La importancia de vivir en la presencia de Dios

0
509
La importancia de vivir en la presencia de Dios

La importancia de vivir en la presencia de Dios

Muchas personas espiritualmente hablando son conformes con lo que reciben, viven sin avaricia espiritual y cualquier cosa les puede parecer bien. Hablaremos sobre: “La importancia de vivir en la presencia de Dios”.

Hay otro tipo de personas, esas que viven constantemente deseando más; su corazón y su alma quieren más de parte de Dios.

Ellos no se conforman con algo que pueda llegar a una sola parte de su vida, quieren algo que Dios inunde todo.

Son ambiciosos y nunca están satisfechos en Dios y eso está bien, porque a Dios le agradan aquellas personas que están dispuestas a pedir más.

La Biblia nos habla de Ezequiel, Dios lo invita un momento al tabernáculo, pero cuando él se acerca, algo raro sucede y nunca antes había pasado.

Cuando él llega abajo del umbral de la puerta, comienza a salir agua en abundancia y él simplemente se queda observando y espetando lo que sucede.

Pero cuando el agua comienza a llenar el atrio exterior, hay una voz que le dice: ¡No te quedes parado, comienza a caminar hacia la profundidad!

Muchas veces podemos vivir como espectadores, hay muchas personas que miran de lejos la gloria de Dios.

Personas que pueden ver lo que Dios hace en la vida de otros, pero no miran, ni perciben, lo que Dios tiene para ellos.

Vea también: Cómo entrar en la presencia de Dios

Hoy es necesario que todos profundicemos; hay una gran distancia en lo que es la presencia de Dios y lo que es la gloria de Dios, hay una profundidad a la que el cristiano debe llegar.

Cuando el profeta ingresa, ve que el agua del atrio exterior llega hasta sus tobillos.

Esto podemos comprarlo a esa primera experiencia que tenemos con Dios, cuando llegamos a su presencia y sentimos algo diferente.

Empezamos a sentir algo especial, pero esto solamente es una parte de la presencia de Dios.

Algunas personas se sienten contentas cuando reciben algo de parte de Dios, pero otras deciden buscar mucho más, intimando con Dios.

Hay quienes en su vida espiritual, se quedan estancadas en cierto aspecto de la presencia de Dios.

Pero hay otros que día a día se acercan desde temprano a buscar esa sublime presencia y a pedirle más.

¿Cuánto tiempo llevas buscando el Espíritu Santo? ¿Cómo lo buscas?

Sólo cuando hay un evento un servicio en la iglesia o cuando te acuerdas o todos los días le pides al Señor que quieres más de su presencia y quiere ser lleno con ese poder de lo alto.

Existe una gran diferencia entre:

  • Saber qué es el Espíritu Santo
  • Oír el Espíritu Santo
  • Tener el Espíritu Santo

Moisés durante su niñez oyó de Dios, escuchó de lo que Dios hizo, pero él quería una experiencia un poco más íntima.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

La importancia de vivir en la presencia de Dios.

Estando en el desierto, por todo lo sucedido en su vida a sus 40 años; ahí donde tal vez parecía que ya no había esperanza, que era muy tarde, comienza a oír a Dios y Dios le habla y él puede sentirlo.

Comienza a experimentar presencia de Dios y el favor de Dios comienza a llenar su vida, pero a su vez a dejar vacíos.

Moisés entiende que necesita y quiere mucho más de Dios, tanto así, que Dios le pregunta: ¿Qué quieres? y él le dice: Señor ya he oído de ti, pero ahora quiero verte.

Dios le cumplió esto a Moisés; el que le pide algo al Señor, lo recibe.

También puedes leer: La presencia de Dios en mi vida

A Ezequiel Dios lo invita a adentrarse más y el agua ahora le llega hasta sus rodillas; muchas veces cuando oramos dedicamos ese tiempo solo en pedir a Dios.

Pedir no es malo, pero cuando pides todos los días y cuándo sólo en Dios vemos alguien en que podemos pedir y pedir, se pierde el sentido de lo que es la oración.

Hay quienes se atreven a entrar un poco más en la profundidad de la oración.

“porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” Mateo 7:8.

La palabra buscar no indica solo un momento específico, está hablando de una continuidad en nuestra oración, nuestra búsqueda debe ser continua, constante.

Cuando Ezequiel entra mucho más empieza a desaparecer, ya no se ve Ezequiel, ya no se ve él, sino que se ve el río de Dios.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

La importancia de vivir en la presencia de Dios.

Cuando entramos en la presencia de Dios y profundizamos mucho más, dejamos de ser nosotros, dejamos de vernos nosotros, empieza a verse Dios y fluimos solo en su presencia.

¿Cuánto tiempo lleva buscando el Espíritu Santo?

A veces sólo llegamos ante Dios, pedimos y no paramos de pedir cosas materiales o poco significativas, pero lo realmente importante lo dejamos a un lado.

Parece que se nos olvida la importancia de ser llenos del Espíritu Santo.

Estar en la presencia de Dios, nos hace ser diferentes, empezamos a ser como él, a imitarle en nuestros actos y empezamos a cambiar, pero solo cuando entramos en su presencia.

Vea también: El Espíritu Santo es una necesidad del creyente

¿Cuánto tiempo llevas Buscando el Espíritu Santo?  hoy puede ser un día diferente, hoy puedes entrar un poco más y dejar que su espíritu inunde tu vida.

Así como las aguas llenaron el corazón de Ezequiel, el Espíritu Santo de Dios puede llenar tu vida.

La invitación es a entrar en la presencia de Dios y sólo tener sed, a anhelar su espíritu, que es el que nutre nuestra vida.

A tener una búsqueda continua, a no conformamos con un poco de él, sino que queramos mucho más.

Que entremos mucho más para que todos de nosotros se doblegue y sólo su presencia se vea, que sólo su espíritu reine.

Por: Alexis Cuadros

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.