Nadie se casa por amor

0
526
Nadie se casa por amor

Nadie se casa por amor

¿A qué se refiere la Biblia cuando dice: lo que Dios junta no lo separa el hombre?, Hablaremos sobre: “Nadie se casa por amor”.

El hombre no está facultado para transformar un sistema que Dios estableció, aunque trate de manipularlo.

Para que pueda existir una familia se necesita un hombre y una mujer, que la dama tenga las características sexuales propias de ella y que el hombre también.

Que se tenga la seguridad de que al hombre le guste una mujer sin tener trastornos psicosexuales, porque hay hombres que tienen trastornos y son bisexuales.

Hay parejas que abren el camino de separarse porque dentro de esas parejas bisexuales hay la solicitud:

¿Y tú porque no me dejas tener en mi cama a mi amigo? ¿Y tú porque no me dejas tener en mi cama a mi amiga?

Eso se conoce en la Biblia como lascivia, lujurias y está fuera del orden.

También te puede interesar: Hay personas con doble vida

Una familia centrada, está basada en un hombre y una mujer.

Hoy se nos quiere hacer creer que familia la puede hacer un hombre con un hombre, una mujer con una mujer.

Estamos dentro de una sociedad que aprueba a través de leyes y acuerdos la forma de vivir.

Sobre estas cosas, según hay que vivir de manera pacífica, hay que ser tolerantes, cada persona tiene su libre personalidad y puede tener una vida como quiera.

Dentro del enfoque teológico, del marco familiar y de nuestra posición espiritual, tenemos un sitio donde están nuestros ojos puestos y es lo que Dios ha establecido.

La familia arranca por un hombre y una mujer “un espejo como sistema”.

Quien abre la dinámica de esta parte es una tercera persona que se anexa, para que pueda fluir la familia.

Mientras un hombre y una mujer conviven no han pasado a ser familia, son pareja, pueden estar casados 15 y 30 años, pero si no tiene hijos todavía no es familia.

Esa tercera persona que llega es la que comienza a dinamizar y agitar las emociones individuales.

El hijo es quien toma la iniciativa de partir el sentimiento que la mujer en el altar dice: seré para él en salud, enfermedad, pobreza, riqueza, para bien o para mal.

Cuando llega esa tercera persona pone a prueba ese SI.

Las parejas llegan al matrimonio por un fenómeno que sucede en nuestras vidas, se llama enamoramiento.

Vea también: Para qué el matrimonio, para qué se hizo

Nadie se casa por amor, nos casamos por una necesidad reproductiva, y ese fenómeno aparece cuando se dispara una revolución química, es algo orgánico.

Cuando a una mujer ve a un hombre y le gusta, el primer examen es de conciencia “soy una mujer, me gusta un hombre”.

También cuando un hombre ve a una mujer y le gusta, su examen de conciencia es “soy hombre, me gusta una mujer” y eso es lo más natural que puede existir.

Cuando aparece esta persona que puede ser hijo o hija, se parte el sentimiento, porque viene uno socio materno muy fuerte.

Este lazo es tan fuerte, que es capaz de trastornar lo que juró la mujer: en salud, enfermedad, pobreza y riqueza.

Estamos desarrollando el tema: “Nadie se casa por amor”

El espejo es un sistema ¿de qué manera?

La madre tiene el potencial de apoderamiento de esa personita que llega, desde el momento que concibe.

Cuando da a luz comienza a darle protección, la madre se constituye en el primer espejo de ejemplo de esa criatura.

Este espejo que es la madre, potencializa aspectos como: emocionales, visual y cultural, en este último caso, es la madre quien enseña a su hijo el color de su vestimenta.

También te puede interesar: Quieres que te tomen en serio

Si es niño, lo viste con azul, el niño no sabe que lo están vistiendo de colores, la portadora de esos valores culturales es la mamá, es ella la conduce de ese potencial.

Entonces la mamá tiene que tomar conciencia de construir una variante sexual, porque no existe tercer sexo, existen son influencias de variables sexuales.

Esos fenómenos aparecen de la influencia cultural de la madre y el entorno donde esté el sujeto.

A pesar de los cambios que puedan surgir en el matrimonio a causa de una tercera persona llamada hijo o hija.

Se tiene claro que para que pueda existir la familia, se necesita un hombre y una mujer.

¿Cuándo ingresa el padre a ejercer su sistema de paternidad y parentalidad?

El padre entra al sistema de una manera subalterna.

Él está proveyendo alimentación, protección de vivienda, suministrando responsabilidad de reconocimiento a lo que ha nacido.

El padre que engendró, reconoce que es su deber suministrar todas las necesidades que son de carácter físico, que demanda esa personita que ha llegado.

Vea también: Si eres fiel, Dios te recompensa

Pero la parentalidad tiene una funcionalidad que va más allá de una responsabilidad de valores necesarios o físicos.

Diferencia entre parentalidad y paternidad

La paternidad es el vínculo que surge entre un papá y su hijo.

La parentalidad nos va a dar el valor de lo que es generar, porque como soy padre he engendrado un nuevo ser y produce una sucesión de descendientes en línea.

En otras palabras, la parentalidad se responsabiliza en establecer un linaje.

La etimología de parentalidad es un conjunto de deberes y derechos que los padres tienen sobre sus hijos.

  • El afecto

La madre entrega un afecto de carácter femenino, emocional natural: respira, come, duerme o se trasnocha por su hijo, pero ¿el padre qué?

El padre va a poner un afecto de carácter parental: esto es mío, y yo voy a poner lo que me toca. Ya va a poner la razón, el apoyo.

  • La comunicación

Como padres de familia se establece la comunicación:

  1. Con su relación de pareja: Se manejan valores de intimidad sexual, provisión, economía, etc.
  2. La interacción con sus hijos: Se intenta manejar la comunicación clara y asertiva, con fines de formación y afecto.Los padres deben desarrollar en su hijo una mente futura, saber de dónde viene, quién es y hacia dónde se dirige.

Dios en la iglesia nos proyecta, estar en la iglesia no es solamente cantar, ni irnos para el campamento.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

Nadie se casa por amor.

Y si hay un contexto donde nos proyecta grandes cosas es en la familia porque nos invita a prepararnos.

  • Características de la parentalidad

Ya aquí no es enamoramiento porque el enamoramiento se acaba y aparecen los defectos, los gritos, hay que crecer y madurar como pareja y familia.

  • El corazón limpio

El amor fluye de un corazón limpio, cuando alguien en sus descuidos falta, no siente más sino es dolor, el salmista dijo: vuélveme el gozo de tu salvación.

  • La conciencia

Es fundamental porque lo que nosotros debemos hacer tiene un sentido de pertenencia, no podemos tener una fe fingida, sino sólida, construida sobre la roca que es Jesucristo.

  • Como transfiero mi luz a mi generación

Teniendo una salud, no solo de condición física, yo debo ser un padre, una madre de familia con una salud mental estable, que la emoción de la ira o de rabia no me haga perder el equilibrio.

También vea: Una generación que conoce a su Dios

  • La disciplina

La disciplina no es castigar, es nuestra educación, la puntualidad.

¿Qué es lo que debe saber la generación venidera?

Eclesiastés 12 “acuérdate de tu creador en los días de tu juventud antes que vengan los días malos y lleguen los años y diga no tengo en ellos contentamiento”

¿Por qué nosotros no podemos salirnos de esta orbita donde nos pusieron?

Al hombre de ciencia que su mentalidad es comprobar todo, Dios le ha hecho un desafío, y es: creer, tener una fe no fingida.

La fe fingida no entra en laboratorio, la fe sólida esta delante de nuestros, ojos Dios es real por encima de laboratorio, porque no existe ningún sistema de la nada.

Las familias no existen si no hay un sistema que lo haga notorio, es por ello, que para que pueda existir familia, se necesita un hombre y una mujer.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

Nadie se casa por amor.

Para que tú y yo seamos personas se necesita un papá y una mamá, ese sistema no ha cambiado, permanece hasta el día de hoy.

Dios está trabajando, Él no está luchando para que le crean, si el mundo le negara “los cielos cuentan su Gloria, la tierra le anuncia la obra de sus manos”.

Pero hay una bienaventuranza “bienaventurados lo que no vieron y creyeron”.

No es posible que no tengamos una sociedad con decencia ¿Cuándo se acabará tanta maldad? Cuando el hombre vuelva sus ojos a Cristo.

También puedes leer: La familia es un tesoro valioso

¿En qué sistema estas metido? En una familia no puede haber dos soles, ni dos lunas, ni varias estrellas.

Cuando Dios corrige el adulterio no lo corrige por capricho, es que el primer sol de justicia es éL.

Entonces el que se ha casado ha entrado al sistema que Dios ha constituido, cada padre de familia es ese sol que brilla.

Un hijo tiene que estar dentro de una órbita o dentro de un sistema sano, que respire vida, paz y felicidad, no hay un lugar más lindo que estar en familia.

Por: Alcides Manotas

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.