Dios no se equivocó contigo

0
347
Dios no se equivocó contigo

Dios no se equivocó contigo

Hoy día existen innumerables tipos de religiones en el mundo, muchas de ellas profesan bendiciones, algunas otras profesan paz, y otras te permiten vivir como tú lo deseas. Hablaremos sobre el tema: “Dios no se equivocó contigo”.

Pero ninguna de ellas predica salvación y perdón de pecados.

Ninguna de ellas te presenta al único Dios y salvador de este mundo, y ese es Jesucristo nuestro Señor.

Tal vez, muchos no crean que existe un Dios, y mucho menos en la palabra que predicamos, pero algo si es seguro, y eso es que Dios cree en ti.

Dios cree en ti, y quiere que vengas y le entregues su vida, para que así le permitas hacer su obra en tu vida.

Ejemplo de esto, tenemos la historia de Abraham y Sara, Dios tenía un propósito con ellos dos, pero ellos conscientes de su condición.

Sabiendo que ya eran ancianos de edad avanzada no tuvieron confianza en la palabra que el ángel de Jehová les había dicho.

Tanto así, que a la misma Sara le provocaron risa estas palabras.

Pero Dios sí confiaba en ellos, Dios sí creía en ellos, y confiaba en que podían cumplir ese importante propósito.

Y así sucede con los hermanos de la iglesia, que cuando Dios les habla no confían en su palabra y se preguntan si esto será cierto.

Pero hay algo muy cierto y que si existe alguien en este mundo que cree en ti, es Dios, Dios cree en ti, y cree en lo mucho que le puedes ser útil para so obra.

Lo único que debemos hacer para que esto suceda, es que estemos dispuestos a servirle en todo momento y lugar.

También te puede interesar: Dios te escogió con un propósito

Todo esto sucede porque estamos tan acostumbrados a que nadie pone su confianza en nosotros, que ni nosotros mismos lo hacemos.

En ningún momento pensamos que Dios puede usarnos para tal servicio, o para tal fin y nos acostumbramos a esto.

Y aun sabiendo que tenemos algún talento o don, y que podemos servirle a Dios en esta parte.

Pero Dios cree en ti, y cree en las capacidades que tienes para poder servirle a él al cien por ciento.

Dios cree en ti a pesar que los demás no lo hagan y no estén de acuerdo con que Dios te use, pero solo él tiene la autoridad para hacer posible todas estas cosas.

Caso muy parecido sucedió con Moisés, quien fue un prófugo de la justicia egipcia por haber asesinado a un hombre.

Y es por esta misma razón que huye al desierto, no sabemos en qué estado podría estar él ya que, no tenía nada, aun después de trabajar cuarenta años para su suegro.

Porque dice la palabra, que todos los ganados eran de su suegro, y así fue durante todos esos cuarenta años de trabajo.

Y en esto es en lo que hacemos énfasis, en el estado en que él podía estar, tal vez cansado, tal vez decepcionado si creer que algo bueno pudiese pasar con su vida.

Pero había un Dios todo poderoso, el Dios de sus ancestros, el Dios de sus padres, este tenía un propósito especial con él.

También te puede interesar: Un llamado en tiempo de crisis

Este Dios si creía que Moisés, puesto en sus manos, podía cumplir con todo el propósito que se había trazado para su pueblo.

Y es en este momento cuando Dios se le aparece a Moisés estando este aposentando las ovejas de su suegro.

Dice Moisés, voy a ver ahora esta gran visión, el porqué de esto, y porque esta zarza no se consume por el fuego.

Y cuando este se acercó, escuchó la voz de Dios que le decía, “Moisés, Moisés quita el calzado de tus pies porque el lugar que pisas santo es”.

Cuando Moisés le pregunta ¿Quién eres Señor? Este le responde y le dice.

“Yo soy el que soy, yo soy Jehová tu Dios, el Dios de tus padres, de Abraham, Isaac y Jacob”.

El Dios que puede hacer cosas grandes y maravillosas, el que puede hacer posible lo que para muchos es imposible de hacer.

Y le dice estas palabras, yo te he escogido a ti para que libertes a mi pueblo Israel, de la mano dura y de la esclavitud de Egipto.

Pero Moisés no confía en la palabra que Dios le dice, no confía en tener las capacidades para poder hacer esta gran tarea.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Dios no se equivocó contigo.

Por el contrario empieza a sacarle excusas al Dios alegando que si va ante faraón.

Este no creería a su palabra y que no tendría la suficiente pericia para dirigirse ante esta y hablarle.

Pero ante todas estas excusas que Moisés le puso, Dios le dijo, ve porque yo creo en ti, también iré contigo, haré grandes maravillas y de esta manera te creerán.

Dios confía en Moisés aun cuando este solo contaba con una vara en su mano, de esta manera es como Dios hace maravillas con su pueblo.

Esta es la manera como Dios cree en las capacidades que él nos ha dado y que por medio de ella podemos servirle de la mejor manera, hermano y amigo Dios cree en ti.

Estamos desarrollando el tema: “Dios no se equivocó contigo” pero vea también: El desafío de poseer lo que Dios nos ha dado

Es por esta misma razón, que Dios se manifestó en hombre y vino a morir por nosotros en la cruz del calvario.

Y es porque él siempre ha creído que podemos ser salvos, todos los que estamos en su iglesia y aun los que no han aceptado su palabra en sus corazones.

Él vino a dar todo para que todos fuésemos felices, y si hay alguien que cree que todo esto lo podemos lograr, es Dios, así nosotros mismos no creamos que esto sea posible.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Dios no se equivocó contigo.

Tal vez, muchos de nuestros amigos o familiares no creían o aun no creen en nosotros.

Y esta también puede ser la situación de alguien que aún no está en Cristo.

Pero hay uno que sí cree, que puede hacer cosas grandes y maravillosas con cada uno de nosotros, y este se llama Jesús de Nazaret.

Dios es el único que puede creer en nosotros y también es el único que puede hacer algo por nosotros.

Porque nosotros estábamos condenados por nuestro pecado, éramos herederos de muerte.

También te puede interesar: Dios tiene un propósito con cada uno de nosotros

Pero él despojándose de su gloria, de su majestad, se hizo hombre, se dio como cordero y de esta manera se sacrificó por cada uno de nosotros.

Para darnos la vida, para darnos salvación, para darnos gozo, para bendecirnos y darnos una bendición abundante.

Dios cree en ti, y quiere darte la salvación, quiere que tú le sirvas con amor y de esta manera puedas vivir completamente feliz con él por toda la eternidad.

“Dios no se equivocó contigo”

Pastor: Juan Carlos Soto

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.