El que no ama a su hermano es homicida

0
231
El que no ama a su hermano es homicida

El que no ama a su hermano es homicida

La armonía se usa en varios campos, musicalmente se habla de la armonía cuando se enfoca a que todos los instrumentos apunten a un solo lugar. Hablaremos del tema: “El que no ama a su hermano es homicida”.

Alguien dijo que los acordes musicales era la unión de 3 o más notas musicales.

Cuando se habla de armonía, no es una palabra tan desconocida, literalmente armonía significa relación de paz, concordia y entendimiento entre 2 o más personas

Una de las cosas que necesitamos tener claro, es que la armonía deber ser primeramente interna.

Esa armonía que tienes internamente, esa paz, entonces se va a reflejar al otro.

En la iglesia, por la diferencia de personalidades y puntos de vista, se torna muchas veces difícil vivir juntos en armonía.

Vea también: Dios no está buscando apariencias

Recordemos que el Señor no nos manda a que seamos iguales al otro, pero sí nos manda a que vivamos juntos y en armonía.

En la iglesia tenemos diferentes pensamientos, estilos de vida y muchas cosas que nos harán diferente a los demás.

Pero por encima de las diferencias que haya, debemos prestarle atención a lo que dice la escritura.

“Pero los impíos son como el mar en tempestad, que no pueden estarse quieto y sus aguas arrojan cieno y lodo, no hay paz para el impío”.

Eso de que no hay paz, no es un asunto tan simple como algunos puede llegar a pensar.

La falta de armonía es más grave de lo que usted pueda imaginarse, y por eso, hay que mirarlo con mucha seriedad.

“El que no ama no ha conocido a Dios porque Dios es amor”.

El que no ama a su hermano es homicida, aunque no haya tomado un arma nunca en sus manos, y los homicidas no entraran al reino de los cielos.

“Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa’’.

‘’Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo’’.

‘’No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros”.

Traemos una mentalidad que nos toca corregir, y es el pensamiento de trabajar cada uno por lo suyo, y nos toca corregir eso.

También te puede interesar: La verdadera humildad

No podemos seguir pensando de sacar adelante lo mío, y que los demás se compongan como puedan, estamos mal, no debemos ser así, así no hemos aprendido del Señor.

Es por eso, que hoy, lamentablemente tenemos gente dispuesta a servir cuando no tienen algo que hacer, que Dios nos ayude.

Cuando le toca cantar, entonces va preparado para cantar, y ya uno los conoce, porque ahí sí se ponen la corbata y llegan temprano, pero cuando no tienen que hacer nada, no les importa.

Nos hemos convertido no en servidores, sino en agentes que solo estamos por cumplir un compromiso y nada más.

¿Dónde quedó la vocación de servir a Dios? ¿Dónde quedó ese anhelo?

Tristemente hay que decir, que se ha perdido por la falta de comunión de armonía.

Nosotros como iglesia debemos retomar esa idea bíblica, de vivir en armonía, nunca será mejor estar solo, que con una buena compañía.

También te puede interesar: ¿Es mejor solo que mal acompañado?

Alguien dijo: si caminas solo llegarás más rápido, pero si vas acompañado, llegarás más lejos.

Esa persona que no se pelea con nadie, pero por dentro siempre está criticando, cuestionando, siempre está diciendo en su mente “yo no estoy de acuerdo con eso”.

Hay gente que habla así, gente que tiene una mente opositora, por dentro tienen un pleito con ellos mismos, si no hay acuerdo y armonía nunca habrá resultados.

“Mirad cuando bueno y cuando delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía porque allí envía Jehová bendición y vida eterna”.

La palabra juntos significa unidos, y unidos significa estar cerca uno del otro, habitar significa sentarse ahí.

Yo no puedo abrazar a mi hermano y después que lo abracé hablar mal de él.

Si algo pasó con tu hermano, como es tu hermano, llámalo, acércate, habla con él y de pronto te podrá aclarar.

No podemos seguir permitiendo que se vayan dañando los corazones por encima de las diferencias.

No puede estar por encima del amor, porque es allí donde envía Jehová bendición y vida eterna.

Armonía es apoyo al trabajo del otro, porque ese trabajo del otro es mi trabajo y eso que él vive, también es como si yo lo estuviera viviendo.

Síguenos en Facebook Generación Pentecostal

El Señor nos manda a que nos alegrarnos con los que se alegran, a reír con los ríen y a llorar con los que lloran.

Se nos han metido ideas un tanto raras en nuestras cabezas, y algunos dicen que para tener avivamiento hay que hacer 20 días de ayuno.

La Biblia no dice eso, el avivamiento no llegó porque la gente ayunó, llegó por la unanimidad y armonía.

El Salmo dice, que estar en armonía es como el buen óleo.

El óleo es el aceite de la unción, y en este caso se está hablando de máxima unción, como el buen óleo que desciende sobre la barba de Aarón y baja hasta el borde de sus vestiduras.

También te puede interesar: No saques la unción de tu vida

Es como el rocío de Hermón que desciende sobre los montes de Sion, porque allí envía Jehová bendición y vida eterna.

Si quieres que haya avivamiento, bendición, tienes que vivir en armonía, no hay de otra, es lo que dice el Señor.

“Jesús les dijo: un nuevo mandamiento hoy les doy y es que os améis los unos a los otros”.

No es con un amor cualquiera, no es de llevarle una ayuda a alguien por un mes, no es porque digas pobrecito el hermano fulano.

SUSCRÍBETE

Únete a más de 5.000 personas que ya reciben contenidos exclusivos.
Sólo ingresa tu correo electrónico en el campo de abajo y espera el correo de confirmación.

El que no ama a su hermano es homicida.

La Biblia dice: “aunque yo diera todos mis bienes y lo repartiera a los pobres y no tengo amor de nada me sirve”.

Puedes hablar en lengua todos los cultos, puedes hacer lo que sea, pero si no tienes amor de nada te sirve.

Puedes hacer cualquier cantidad de cosas, pero de nada te servirá, porque Dios lo que está pidiendo es que haya amor, y entonces sí habrá avivamiento.

Esto es lo que hace que el enfermo se vaya sano, que Dios se glorifique, que llegue la bendición de Dios.

También te puede interesar: Cómo sé que es la bendición de Dios

No hay canto que traiga la bendición, si cantamos es porque Dios ha sido muy bueno con nosotros:

“Alabamos a Jehová porque él es bueno y para siempre es su misericordia”

No lo alabamos para que pase algo, sino porque él ya ha hecho algo en nuestras vidas.

Si queremos que Dios esté en nuestras vidas, si queremos que esa presencia maravillosa mueva nuestros corazones.

Tenemos que estar en armonía, porque allí envía Jehová bendición y vida eterna.

Por: Onésimo Martínez

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.