El propósito de Dios en mi vida

0
421
El propósito de Dios en mi vida

El propósito de Dios en mi vida

Jonás como hombre de Dios, recibe de parte de su Señor una orden, una gran comisión, ir a Nínive una ciudad populosa, grande, con cerca 120mil habitantes. Hablaremos sobre: “El propósito de Dios en mi vida”.

Que no saben discernir entre lo bueno y lo malo, que no tienen cocimiento de Dios y están entregados a una suerte de vida, totalmente descontrolada.

El Señor dice, que la maldad de esta ciudad ha subido hasta la misma presencia de él, entonces le dice a Jonás, a quien era en ese momento la voz de Dios aquí en la tierra.

Le dice a su mensajero: “ve a Nínive, y cuando llegues, vas a pregonar contra ella porque su maldad ha subido delante de mí”.

La actitud de Jonás nos invita a nosotros a reflexionar, que si Jonás como vocero de Dios tenía un papel que cumplir.

Nosotros como iglesia que somos los voceros de Dios ahora en la tierra para ser testigos con poder.

Miremos no con un ánimo mal intencionado o de hacerle un juicio sesgado a Jonás, no se trata de eso, sino de aprovechar, de aprender para que no caigamos en los mismos errores.

Que le digamos al Señor, ayúdanos a cumplir la misión, la gran comisión, a cumplirla a cabalidad.

También puedes leer: Cuál es el propósito de Dios en mí

Vemos que Jonás en vez de irse a cumplir la orden de Dios, compra un pasaje y se va en una nave que partía para Tarsis.

La idea que tiene es huir de la presencia del Señor, del mundo de su entonces y él piensa escondérsele a Dios.

Por encima de Dios no vive nadie, Dios es soberano, él nos llamó no porque lo hubieses decidido sino que él nos eligió a nosotros con propósitos soberanos.

Para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”.

El propósito es muy claro y específico.

Así que cada convertido en el nombre de Jesús, lavando con la sangre de Jesucristo, miembro del cuerpo de Cristo, se constituye en un vocero de la gracia, la misericordia, y de la bondad de Dios.

Debe ser un impulsor de ese proyecto evangelístico, debe decir: aquí estoy Señor, ¿Qué quieres que yo haga? ¿Cuál es tu voluntad?  

Porque Jonás lo que hizo fue intentar huir de la presencia de Dios, estaba tan desenfocado que pensó que podía escapar de la voluntad de Dios.

También puedes leer: Hay un Jonás prototipo del cristiano

Dios lo ha llamado a usted para que lo sirva, por eso, usted no puede estropear el propósito de Dios, es el menos llamado para estorbar los planes que Dios tiene es usted.

El papel de la iglesia es claro y nosotros debemos tenerlo muy claro y es alumbrar, reflejar la luz de Cristo.

Estamos desarrollando el tema: “El propósito de Dios en mi vida”

Jonás, se fue en una actitud de insensibilidad con los perdidos, pero de Dios de no se burla nadie.

“¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás.

Si tomare las alas del alba y habitare en el extremo del mar, aun allí me guiará tu mano, y me asirá tu diestra.

Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; aun la noche resplandecerá alrededor de mí.

Aun las tinieblas no encubren de ti, y la noche resplandece como el día; lo mismo te son las tinieblas que la luz” Salmos 139:7-12.

Hay hombres y mujeres en la iglesia huyendo, escondiéndose, haciéndose los desentendidos, como si esto de evangelizar no fuera con ellos.

No hay ni uno solo de los que somos parte del cuerpo de Cristo que sea eximio de cumplir la gran comisión, desde el más anciano hasta el recién bautizado.

En esto no podemos ser mezquinos, como yo ya soy salvo entonces no me puedo cruzar de brazos, hay miles que se están perdiendo y necesitan oír de este salvador.

Y ahí va Jonás, haciendo su propio plan, el programa de la iglesia es el programa de Dios.

También puedes leer: Lo que Dios depositó en ti no lo apaga nadie

Desde que te convertiste ¿Cuántas almas te has ganado para Dios? ¿Qué ha pasado? Cuídate de la insensibilidad.

Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas” 2 Corintios 10:4.

Jonás, no le dio importancia a la gran comisión, el que fue llamado a servir no puede ser feliz sino es sirviendo.

Hay una voz interna que le dice que tiene un asunto pendiente, Dios no me llamó a la iglesia como una figura o adorno, Dios me llamó para que trabaje, para que sirva.

Dios se enojó con Jonás y levantó en el mar una gran tempestad, los vientos soplaban y golpeaban la nave.

Y comienzan a desarrollarse una clase de hechos ahí, que es bueno que los analicemos y tomemos ejemplo de lo que sucedió para que no caigamos en los mismos errores.

Pero ellos creían que era la furia del mar, pero no, no era la furia del mar, era Dios que estaba enojado con un hombre.

Hay gente contra la cual Dios está enojado, las manos de Dios son muy suaves para acariciar pero también cuando se trata de reprender, su mano es muy fuerte.

Cuando usted antepone sus proyectos y hace a un lado los de Dios, no le puede ir bien. No es malo que tengas proyectos, si lo tienes hazlo porque puedes aspirar.

Pero ten en cuenta, que esto de buscar primeramente el reino de Dios y su justicia debe ser una realidad en tu vida.

“Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios; y echaron al mar los enseres que había en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jonás había bajado al interior de la nave, y se había echado a dormir”.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

El propósito de Dios en mi vida.

Una iglesia dormida es una iglesia indiferente, porque usted se da cuenta que cuando la persona queda dormida entra en ese letardio y no siente sensibilidad.

Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo” Efesios 5:14.

Qué triste es cuando las piedras tienen que hablar porque la norma general que Dios ha trazado para el evangelismo es que usted y yo hablemos porque tenemos autoridad.

Estamos desarrollando el tema: “El propósito de Dios en mi vida”

No se quede callado, entregue la palabra, no se quede con el mensaje.

Vea también: El propósito de Dios para cada uno de nosotros

Hay gente que en las empresas se cuidan de que nadie sepa que son cristianos, en la universidad menos, en el vecindario otro tanto.

No se enciende una luz y se pone de bajo sino en un lugar alto.

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”  Mateo 5:16.

El capitán sacó a Jonás de allá, lo llevó a la cubierta y lo puso en evidencia de todos.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El propósito de Dios en mi vida.

Entonces le dijeron ellos: Decláranos ahora por qué nos ha venido este mal. ¿Qué oficio tienes, y de dónde vienes? ¿Cuál es tu tierra, y de qué pueblo eres?”

El asunto no era por esos pobres marineros, era por causa de un hombre.

Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches”.

De Dios no se burla nadie, Jonás estaba en el vientre del gran pez y le dio su tour, estuvo allá su buen tiempo.

También puedes leer: Dios te escogió con un propósito

Y solo cuando sintió que ya se le iba a vida dijo: Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; Desde el seno del Seol clamé, y mi voz oíste”.

Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra”.

Dios le dio una oportunidad a Jonás.

Esto no es un paseo, Dios nos ha llamado a cosas serias, allí hay un Jonás reducido que le dice a Dios, perdóname.

Si no has cumplido la gran comisión a cabalidad dile al Señor, ayúdame.

Por: Vicente Arango

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.