hay que entenderlas también. Desarrollaremos el tema: “El plan de Dios”.

Encontramos al Señor hablando con el pueblo de Israel “Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí”. Isaías 43:10.

Hay tres puntos:

  • Conocer
  • Creer
  • Entender

Estos tres aspectos giraban alrededor de él mismo, tenían que conocerle, creerle y entenderle, es decir, que cualquiera de los puntos por individual no sería suficiente.

La salvación no depende de una sola cosa, hay muchas cosas que hay que tener en cuenta en el plan de salvación.

Lo mismo que en la vida del hombre, existen tres aspectos fundamentales, para que el hombre los entienda, primero el hombre ha tenido varias etapas en su vida.

El hombre desde el momento de su creación fue un hombre natural, Dios lo creó así al igual que las demás cosas.

También te puede interesar: El agua instrumento dentro del plan de Dios

Después de que lo creó dice la Biblia, que él le infundió un soplo de vida y ese soplo llevaba la naturaleza misma de Dios, fue infundida en el hombre y de ese modo el hombre pasó a ser un hombre espiritual.

Segunda instancia, de tal manera que ese hombre podía comunicarse con Dios, entre Dios y el hombre no solo existía información, sino comunicación.

En este aspecto, el hombre pasó a ser un hombre espiritual, era un hombre básicamente inteligente.

Después de que el hombre cayó en ese grado de espiritualidad, volvió a ser natural, así el hombre ha vivido mucho tiempo.

“Antes bien, como está escrito: cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.

Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Porque ¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,

Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.

Porque ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Más nosotros tenemos la mente de Cristo”. 1 Corintios 2:9-16.

Lo más importante es que la Biblia declara que el hombre natural muy poco lo tenemos en cuenta, se habla más del hombre espiritual.

También te puede interesar: El plan salvífico de Dios para el hombre

Pero es importante hablar de este hombre porque la Biblia lo pone fuera del alcance de la salvación, fuera de entender las cosas que son de Dios.

El hombre fue hecho natural pero Dios vio que ese hombre natural no le iba a entender a él porque ese hombre iba a estar al nivel de los demás seres, una vaca o un burro no pueden entender las cosas que son de Dios.

El hombre fue hecho en una forma inacabada, es decir, que el hombre no fue hecho completo, él podía desarrollarse, Dios hizo al hombre así.

Pero para que Dios tuviera ese contacto con él, para que el hombre entendiera que no era solo parte material, Dios tenía que infundirle parte de su espíritu.

Entonces le dio de su espíritu para que el hombre tuviera una capacidad diferente, participara de una inteligencia espiritual, de ese modo el hombre pasó a ser un hombre espiritual.

Pero cuando el hombre pecó esa capacidad salió de él y quedó siendo un hombre natural nuevamente.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

El plan de Dios.

El hombre en ese estado natural, es la gente que encontramos, que aunque crea en el evangelio, pero no entiende, ni conoce y para que la persona pueda llevar un cristianismo completo tiene que tener las tres partes, conocer, creer y entender.

Son esas personas que llegan, se entregan pero después no entienden nada, cantan y oran pero más tarde se regresan, no siguen.

No entienden qué es pagar diezmo, cuando les da la gana se meten la mano al bolsillo y dan lo que ellos quieren dar, se necesita hacerlo como es, debe entenderlo.

Una persona que entiende el evangelio está tranquilo, contento, no tiene preocupación de nada, uno se siente en su casa, porque lo entiende.

También te puede interesar: El hombre es creado a imagen de Dios

Hay gente que se cambia a otras denominaciones y es porque no ha entendido esto, el que entiende lo que es la salvación verdadera de aquí no se mueve.

En la Biblia encontramos hombres que eran una eminencia como Nicodemo, dice la Biblia que era un principal entre los judíos, tenía que ser un hombre bien preparado.

Pero resultó un asunto y es que toda esa gente que estaba ahí del gremio de él, mantenían incómodos.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El plan de Dios.

Entonces ellos oyendo a hablar a Jesús con la sabiduría con que hablaba, se confundían ellos, no podían entender esas cosas.

Y decidieron comisionar a Nicodemo para que hablara con Jesús sobre todas esas cosas que sabía.

El Señor le dijo, que si no naciere de nuevo no puede entrar al reino de los cielos, cómo va a ser eso posible, Nicodemo no entendía esto y estaba confundido.

Por eso, el hombre natural no percibe las cosas del espíritu.

El hombre carnal está peor que el hombre natural, una persona que es natural puede tener la religión que quiera pero si no pasa de ese grado a ser espiritual, nunca se va a salvar.

Por eso, se ve el mundo fundido de religiones, sin embargo, todos esos religiosos practican cosas que son mundanas, se les nota que no han sido salvos nunca.

Vea también: El arrepentimiento primer paso para la salvación

Las cosas que son del espíritu no lo entienden sino los espirituales.

Cuando el hombre es natural quiere decir, que todavía no ha tenido un contacto con el espíritu de Dios.

Nosotros hemos recibido el espíritu de Dios para que conozcamos las cosas que Dios nos ha dado.

Cuando un hombre entiende a Dios ese el que va a predicar a Dios, porque una vez entiende esto no se puede quedar quieto.

Por: Filadelfo Frías

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.