La fidelidad al Señor

0
1446
La fidelidad al Señor

La fidelidad al Señor

“Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; el que ande en el camino de la perfección, éste me servirá” Salmos 101:6. La fidelidad al Señor debe estar siempre presente entre los creyentes.

Los fieles de la tierra son a los que Dios mira, que lindo leer esto, porque no importa cuánto midas, cuanto peses, cuantos estudios hayas recibido, cuantos diplomas tengas o carros, casas cuentas en el banco.

Para Dios son los fieles a los que quiere cerca.

Fiel es quien es puntual, que no tiene faltas, que es cumplido con sus deberes.

La fidelidad a Dios, es una oración corta y muy común entre nosotros, pero es tan profunda; el termino fiel es necesario tenerlo claro y ponerlo en práctica.

Si a alguien hay que serle fiel es a Dios, aquel pacto de fidelidad que hicimos un día es hasta la muerte, no se puede quebrantar, porque la única manera de ser salvos es siendo fieles hasta existen.

El Señor vendrá por una iglesia santa, que haya sido fiel a él; habitar al abrigo del altísimo es vivir siempre con él, no es de paso ni momentáneo, es por siempre.

Los fieles permanecen donde Dios los puso, quien es fiel agradece ese llamamiento que Dios un día le hizo.

También te puede interesar: Atender el llamado de Dios

La fidelidad al Señor involucra muchas cosas:

  • Nuestra vida moral: El cristiano debe mantener y forjarse un carácter firme.

Debemos tener certeza en la doctrina, para que nada nos aparte de Dios.

El enemigo trabaja con astucia y constancia en hacer que muchas iglesias se llenen.

Pero de gente religiosa, nosotros somos diferentes y debemos siempre tenerlo claro, esta iglesia es un pueblo escogido para ser fiel.

No podemos parecernos a los demás, hemos sido llamados por el único y sabio Dios.

Existen hombres y mujeres llenos de conocimientos y teologías, pero su vida espiritual y moral es desastrosa.

Hoy hay escuelas teológicas están por toda parte y muchos quieren un diploma para exhibirlo.

La invitación es a examinarnos hoy y preguntarnos:

  • ¿Qué pasaría si Jesús vinera en este preciso momento?
  • ¿Se salvaría nuestra alma?
  • ¿Estamos siendo fieles?
  • ¿Hacemos parte de esa iglesia fiel por la que nuestro Señor vendrá?

Para Dios no valen diplomas o fadas largas, él premia la fidelidad.

En la actualidad parece que la psicología y teología van de la mano, si por un momento nos detenemos a examinar el ambiente del hoy, notaremos que hay un ambiente espiritualista, hay religiones por todos lados.

Todos se hacen llamar hijos de Dios, pero muchos no son fieles, se van a buscar iglesia donde puedan hacer lo que mas les guste, sin seguir los mandamientos de la palabra de Dios.

La fidelidad al Señor es la llave para nuestra salvación y muchos parece que ignoraran esto.

No es el ir a una iglesia, llegar temprano y ofrendar, esas son acciones que debemos tener los creyentes, pero sin nunca dejar de ser fieles a Dios.

Ninguna teología garantiza salvación, la psicología ayuda al ser humano a enfrentar esta vida, pero no el reino de Dios.

La teología natural, a diferencia de tantas que hay, es la ciencia que trata de Dios, de sus atributos y perfecciones.

Pero insistimos en que ninguna teología salva, y no esta mal estudiar y querer saber mucho más, lo malo es creer que estamos completos así.

El Espíritu Santo nos guía a toda verdad, por esto debemos tener conexión directa con él, por medio de la búsqueda continúa en la oración.

También te puede interesar: Dios tiene sus medidas para todo

En nuestro vestir mostramos fidelidad a Dios, muchos creen que eso es exterior y a Dios no le importa, pero hay que ser íntegros, y en cada actuar y mostrarnos debemos reflejar santidad y fidelidad.

Los hijos de Dios se visten como tal, cuidémonos de parecernos al mundo, porque somos diferentes.

El enemigo sabe que al cambiar nuestras normas morales, nuestro vestir y andar, nos pone al nivel de los demás grupos religiosos y parecemos una iglesia más del montón.

La iglesia de Dios ha mantenido una ética y costumbres que la hace diferente a todas.

También te puede interesar: La ética y sus divisiones

No dañemos nunca esa imagen, si tienes el privilegio de hoy estar aquí, de tener el título de hijo de Dios y ser diferente, mantén siempre esa imagen donde quiera vayas.

“Quiero, pues, que los hombres oren en todo lugar, levantando manos santas, sin ira ni contienda” 1 Timoteo 2:8.

Quien es fiel a Dios mantiene una vida fuera de pleitos y desagrados con los demás, donde quiera va refleja la fidelidad al Señor.

“Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos” 1 Timoteo 2:9.

Es el enemigo quien quiere meter modas y vanidades a nuestra iglesia, pero somos fieles y guardaremos la palabra de Dios.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Seremos fieles en todo aspecto, aun en nuestro vestir, tanto mujeres y hombres debemos tener identidad de Cristo.

Que donde quiera estemos todos sepan que hay algo diferente en nuestro ser, y esa es la presencia de Dios, y nuestra fidelidad a él.

“Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis” Mateo 24:44.

Los verdaderos cristianos son y serán fieles cueste lo que cueste, porque nuestro mayor anhelo es ver a Dios cara a cara, los verdaderos cristianos saben que la fidelidad al Señor nos lleva a la salvación y vida eterna.

Se es fiel a Dios en el diezmo, muchos creen que esto es secundario o poco importante, pero así como el orar, así como reflejar a Dios en nuestro vestir, se es fiel a Dios en este aspecto.

Vea también: Dios nunca deja de ser fiel

Hay quienes dejan que la bendición de Dios se vaya o acorte dejando entrar dudas y dardos del enemigo sobre el ofrendar y dar diezmos, un cristiano fiel sabe que deberes tiene como cristiano.

El enemigo siempre ha estado buscando a quien devorar, buscando por donde meterse en la iglesia.

Pero ante la presencia de Dios nada podrá hacer, no tiene poder sobre nosotros, porque Dios ha puesto sus ojos sobre los fieles.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

“Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así” Mateo 24:46.

Un siervo fiel no discute y no quiere hacer su voluntad, los fieles obedecen los mandatos de su señor y lo hacen con agrado.

Mantengamos la fidelidad al Señor, porque muy pronto vendrá y todo lo que hemos pasado terminará, le veremos en las nubes y moraremos por siempre con él.

También te puede interesar: Tenemos una esperanza viva

Sigue siendo fiel en este angosto camino, y tendrás tu recompensa, pero si quizá te has descuidado y has dejado de ser fiel a Dios.

Estas a tiempo de volver al camino de rectitud, no dejes que nada ni nadie arrebate tu salvación.

Seamos fieles a Dios.

Pastor: Clodomiro Lobo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.